China sigue dispuesta a acuerdo comercial parcial con EE.UU.

Este jueves continúan las conversaciones para frenar los alcances de la guerra comercial entre las dos economías. Las charlas se realizarán justo después de que la administración Trump impuso sanciones a firmas tecnológicas chinas.

Hikvision fue una de las ocho firmas sancionadas por el gobierno de Donald Trump por su supuesta colaboración en reprimir a minorías musulmanas en China.Bloomberg

China aún está dispuesta a llegar a un acuerdo comercial parcial con Estados Unidos, dijo un funcionario con conocimiento directo de las conversaciones, lo que indica que Pekín está centrada en limitar el daño a la segunda mayor economía del mundo.

Los negociadores de alto nivel que se dirigen a Washington para las conversaciones que comienzan el jueves no son optimistas sobre un acuerdo amplio que ponga fin a la guerra comercial entre los dos países, dijo el funcionario, quien pidió que no se revelara su identidad ya que las conversaciones son privadas.

Lea también: China y EE.UU. reanudarán negociaciones comerciales esta semana

Pero China aceptaría un acuerdo limitado mientras el presidente Donald Trump no introduzca nuevos aranceles, entre ellos dos rondas de gravámenes más altos que entrarán en vigor este mes y en diciembre, dijo el funcionario. A cambio, Pekín ofrecería concesiones no esenciales como compras de productos agrícolas, sin ceder en los principales puntos conflictivos, añadió la fuente, sin ofrecer más detalles.

El Ministerio de Comercio no respondió de inmediato a preguntas enviadas por fax.

La última ronda de conversaciones comerciales se produce días después de que la Casa Blanca anunciara una lista negra de empresas tecnológicas chinas sobre su presunto papel en la opresión en la región de Xinjiang del extremo occidental, así como sobre la prohibición de visados a funcionarios relacionados con la detención masiva de musulmanes. Al mismo tiempo, un conflicto por la libertad de expresión entre China y la Asociación Nacional de Baloncesto (NBA), provocado por un tuit que respaldaba a los manifestantes de Hong Kong, muestra la creciente brecha entre los países.

“Creo que podría haber un gran avance en las próximas conversaciones comerciales, ya que ambas partes han expresado buenos gestos y señales positivas”, dijo Huo Jianguo, exfuncionario del Ministerio de Comercio chino, quien ahora es vicepresidente de la Sociedad China para Estudios de la Organización Mundial del Comercio. “La reciente lista negra y las sanciones de Estados Unidos son sólo otra táctica habitual para mostrar que tiene múltiples herramientas en las negociaciones comerciales en consonancia con la política de máxima presión de Trump. No nos sorprende y no deberíamos tomarlo demasiado en serio".

Bloomberg News informó el mes pasado que la Administración Trump ha considerado ofrecer un acuerdo limitado que retrasaría o incluso reduciría algunos aranceles estadounidenses por primera vez a cambio de los compromisos chinos sobre propiedad intelectual y compras agrícolas. Hay incertidumbre sobre la fortaleza de la economía estadounidense mientras Trump se enfrenta a elecciones el próximo año.

El Gobierno del presidente Xi Jinping se encuentra bajo presión para frenar una ampliación del conflicto a medida que la guerra comercial se suma a los factores que lastran la economía china. Por otra parte, China se ha resistido a introducir cambios en sus propias políticas industriales y económicas que puedan debilitar en teoría el control del Partido Comunista.

885093

2019-10-09T08:03:34-05:00

article

2019-10-09T08:04:51-05:00

slarotta16_115

none

Bloomberg.

Economía

China sigue dispuesta a acuerdo comercial parcial con EE.UU.

60

3391

3451