Alexander García lleva 18 años en la institución

¿Cómo es liderar desde el aire?

El equipo de Salvamento Aéreo de Rescate (SAR) de la Dirección Antinarcóticos tiene cuatro bases instaladas en Colombia: en Antioquia (dos), Putumayo y Nariño.

Según el Centro de Memoria Histórica de Policía, más de 1.800 uniformados han muerto en los últimos 20 años. Policía Nacional

Rescatar a una persona puede convertirse en una labor heroica. Para Alexander García Moreno, mayor de la Policía y jefe del equipo de Salvamento Aéreo de Rescate, (SAR), al igual que para los 26 uniformados que conforman este grupo, significa vocación, por eso su lema es: “Lo más cercano de crear una vida es salvarla”. García, en charla con El Espectador, detalla los procesos que realiza este equipo y la manera como ha logrado liderarlo. 

¿Quién es Alexander García Moreno?

Soy un policía que lleva cerca de 18 años en la institución. Me formé en la Escuela de Policía General Santander y salí como subteniente en el año 2004. Trabajé en contra del abuso y la explotación sexual de niños, niñas y adolescentes; hice parte de la Unidad Élite en operaciones especiales de la Dirección de Antinarcóticos y actualmente soy líder del grupo de Salvamento Aéreo de Rescate (SAR), de esta misma dirección, siendo comando Jungla. 

¿Quiénes conforman el equipo de Salvamento Aéreo de Rescate (SAR) y por qué liderar un equipo así?

Nosotros somos hijos de la doctrina militar americana. Entonces C-SAR significa Combat, Search and Rescue; es decir, búsqueda y rescate en combate. Son hombres jungla enfermeros, preparados para entrar al rescate de una persona, ya sea policía, niño o adulto, que esté en un área hostil. Son personas formadas de primera mano en las operaciones especiales, luego pasan al área de aviación oficial y aquí se forman como rescatistas en operaciones aerotransportadas. Son hombres que hacen presencia en todo el territorio nacional.

Por mi perfil y experiencia decidí entrar a liderar este grupo, luego de que me ofrecieran la oportunidad.

Administrador de empresas...

Detrás del uniforme hay humanos, hablo de mi caso. Soy un rockero, administrador de empresas y no solo me he formado como comando; soy piloto de helicóptero, y otra cantidad de ejemplos de personas muy formadas, hay desde doctores, abogados, con magíster, entre otros.

¿Cómo es liderar a otros policías?

Liderar policías es liderar líderes. Un policía es un líder formado indiferentemente de su grado. Un uniformado está dado para liderar en todo momento. En este caso, liderar policías significa convencer, hacer entender a otros que la misión o la labor que se está desarrollando es por un bien en común, que logren ver que lo que se hace está bien.

¿Qué significa rescatar en la Policía Nacional?

Desde esta unidad se rescata y se salvan vidas. Entonces llevar a una persona a un hospital luego de ser agredida y ampliarle la expectativa de vida se convierte en lo más bello que se puede hacer y en lo más importante para uno como uniformado.

¿Qué tipo de liderazgo ejerce Alexander?

El liderazgo se aprende en el colegio, por medio del ejemplo de los padres y al vincularse a una institución laboralmente. Y en ese transcurso uno ve varios tipos de liderazgo y empieza a adoptar el que pueda estar más cerca de sus necesidades. En mi caso, ejerzo uno que logra convencer y mover a la gente. Hablo de un liderazgo transformacional, holístico y que está conformado por tres pilares: soy un líder en mi casa, en mi profesión y en mi persona. En esta profesión el liderazgo debe fomentar el trabajo en el equipo. Si no hay más personas creo que no habría liderazgo.

¿Qué tipo de estrategias implementan en cada operación que realizan?

En cada acción realizada desde la Dirección Antinarcóticos se trabaja en pro de la transparencia, la sostenibilidad, la confiabilidad de nuestros procedimientos o rescates y la movilidad de nuestros policías para atender situaciones en todas las partes del país. Trabajamos sobre el entrenamiento, porque somos conscientes de que con esfuerzo se forma a las personas. Actuamos bajo el lema:  “El entrenamiento tiene que ser tan duro para que la guerra sea un descanso”.

¿Qué tan sostenible es este proceso que adelanta desde el SAR?

Nuestro grupo tiende a nunca desaparecer. Y así no haya narcotráfico o grupos al margen de la ley, como seres humanos a nivel mundial estamos expuestos a catástrofes naturales, ya sean derrumbes, terremotos o inundaciones, y nosotros no tenemos control sobre eso, puede ocurrir en cualquier momento. Nosotros no solo aplicamos nuestra experiencia en el combate, también estamos para reforzar el apoyo humanitario. Y la tierra en cualquier momento se manifiesta.

Transmitimos nuestros conocimientos…

Como institución realizamos charlas de primero auxilios, ya que es un tema de conocimiento de la humanidad. Es necesario tener claro que no siempre va a haber presencia de un policía o un enfermero cerca en caso de una emergencia. Esa es la forma como podemos compartir nuestros conocimientos y como generamos valor en la sociedad. 

¿Cómo se ve Colombia en términos de conflicto bajo la percepción de la Policía?

Para terminar con el conflicto aún falta camino, en el que ya se está trabajando. Pero para que haya una mejor sociedad es necesario que la misma sociedad apoye el proceso, sea consciente de los hechos que ya sucedieron y que aún se están presentando, además que denuncien cualquier tipo de acciones ilegales. 

¿Cómo volver a creer en un policía luego de tantos casos de corrupción que se han presentado?

Al igual que todas las instituciones tenemos un porcentaje de personas que no están alineadas y que no tienen vocación con lo que hacen. Hemos tenido muchos casos vinculados con corrupción, pero también tenemos más 180.000 policías en las calles trabajando desde los diferentes puntos del país por la comunidad. Y ya estamos combatiendo a esos policías que están haciendo mal su trabajo.

¿Cómo se lleva a cabo un rescate?

Cuando la comunidad reporta una emergencia, hablando de áreas de difícil acceso, llegamos con nuestros helicópteros, hacemos una formación entre pilotos y rescatistas. Se analiza el perímetro y se actúa con rapidez. Tenemos cuatro bases instaladas: en Necoclí y en Caucasia (Antioquia), en Villa Garzón (Putumayo) y en Tumaco (Nariño).

¿Cuál ha sido el rescate que más lo ha marcado?

El mío. Yo fui rescatado por la Fuerza Aérea. Cuando eres tú el rescatado las cosas cambian. Fui herido en combate y después de ocho horas pudieron entrar unas máquinas a sacarme; todo ocurrió en medio de la lluvia y en un lugar donde no entra nada. Pero cuando yo observo un helicóptero y veo que de él desciende un hombre, yo realmente veo esperanza. Y hoy comprendo que tenemos unos grupos de rescate bastante fuerte.

Me trasladan en un avión ambulancia, hasta un centro médico cerca, me realizan varias cirugías, estuve varios días en cuidados intensivos. Y aquí estoy, tratando de salvar más vidas.

*Si quiere conocer más sobre emprendimiento y liderazgo sostenible, lo invitamos a seguir nuestra página en Facebook:

 

 

últimas noticias

Industria se recuperó en el tercer trimestre