17 Apr 2020 - 12:47 a. m.

Donan 1.2 millones de dólares para fabricar ventiladores mecánicos

El dinero será entregado por el banquero Luis Carlos Sarmiento tras el anuncio hecho por la Universidad de La Sabana, que logró desarrollar estos aparatos para pacientes con COVID-19.

Redacción Liderazgo

Los ventiladores fueron desarrollados en la Universidad de La Sabana.  / Universidad de La Sabana
Los ventiladores fueron desarrollados en la Universidad de La Sabana. / Universidad de La Sabana

Esta semana, justo cuando el país permanece atento de las noticias que entrega el Gobierno sobre el avance del COVID-19 en Colombia y los efectos que ha tenido la cuarentena en la curva de contagio en el país, el ministro de Salud, Fernando Ruíz, en entrevista con El Espectador, reveló que el precio de los ventiladores en el mercado pasó de los US$15 mil a los US$50.000, una lógica de la ley del mercado, pues Colombia, como el resto de los países del mundo, está en la obligación de elevar su inventario de aparatos para poder atender a los pacientes en el país que lo necesiten.

Ruíz fue enfático: “La demanda mundial es impresionante, los precios aumentan cada día y los plazos de entrega se corren”. Y, acto seguido, advirtió: “Alcanzamos confirmar 2.100, que se suman a los 5.300 que ya tenemos en las UCI. Seguiremos buscando, porque nuestra meta en la fase crítica es contar con 10 mil”. Sin duda uno de los retos más grandes que tenemos como país, pues aunque en Colombia hay déficit de elementos médicos, los ventiladores se convirtieron en al aparato primordial para salvar vidas entre los pacientes que llegan a las Unidades de Cuidados Intensivos, UCI.

Por eso el país ha celebrado todos los desarrollos adelantados por universidades, centros de innovación y empresas que han venido anunciando exitosas pruebas de, por ejemplo, estos apetecidos ventiladores mecánicos, como lo hizo la Universidad de La Sabana, cuando el pasado ocho de abril reveló que tenía vía libre para fabricar su propio ventilador mecánico, desarrollado con tecnología abierta (no se protegerá la patente para que pueda ser replicado por quien lo necesite) y que ya cumplía con todos los requisitos del Invima. Con una noticia muy positiva adicional: que será de bajo costo.

“El ventilador ya es funcional y en este momento nos encontramos en el desarrollo de una aplicación que les permita a los médicos interactuar fácilmente con el mecanismo, sin embargo, el ventilador puede funcionar sin interfaz de usuario”, dijo Julián Echeverry, director del programa de Ingeniería Mecánica de la Universidad de La Sabana.        

El equipo está estimado en un precio aproximado de US$2.000 y la buena nueva es que se acaba de anunciar una importante donación que permitirá la construcción de unas 600 unidades: “El respaldo generoso y significativo que el doctor Luis Carlos Sarmiento Angulo ha anunciado de US$1,2 millones para la producción del ventilador diseñado por la Universidad de la Sabana, constituye un aporte que viabiliza la producción en serie del ventilador, una vez se ultimen los detalles faltantes. Trabajando juntos: Gobierno, Universidad y empresa podemos contribuir en enfrentar los desafíos de salud pública que enfrenta el país con el único propósito de ayudar a salvar vidas de colombianos”, detalló Obdulio Velásquez Posada, rector de la Universidad de La Sabana, en un comunicado de prensa.

Ignacio Gaitán, presidente de iNNpulsa Colombia, fue claro en que “es en momentos como este donde vemos el valor de la llamada triple hélice, es decir, el trabajo articulado entre Gobierno, Academia y sector privado, algo que desde iNNpulsa siempre hemos incentivado y hoy vemos los frutos de esa relación saludable y con propósito”.

* Estamos cubriendo de manera responsable esta pandemia, parte de eso es dejar sin restricción todos los contenidos sobre el tema que puedes consultar en el especial sobre Coronavirus

*Apóyanos con tu suscripción.

 

Síguenos en Google Noticias

Temas recomendados

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.