Publicidad
11 Nov 2022 - 7:09 p. m.

La emprendedora que logró que la gente se preste plata gracias a un buen “karma”

“Integramos a la plataforma un fondo de coberturas crediticias que avala los créditos y garantiza el retorno del 100% del capital que se preste”, dice Eliana Uribe, CMO y cofundadora de GiVEmeFiVE.
Edwin Bohorquez Aya

Edwin Bohorquez Aya

Economía, Negocios, Emprendimiento, Liderazgo, Tecnología.
Eliana Uribe es la CMO y cofundadora de GiVEmeFiVE.
Eliana Uribe es la CMO y cofundadora de GiVEmeFiVE.
Foto: Cortesía

Nos llegó este chat: “GiVEmeFiVE es la primera fintech de peer-to-peer lending (créditos entre personas) en Colombia, que además persigue un objetivo de innovación social conectando a personas que quieren poner a rentar sus ahorros al ofrecer créditos más humanos a quienes lo necesitan. La compañía, valorada en US$$1.6 millones, espera cerrar la ronda pre semilla por mil millones de pesos antes del 31 de diciembre de 2022″. Como aquí se hablaba de dinero, de créditos y de fintech, entonces indagamos si estaban avalados por las entidades reguladoras. La “superintendencia les dijo que pueden operar porque no necesitan la supervisión”, nos contestaron. Consultamos la respuesta oficial entregada por la Superintendencia financiera y, efectivamente, les dijeron que “no existe a nuestro modo de ver inconveniente para que pueda adelantar su actividad, sin perjuicio de que esta sea objeto de posterior reglamentación por parte del Gobierno en vista de la importancia del sector dentro del cual se desenvuelve”. Con eso chequeado, Eliana Uribe, CMO y cofundadora de GiVEmeFiVE, pasó por 23 preguntas para emprendedores y sus emprendimientos, y su historia, además de inspiradora, resulta apasionante. Aquí va:

1. ¿Cuántos años tengo? ¿Qué estudié?

Tengo 38 años. Estudié psicología, hice una maestría en Bienestar y Desarrollo Humano en Inglaterra y una especialización en Innovación y Emprendimiento, y participé como estudiante oyente en la maestría de Ciencias Regionales, estas dos últimas en Alemania.

2. ¿Cuál fue mi idea y cuándo nació? ¿Qué fue lo que creé?

¿Cómo poder otorgar créditos y ayudar a las personas a mejorar su salud financiera sin ser un fondo de inversión? Esa era mi gran meta. Así se me ocurrió: ¿qué tal si juntamos a muchas personas que quieren ayudar, y no saben cómo hacerlo, en una plataforma bajo la premisa de “economía colaborativa”, en la que puedan poner a rentar mejor sus ahorros y al mismo tiempo ganar “buen Karma”?

Así creamos una plataforma de créditos entre personas. Pero nos surgió una nueva pregunta: Cómo saber en quién confiar. Entonces usamos la tecnología y a través de inteligencia artificial creamos un algoritmo al que denominamos Karma. Quien tiene mejor karma es en quien más puedes confiar.

3. ¿Cómo logré hacerla realidad y llevarla a los hechos?

Lo primero que hice fue montar a mi marido al bus. El es PhD en inteligencia artificial y robótica, le conté la idea y me dijo que hacer una app no era una cosa tan fácil como lo que yo me estaba imaginando. Lo bueno era que yo en ese momento sí tenia tiempo “libre” para poderme dedicar a hacer los primeros prototipos. En ese entonces había renunciado a eso que uno piensa que es el trabajo de los sueños (era Coordinadora de la red de Ciudades del Futuro en Fraunhofer, Alemania, la entidad de transferencia tecnológica más grande del gobierno alemán) para ser mamá. Estando en embarazo empezó la pandemia, lo que me permitió pasar mucho tiempo con mi marido y juntos empezamos a crear la aplicación.

Alguien fundamental en este proceso fue Carlos Oquendo, la primera persona con quien compartimos la idea de negocio. En ese momento pensé: “si a él esto le parece interesante, nos vamos con toda”, y así fue. Cada que presentábamos la propuesta, a la gente le parecía super interesante. Constituimos la empresa, vendimos los primeros porcentajes, íbamos a empezar a operar y quedé en embarazo, esta vez de gemelas. Algunos inversionistas se bajaron del bus, pero nosotros seguimos adelante. Contratamos a un nuevo CEO y yo empecé en el cargo de CMO, participamos en StartCo y de ahí ingresamos al programa de aceleración de Vertical Labs. Mis gemelas nacieron y estuvieron 33 días en UCI muy graves de salud, pero, igualmente, seguimos adelante.

Mejoramos el modelo de negocio ofreciendo a nuestros usuarios la posibilidad de poner a rentar sus ahorros hasta un 25% de interés efectivo anual. Integramos a la plataforma un fondo de coberturas crediticias que avala los créditos y garantiza el retorno del 100% del capital que se preste. Actualmente estamos integrando la pasarela de pagos.

