Daimler planea nueva estructura y separará Mercedes de camiones

La empresa planea realizar la mayor reestructuración corporativa en una década, otorgando a sus operaciones automotrices y de camiones más independencia.

Bloomberg

Según el plan, el gigante automotriz alemán dividirá la estructura de su conglomerado al transformarse en una compañía holding con tres divisiones: Mercedes-Benz Cars & Vans, Daimler Trucks & Buses y la unidad de servicios financieros, que ya es legalmente independiente, informó el lunes la empresa con sede en Stuttgart, Alemania, en un comunicado.

Si bien la medida está destinada a dar "mayor responsabilidad empresarial" a las unidades, inicialmente generará costos adicionales, como estructuras administrativas duplicadas. Daimler destinó un presupuesto de más de 100 millones de euros (US$118 millones) para "los primeros pasos". La compañía dijo que no planea desinvertir ninguna división para mantener sinergias, como las unidades de camiones y autos que comparten los costos para desarrollar funciones de autoconducción. (Lea "Estos son los retos para el futuro de los carros autónomos")

La reestructuración, que fue propuesta inicialmente en julio, sería la mayor revisión corporativa de Daimler desde que puso fin a sus ambiciones de convertirse en un gigante automotriz mundial con la venta de Chrysler hace una década. Si bien la medida inicialmente aumentará los costos, podría allanar el camino para escisiones o acuerdos más profundos una vez que se implemente después de 2019, el mismo año en que Dieter Zetsche debería renunciar como máximo ejecutivo.

"El plan de escisiones parece estar en su lugar", dijo Christian Ludwig, un analista en Bankhaus Lampe. "Es un poco desagradable para los accionistas escuchar sobre los costos sin mucha explicación concreta por ahora".

Las acciones subieron tras la noticia en Fráncfort. Este año, la acción ha perdido un 3,6 por ciento a medida que las valoraciones de los fabricantes de automóviles a nivel mundial se ven afectadas por un cambio masivo a los modelos con batería y la llegada de servicios como el transporte privado de pasajeros, lo que perjudica la propiedad tradicional de los automóviles.

Como parte de los planes de reestructuración, Daimler extendió un pacto laboral que descarta los despidos forzosos hasta 2030 y asignará 35.000 millones de euros en inversiones en automóviles eléctricos y otras nuevas tecnologías en los próximos siete años, informó el consejo de trabajadores del grupo en un comunicado enviado por correo electrónico. El fabricante alemán también aportará 3.000 millones de euros a sus planes de pensiones.

La reorganización podría ayudar a extraer valor del creciente negocio de autos Mercedes, mientras las operaciones de camiones luchan con mercados volátiles. La medida requiere la aprobación de los consejos de administración y supervisión, así como consultas con los representantes de los empleados, que tienen una gran influencia sobre la estrategia de la compañía. Los accionistas podrían votar sobre los cambios en 2019, según la compañía.

La renovación estructural de Daimler podría ser la última obra del máximo ejecutivo Zetsche, cuyo contrato actual expira a fines de 2019. Desde que asumió el mando en 2006, ha llevado a Mercedes a la cima del segmento de automóviles de lujo y ha vendido activos como Chrysler y su participación en el fabricante de aviones Airbus.