Conozca los sectores que tienen prioridad en inversión para infraestructura

Transporte, energía, agua y saneamiento básico, salud, educación, agroindustria y edificaciones públicas son algunos de los frentes que han recibido más recursos.

Maqueta de colegio en Cali.Cortesía - Findeter

El director del Departamento Nacional de Planeación (DNP), Luis Fernando Mejía, detalló las necesidades que en materia de infraestructura requiere el país en los próximos años y que suman alrededor de $342 billones.

Lea también: Salud e infraestructura son los sectores con más Asociaciones Público Privadas

Algunas de estas obras ya quedaron contratadas, sin embargo, otras quedaron planteadas para que las asuma el próximo gobierno como prioritarias, de acuerdo con la presentación del funcionario en el marco del  foro Recorrido de las APP en Colombia – 2018.

En los proyectos de energía, por ejemplo, la inversión requerida es de $6,1 billones e incluye alrededor de 300 proyectos propuestos por la Unidad de Planeación Minero Energética (UPME) del Ministerio de Minas. La meta es alcanzar a cobertura total del servicio que hoy llega al 99,7 % en el área urbana y al 85,7 % en la rural.

En transporte, por su parte, se requieren alrededor de $217 billones, que permitirán la intervención de la red vial a lo largo de 19.500 kilómetros ($182 billones), la construcción de 31 aeropuertos ($16 billones), y la rehabilitación de 1.800 kilómetros de la red férrea ($10 billones). Adicionalmente, la intervención de la red fluvial (cuencas Amazónica, Orinoco, Atrato, Magdalena y Pacífico) demanda $8,8 billones.               

Con respecto a la salud, las inversiones se estiman en $47,4 billones, lo que permitirá acercarse al promedio mundial de 3,3 camas por cada 1.000 habitantes. Los recursos se distribuirán entre la adecuación de 81.548 camas ($30 billones) y el mantenimiento, adecuación y ampliación de la red existente ($17,4 billones).

En infraestructura educativa este gobierno dejará contratadas 26.000 aulas de las 51.134 necesarias para lograr cubrir el 100 % del déficit, lo que requerirá una inversión adicional de $3,8 billones.

Para acueducto, saneamiento básico y aseo también se busca cobertura universal, lo que demanda la financiación de proyectos por $46,7 billones hasta el 2030. Lo propio se planteó para alcantarillado y tratamiento de aguas residuales, con inversiones estimadas en $14,2 billones.

Para alcanzar esta meta se incluye la construcción de Plantas de Tratamiento de Agua Potable (PTAP), la reducción de pérdidas del sector (hoy se calcula en 43 %), así como la disminución de las brechas del servicio entre zonas urbanas y rurales.

En aseo y manejo de residuos sólidos son indispensables $3,3 billones para alcanzar la cobertura total en la disposición adecuada de basuras, especialmente en las zonas rurales, donde el servicio apenas cubre el 21,9 %, y el aprovechamiento de los residuos sólidos, que alcanza tan sólo el 17 %.

En justicia el objetivo es superar completamente el hacinamiento carcelario de 52,9 %. Este problema requiere obras por cerca de $4,6 billones que se proyectaron en Uramita (Antioquia), Barrancabermeja (Santander) y Puerto Asís (Putumayo).

Frente a las edificaciones públicas, el Gobierno calculó inversiones por $1,4 billones, que incluyen el proyecto del primer edificio del CAN, la Ciudadela Judicial en Bogotá, la Fiscalía en Paloquemao y la nueva sede de la Fiscalía en Cali.

Lea también: América Latina, con una brecha anual en infraestructura de US$180.000 millones, según Banco Mundial

Finalmente están las inversiones orientadas a proyectos de adecuación de tierras por unos $15,3 billones, que incluyen la culminación de 135 iniciativas de pequeña escala y la finalización de proyectos prioritarios, entre otros.

 

últimas noticias