Contradicciones sobre curso de la inflación de Argentina

El plan de austeridad puesto en marcha por Argentina para reducir la inflación convence más a ahorristas y operadores de mercado que a los analistas de bancos y consultoras.

Banco Central de Argentina en Buenos Aires.Bloomberg

Mientras que en diciembre los economistas encuestados por el Banco Central de Argentina subieron sus proyecciones de inflación para 2019, los traders optaron por posiciones que apuestan por una baja en el índice que mide el costo de la vida en el país, especialmente para el primer trimestre del año.

Lea también: Economía argentina entró en recesión

Al mismo tiempo, ahorristas han empezado a retirar el dinero colocado a plazos fijos que se ajustan por UVA, un mecanismo de indexación que en Argentina acompaña la evolución del índice oficial de precios al consumidor, e incrementaron colocaciones en cuentas tradicionales.

El saldo de ahorros en UVA cayó 18% en un mes, hasta ARS 20,075 millones, según datos del banco central hasta el 7 de enero, y mostraron el mayor descenso desde septiembre de 2017. En el mismo período, los plazos fijos tradicionales, que devengan una tasa fija (independientemente del nivel de precios), subieron 5,5 %, hasta más de ARS 1billón.

"Los inversores se ven más tentados por las altas tasas fijas, muy altas en términos reales, que por la cobertura inflacionaria", explica Soledad Tortarolo, gerente de investigación de renta fija en Allaria Ledesma & Cía.

Traders de bonos están reacomodando posiciones ante un eventual descenso en las tasas de interés. El diferencial de rendimientos entre los bonos en pesos Boncer 2021 y los Argtes 2021 cayó esta semana, descontando ahora una inflación anual de 20% vs 25% en octubre, dice Tortarolo.

La percepción contrasta con las proyecciones de economistas de consultoras y bancos en el último relevamiento (REM) publicado por el banco central el 27 de diciembre, en el cual prevén una inflación promedio de 28,7 % para fines de 2019 vs. 27,5 % previsto en noviembre.

Efecto inmediato

La discrepancia entre mercado y economistas es mayor cuando se mira el corto plazo. Las letras indexadas que recientemente emitió el Ministerio de Economía (con vencimiento el 22 de febrero) tienen incorporada una inflación esperada menor a 1,5 % mensual, dijo Ailin do Pazo Glave, portfolio manager de Criteria. En la encuesta REM, los economistas estiman una inflación intermensual de 2,6 % para enero y de 2,4 % en febrero.

Lea también: FMI aprueba desembolso de US$7.600 millones para Argentina

"Es importante que caigan las expectativas de inflación porque de esta manera se reconstruye la demanda de dinero en pesos, se equilibra el mercado financiero y vemos un impacto positivo en el mercado cambiario", completa Do Pazo Glave.