El desempleo sube por tercer año en A. Latina y afecta a 26,4 millones personas

El desempleo creció por tercer año consecutivo en Latinoamérica y el Caribe durante este 2017 hasta alcanzar los 26,4 millones de personas, pero la tendencia cambiará en 2018, según el informe anual de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) presentado hoy en Lima.

El documento destacó que a finales de este año 2017 se ha comenzado a notar una mejoría "leve y frágil" en la tasa de ocupación en el mercado laboral.Archivo

El estudio "Panorama Laboral de América Latina y el Caribe" de la OIT advirtió que la tasa de desempleo se situó en el 8,4 % en 2017, 0,5 puntos más que en 2016, cuando el índice era del 7,9 %, lo que supuso un incremento de dos millones de latinoamericanos desempleados, pero el próximo año puede bajar hasta el 8,1 %.

Ese incremento de desempleados está causado mayormente por la situación de Brasil, que concentra al 40 % de la fuerza de trabajo de Latinoamérica y donde la tasa de desempleo subió al 13,1 % al tercer trimestre de 2017.

El desempleo aumentó en nueve de los diecinueve países con datos al tercer trimestre, lo que infiere una evolución positiva comparada con 2016, cuando el incremento se registró en trece países.

En el Cono Sur, el desempleo era del 11,9 % al culminar el tercer trimestre de 2017, cuando en las mismas fechas del año pasado era del 10,2 %.

En los países andinos (Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú), hubo una moderada reducción de 6,9 % a 6,8 %; en Centroamérica y México bajó de 4,5 % a 4 % por ciento, y en el Caribe la reducción fue de 7,8 % a 7,4 %.

El leve repunte en el crecimiento económico de la región tras una etapa de desaceleración y contracción no fue suficiente para modificar la tendencia de destrucción de empleos de un mercado laboral que "actúa con rezago cuando hay recuperación", según el director de la OIT para Latinoamérica, José Manuel Salazar-Xirinachs.

La OIT auguró que para el año 2018 se revertirá la tendencia y el desempleo en Latinoamérica bajará por primera vez en tres años, pues está proyectado que la economía de la región crezca un promedio del 2 %, y "se espera que el repunte económico sea más visible en los mercados laborales".

El documento destacó que a finales de este año 2017 se ha comenzado a notar una mejoría "leve y frágil" en la tasa de ocupación en el mercado laboral, lo que permite augurar una evolución positiva para el próximo año.

Salazar-Xirinachs explicó que "el mercado de trabajo en la región parece estar en un momento de cambio de ciclo después de un período de deterioro generalizado de los indicadores laborales y sociales, pero la mejoría dependerá de que se cumplan los pronósticos de mayor crecimiento económico".

Respecto a la participación de la mujer, la OIT valoró que las mujeres abarquen más de la mitad de la fuerza laboral de Latinoamérica, con una participación del 50,2 %, lo que contempla a más de 115 millones de mujeres.

Sin embargo, advirtió que la brecha de género es persistente y las tasas de participación y ocupación de las mujeres aún son inferiores a las de los hombres en más de veinte puntos porcentuales.

Asimismo, la tasa de desempleo de las mujeres se situó en 2017 en 10,4 % al tercer trimestre, y sigue siendo 1,4 veces mayor a la de los hombres.

La tasa de desempleo juvenil se ubicó en el 18,9 %, correspondiente a unos diez millones de personas, lo que significa que uno de cada cinco jóvenes latinoamericanos no consigue trabajo.

La OIT también destacó que los salarios reales aumentaron en siete de los nueve países con los que cuentan con datos a finales del tercer trimestre.

El aumento fue más notorio en el caso de los salarios mínimos reales, con un incremento promedio de 4,3 % al tercer trimestre de 2017, por encima del 2,3 por ciento que se había registrado hace un año.

Los asalariados públicos representaron el 18 % del total de asalariados, mientras que el trabajo doméstico representó el 8 % y el empleo privado al 74%.