Empleados sin sueldo y estudiantes sin clases por crisis financiera en Verde Oliva

La academia de cocina dice atravesar una difícil situación financiera que ha dificultado el pago de nómina a sus empleados y la impartición de clases a sus estudiantes.

Pixabay

Más de 10 años de trayectoria en la formación de estudiantes en gastronomía se han visto truncados por la crisis económica que asegura atravesar la Academia de Cocina Verde Oliva.

Por motivo de esta situación, la institución educativa comunicó recientemente a sus empleados la incapacidad que tiene, hasta la fecha, de ponerse al día con el pago de los sueldos atrasados.

“Frente a los pagos de los salarios adeudados a la fecha y los aportes al Sistema de Seguridad Social, les informamos que en razón a que en la actualidad la empresa se encuentra atravesando una compleja situación económica, no ha sido posible ponerse al día en la realización de los pagos por dichos conceptos”, comunicó la empresa por medio de una carta a los empleados.

Le puede interesar: El top de las empresas que mejor pagan a sus empleados

La directora y accionista de la academia, Juanita Pabón, dijo este martes en La W que los problemas se originaron cuando lo que comenzó como una empresa familiar decidió aceptar una propuesta de conformar una alianza con la Escuela de Hostelería Bilbao, la cadena de hoteles GHL y los hermanos Raush.

“Veníamos muy tranquilos cuando solo éramos mi familia, hace un año se acercó la Escuela de Bilbao Colombia a ofrecernos una propuesta para crecer, en su momento por ambición la aceptamos sin pensar en lo que esto podía implicar”, manifestó Pabón al explicar que la situación por la que atraviesa la academia en este momento se debe a los incumplimientos de algunos de estos socios.

La directora también aseguró que incluso para mitigar esta afectación, la familia fundadora tuvo que aportar un capital cercano a los $1.200 millones para intentar salvar la academia.

“Se han presentado varios incumplimientos por parte de los socios, nosotros hemos metido plata de nuestro patrimonio, más de $1.200  para salvar esto”, concluyó Pabón.

Por su parte, la Dirección Local de Usaquén informó a El Espectador que como entidad están brindando un acompañamiento al proceso académico de los estudiantes que serán recibidos en la Escuela Mariano Moreno y Gato Dummas, al agregar que hoy se citó una asamblea para resolver los problemas financieros de la academia.

Empleados de la empresa dijeron a Noticias Caracol que no han recibido una liquidación y que hace un tiempo dejaron de enviarles los desprendibles de nómina, a su vez que aseguran que la academia dejó de hacer aportes a la salud y pensión desde diciembre del año pasado.

Los colaboradores de la academia decidieron poner una tutela para presionar el pronto pago de sus salarios.

Le sugerimos leer: Estos son los sectores que mejor pagan en Colombia

Sin embargo, hay empleados que manifiestan su apoyo a la empresa deseando que la crisis llegue a una pronta solución.

“Espero que la situación mejore, ya que la empresa durante los 3 años que duré fue muy correcta y transparente”, dijo Fabián Gómez a este medio. 

Al cierre de esta edición la incertidumbre en el caso de la academia se mantiene, ya que no se ha tomado una decisión que permita concluir si la empresa cierra definitivamente sus puertas, o por el contrario, puede continuar.