Control a escuelas de conducción es ahora en tiempo real

Desde el lunes pasado se han registrado biométricamente 2.800 alumnos en el sistema Sicov. Se busca frenar la expedición irregular de certificados de cursos de conducción.

Desde el lunes pasado las escuelas de conducción deben registrar a sus estudiantes en el Sicov. Cortesía.

Desde el pasado lunes 18 de diciembre la Superintendencia de Puertos y Transporte le ordenó a los más de 742 Centros de Enseñanza Automovilística (CEA) tener implementado el Sistema de Control y Vigilancia en Línea (Sicov). De esta manera se busca frenar la expedición irregular de certificados de cursos de conducción.

A partir de ahora las escuelas de conducción deben abrir en el Sicov un expediente virtual de cada estudiante, registrar datos personales y digitalizar el documento de identidad, foto y huellas, valiéndose de dispositivos tecnológicos de reconocimiento biométrico conectados directamente al Registro Único Nacional de Tránsito (Runt) y a la Registraduría General de la Nación.

La superintendencia explicó que durante los dos primeros días de implementación de las normas se han registrado promedio de 2.800 alumnos, que ahora adelantarán su proceso de capacitación bajo un estricto control.

El Sicov también hará monitoreo y trazabilidad del desarrollo de los cursos, exigiendo un registro en línea junto con la validación biométrica (huellas) de la identidad de cada instructor y estudiante, antes y después de cada clase teórica o práctica. Se realizará por medio de dispositivos instalados en cada aula y vehículo de enseñanza de la escuela, permitiendo control que en tiempo real.

“Nos vimos obligados a implementar este sistema en los CEA’s, porque en las visitas de inspección encontramos que algunas escuelas y estudiantes se confabulan para no cumplir con las horas de clase exigidas. Por ejemplo, en una visita realizada en julio de este año, hallamos planillas de clases para los próximos meses firmadas por estudiantes recién inscritos en el curso.  También encontramos Centros que no tenían cómo justificar los certificados que habían expedido en el periodo de tiempo auditado, ya que no tienen la capacidad operativa para atender dichos cursos”, denunció el superintendente Javier Jaramillo.

De las 1.000 visitas de inspección que la entidad ha realizado a Centros de Enseñanza Automovilística en los últimos tres años, a 439 se le ha abierto investigación. De este número ha sancionado a 175, con cancelaciones de la habilitación, multas por $450 millones y suspensiones entre 6 y 24 meses.