Declaran calamidad pública preventiva a raíz de crisis en Hidroituango

EPM no descarta un nuevo taponamiento y destaponamiento de alguno de los túneles del proyecto hidroeléctrico Ituango. Por eso, siete municipios siguen en alerta.

Este es uno de lo barrios destruidos por el caudal del río Cauca en Puerto Valdivia, el sábado 12 de mayo, cuando uno de los túneles de desviación del Cauca se destapó.AFP

La Gobernación de Antioquia declaró la calamidad pública preventiva a raíz de la emergencia desatada por la crisis en el proyecto hidroeléctrico Ituango. El aumento del caudal del río Cauca, sobre el cual se desarrolla la construcción de la obra, el fin de semana pasado dejó 600 personas evacuadas, más de 20 casas destruidas, 30 inhabilitadas, entre otros daños, en el corregimiento de Puerto Valdivia (vea en video: Emergencia de Hidroituango tiene en alerta a 7 municipios).

Desde la mañana del lunes 14 de mayo, el gobernador de Antioquia, Luis Pérez, anunció una reunión con el Consejo Departamental de Gestión del Riesgo con el fin de declarar la calamidad pública, que, según la ley, exige al departamento ejecutar acciones de respuesta a la emergencia, rehabilitación y reconstrucción (lea: Comunidades vecinas de Hidroituango deben mantenerse alerta, afirma EPM).

Empresas Públicas de Medellín (EPM) reportó el lunes estabilidad en el caudal del río. Sin embargo, advirtió que “el taponamiento y destaponamiento, de manera natural, de alguno de los túneles del proyecto hidroeléctrico Ituango, eventualmente podría volver a ocurrir”. Por eso, se encuentran en alerta los municipios de Ituango, Briceño, Valdivia, Cáceres, Tarazá, Caucasia y Nechí.

Por su parte, Carlos Iván Márquez, director Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres, resaltó el hecho de que hasta el momento no se han reportado personas heridas, fallecidas ni desaparecidas. Agregó que avanzan las labores de evaluación, limpieza y recuperación. El ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, estuvo en la zona para sobrevolarla y reunirse con la gerencia de EPM y el gobernador Pérez.

La crisis en Hidroituango se desató el 28 de abril a causa de una "condición geológica imprevisible", que ocasionó un derrumbe y posterior taponamiento del túnel de desviación. Para evitar que el agua sobrepasara la presa, EPM decidió evacuarla por la casa de máquinas. Luego, el sábado 12 de mayo, ocurrió un destaponamiento en el túnel, que aumentó súbitamente el nivel del río Cauca y generó la emergencia aguas abajo, en Puerto Valdivia.

La central, la mayor en la historia del país, generará un total de 2.500 MW, lo que equivale al 17 % de la demanda energética del país. Su entrada en operación estaba prevista para 2018, meta que, a causa de la emergencia, no se podrá cumplir.