El evento más importante de mi vida, dirigir Ecopetrol: Juan Carlos Echeverry

“Abrimos una nueva provincia de hidrocarburos en el Caribe colombiano aumentado los precios al cual vendemos los crudos colombianos", dice el dimitente presidente de la estatal empresa.

Juan Carlos Echeverry, saliente presidente de Ecopetrol.El Espectador/ Daniel Iannini

Tras 28 meses al frente de la empresa más importante del país, Ecopetrol, Juan Carlos Echeverry presentó su renuncia, aduciendo aspectos familiares.

“El evento más importante de mi vida profesional ha sido dirigir el Grupo Empresarial Ecopetrol. Por esta oportunidad guardo inmensa gratitud a la Junta Directiva”, dice el dimitente presidente de la petrolera colombiana en su carta de renuncia.

Recuerda Echeverry que durante 28 meses cumplió una labor muy importante con el apoyo de la totalidad de empleados de Ecopetrol. “Abrimos una nueva provincia de hidrocarburos en el Caribe colombiano aumentado los precios al cual vendemos los crudos colombianos y liderando la visión de los no convencionales como clave para el futuro de Colombia”.

Señala que la empresa es “un grupo transformado en cada área de su desempeño empresarial. En dos años y medio sobrepasamos las metas de eficiencia y ahorro trazadas para cuatro años, y sentamos sóldas bases para el crecimiento de largo plazo”.

Anticipa que el Grupo dará buenas noticias en el futuro, “de la mano de un renovado talento en todo los rangos, una dirección con criterio empresarial y carácter para defender los intereses públicos, una junta directiva retadora y una estrategia comprensiva. El grupo sabrá superar los retos y tiene claro el rumbo a seguir”.

Agradezco al Presidente Juan Manuel Santos y a la Junta Directiva su confianza y su guía. Al Comité Directivo de Ecopetrol, un grupo de profesionales de primera categoría, por estar siempre jugados por la empresa, y ser capaces de sortear cualquier crisis u obstáculo”.

Reconocio el trabajo con la sindical obrera USO. “Los nuevos líderes de la USO han sabido también repensar y liderar su organización hacia un rol propositivo, renovador para esa crítica organización sindical”.

Resalta que la empresa petrolera no es comparable con otra en el país. “por el número de batallas que libra cada día, el tamaño de los retos, y el papel que tiene en la vida de los colombianos, en la economía del país y en la sostenibilidad ambiental. La empresa está en manos idóneas y seguirá con buen rumbo para bien de todos”.

Mis hijos, Gabriel, Gregorio y Julieta, y mi esposa Verónica aportaron su paciencia y cariño para que pudiera dedicarme a buscar y producir petróleo y refinados. Ellos aprendieron a querer a Ecopetrol y a entender que se justificaba el sacrificio familiar”, dice Juan Carlos Echeverry en reconocimiento a su familia.