Contraloría encuentra manejos irregulares en el Fonade por más de $20.000 millones

El ente de control realizó una auditoría en la que detectó 13 hallazgos fiscales y 18 disciplinarios.

iStock

De acuerdo con una auditoría realizada por la Contraloría General de la República, hay varias irregularidades en la gestión de proyectos que realiza el Fonade: obras inconclusas, pendientes de entregar a las entidades territoriales o con tiempos de ejecución superiores a los estimados, además de anticipos entregados sin ejecución por parte de los contratistas son algunos de los principales descubrimientos de la Contraloría. (Lea "Investigan interventores de obra de sedes de la Esap en Santa Marta y Neiva")

En total, la entidad de control detectó 13 hallazgos fiscales, por más de $20.000 millones, así como 18 actuaciones disciplinarias a las cuales le dio traslado a la Procuraduría General de la Nación. 

Por ejemplo, uno de los hallazgos de la Contraloría tiene que ver con la sede de la Escuela Superior de Administración Pública (ESAP) en Neiva, una obra que arrancó en mayo de 2015, pero cuya ejecución se detuvo en diciembre de ese mismo año. Sólo en este caso, la entidad de control identificó un hallazgo fiscal de casi $3.000 millones.

Otro de los descubrimientos del ente de control tiene que ver con la construcción de la Institución Educativa San Antonio, en Buenaventura. La obra arrancó el 4 de junio de 2015, no ha sido terminada y se encuentra en total estado de abandono, con algunos recintos inundados. En este caso, el detrimento patrimonial calculado supera los $12.000 millones.

Otra de las obras inconclusas de Buenaventura es un parque y zona de recreación en el barrio Cristóbal Colón, cuya construcción arrancó en octubre de 2014, pero fue suspendida desde junio de 2016. El detrimento patrimonial del proyecto supera los $235 millones en este proyecto.

Uno de los puntos que alertó a la Contraloría fue que, durante la auditoría regular hecha en 2016, los anticipos que el Fonade le entrega a sus contratistas no están registrados en los estados financieros.

De acuerdo con la Contraloría, “se determinó que FONADE no logró los objetivos de la gerencia de proyectos, dado que si bien se han invertido cuantiosos recursos por parte del Estado para satisfacer necesidades básicas de la población beneficiaria, la gestión de los proyectos que le son encomendados en desarrollo de su misión como gerente y gestor de los mismos, no alcanza el cumplimiento de los fines estatales”.

La entidad remata asegurando que “resulta evidente que FONADE no ha participado de una verdadera política orientada a mejorar la eficiencia de la inversión de recursos por parte de los entes territoriales, a lo que estaría llamado como “Agente de Proyectos de Desarrollo” del Estado. (Lea "La gerencia del Fonade y los ‘ñoños’")