Discusión de salario mínimo: 9 millones de colombianos reciben ese ingreso o menos

La cifra, entregada por el DANE en el marco de la negociación para 2019, es diciente de alta informalidad laboral en el país. La próxima semana se conocerán las propuestas de incremento de gremios y sindicatos.

Getty Images.

Avanza la negociación del salario mínimo que regirá en Colombia durante 2019. En la mañana de este jueves gobierno, gremios y el sector sindical se reunieron para escuchar los datos de inflación, productividad y desempleo, entre otros, que son útiles para definir el incremento salarial. 

Durante la discusión, es necesario que se conozca el panorama económico del país para proponer, con datos, un incremento justo que no termine afectando a uno u otro sector de la economía. Eso es lo que se ha venido adelantando en las últimas sesiones de la mesa de negociación.

Le puede interesar: Anif propone un salario mínimo de $809.400 mensuales para 2019

El director del DANE, Juan Daniel Oviedo, indicó que la inflación registrada entre noviembre de 2017 y el mismo mes de este año se consolidó en 3,27 %, mientras que el desempleo permanece en un 9 %.

Estas variables deberán ser tenidas en cuenta, junto con la productividad, que fue del 0,5 %, el panorama macroeconómico del país aportado por el Ministerio de Hacienda y el Banco de la República y el impacto que puede representar la denominada Ley de Financiamiento.

Uno de los datos calificados por la ministra de Trabajo, Alicia Arango, como más preocupante fue el del acceso al salario mínimo por parte de la población ocupada en el país. Según el directivo del Dane, de los cerca de 22 millones de ocupados que tiene Colombia, nueve millones recibe este ingreso, o menos. Esto es el 44 % de dicha población. 

Haciendo un acercamiento a esta realidad que tiene Colombia, el 37 % alcanza a llegar al 80 % del salario mínimo o menos, lo cual, para Arango representa un claro reflejo de la informalidad que tiene Colombia. 

Un estudio apoyado por el Gobierno de Canadá y publicado por la ONG CUSO Internacional en la mañana de este jueves, deja ver también un panorama desalentador en esta materia. En su informe cerca del 19% asalariados, es decir aquellos que tienen un contrato con un empleador, no alcanzan a ganar el salario mínimo. Esta estimación se acerca mucho a la del DANE haciendo la claridad de que este departamento añade a su cifra los trabajadores por cuenta propia.

Esto deja ver que existe un panorama donde hay empleadores que están evadiendo el pago del salario mínimo a sus colaboradores, por lo cual CUSO pide a los integrantes de la mesa tener en cuenta esta realidad en medio de la concertación del incremento. 

"Aproximadamente 63% de las mujeres asalariadas que no tenían educación ganaba menos de un salario mínimo y, en cambio, este porcentaje entre los hombres asalariados sin educación fue de 34%", mencionó en su informe CUSO al mostrar un ejemplo de cómo la brecha salarial de género en Colombia es significativa.

Por su parte el fiscal de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Fabio Arias, solicitó que para la definición del salario mínimo sea tenida en cuenta la cifra de productividad laboral, que fue del 1,69 % y no la de productividad total, que es del 0,5 %. Lo anterior, porque esta cifra empuja a favor de los trabajadores el incremento salarial. 

“Si estamos hablando de salarios es la productividad laboral la que se debe tener en cuenta”, mencionó Arias al agregar que en los últimos 16 años entre el factor de la productividad total y la laboral ha habido una diferencia del 17 %, por lo que como organización piden al gobierno que se les pague ese rezago permitiendo que haya un incremento del 12 % en el salario mínimo.

Con estas cifras, se espera que cada una de las partes que integran la mesa comiencen a realizar sus cálculos para presentar un propuesta formal sobre la mesa en los próximos días y acordar el incremento al salario mínimo.

Se espera que el martes 11 de diciembre comiencen a sonar, de manera oficial, las primeras ofertas sobre la mesa. Según lo dicho por la ministra Arango, primero se escucharán las intenciones de los gremios y el sector sindical, para que, posteriormente, la cartera de trabajo presente su estimación del incremento.

De igual forma se tiene hasta el 15 de diciembre para que se llegue a un primer acuerdo y hasta el 30 del mismo mes para lograr a una cifra definitiva. De no ser así, será el Ministreiro de Trabajo, vía decreto, el que defina el salario mínimo para 2019.