Si está buscando más historias de emprendimientos, sus creadores y creadoras están aquí, en Emprendimiento y liderazgo de El Espectador.

4. ¿De dónde saqué la plata para ponerla a andar y cómo la pagué?

La primera inversión la pusimos mi marido y yo, con esto pagamos el primer desarrollo de la aplicación y la creación de la marca. Abrimos la primera ronda de inversión por 13% de la compañía, hemos vendido la mitad y esperamos cerrar el 2022 con la ronda de inversión completa.

5. ¿Qué estoy logrando con mi emprendimiento? ¿Qué estoy cambiando con mi idea?

Estamos logrando muchas cosas: por un lado nuestros usuarios obtienen mejores opciones de crédito, crean su historial crediticio abriendo la posibilidad a mejores condiciones de crédito con entes financieros. Por otro lado estamos revolucionando la forma en que la gente ahorra: ahora en vez de dejar la plata en una cuenta de ahorros se pone a circular ayudando a otros y rentando más que en un CDT. Estamos descentralizando el negocio de crédito y potencializando el poder que la gente tiene con su dinero.

6. ¿Soy feliz?

Demasiado.

Esta es otra historia inspiradora: Él ayuda al medio ambiente: desarrolla sistemas de empaques “altamente” ecológicos

7. ¿Vendería mi emprendimiento, mi empresa?

Por ahora no, algún porcentaje sí, de hecho eso es lo que estamos haciendo. Pero vender el 100% creo que por ahora no.

8. ¿Qué tan duro fue para mí emprender?

Siendo mujer, mamá de tres y al mismo tiempo emprendedora no puedo decir que sea una tarea fácil, pero sí muy gratificante. Yo no dejo de ser mamá, a todas mis reuniones de trabajo (que ahora solo las hacemos virtual, y en esto incluyo a mi marido) las hacemos con algún niño a bordo. Mi trabajo no empieza a las 8 y se termina a las 5:00 pm, sino que es cada que puedo, mientras alimento a las 4:00 am, si se me ocurre una idea, ahí estoy trabajando. Lo que ha hecho que sea más fácil es contar con un equipo enamorado del proyecto y unos inversionistas que sienten que es una inversión con propósito.

9. ¿Cumplí mi sueño? ¿Qué me hace falta?

Digamos que lo estoy cumpliendo y cada día es más feliz. Todavía estamos en el camino de cumplir el sueño. Creo que me hace falta ver más gente beneficiándose de esta plataforma, más sueños e historias cumplidas.

10. ¿Y ahora qué? ¿Qué sigue?

Cerrar esta ronda de inversión. Posicionarnos en Colombia y Latinoamérica. Esperamos en 2024 estar abriendo mercado en India y el norte de África.

11. ¿Mi emprendimiento es escalable?

Desde el principio lo diseñamos de una manera que fuera fácil abrir y hacer créditos desde cualquier parte del mundo.

12. Para crecer, ¿recibiría inversión de un desconocido? ¿Le cedería parte de mi empresa?

Nuestra empresa cumple con algo que denominamos “Valor compartido”, además de ser rentable tiene un propósito superior y es que la gente pueda recibir esta ayuda. Nuestros inversionistas cumplen, de igual manera, con este perfil. No buscamos ser la mejor empresa del mundo, sino la mejor empresa para nuestros usuarios. Es por esto que recibimos solo inversionistas que tengan nuestra misma tesis de inversión y nuestra convicción, que es más una convicción de vida.

13. ¿Qué no volvería a hacer?

No sé responder esta pregunta. Creo que de todo he aprendido y todo, lo bueno o lo malo, ha hecho que hoy esté acá donde estoy.

14. ¿Quién me inspiró? ¿A quién me gustaría seguir?

Camilo Botero de VeroNorte. En algunas conversaciones con él hablábamos de cómo solucionar los problemas de acceso a crédito de muchas personas y un día me dijo: “lo único que tienes que hacer en esta vida es encontrar una solución para estas personas” y con esta motivación empezó este reto.

15. ¿Fracasé en algún momento? ¿Pensé en tirar la toalla?

Pensar en tirar la toalla, ¡no! Sé que el camino de ser mamá y emprender tiene momentos más retadores, por eso vivimos un día a la vez.

En 2012 fundé Pazamanos, una ONG hermosa, no podría decir que fracasé, pero sí fue un proceso muy duro cuando decidimos cerrarla, pues no fue un proceso armónico, sino muy doloroso para todos. De esta experiencia aprendí sobre la “flexibilidad”: a ser flexible con mis ideas, no oír solo mi intuición, sino al equipo, a los clientes, escuchar mucho el mercado.

16. ¿Hago parte de algún tipo de comunidad que me ayuda en este camino de emprender?

Hacemos parte de Vertical Labs, un programa de aceleración para Startups.

17. ¿Lo que estoy haciendo trasciende? ¿Podrá impactar a nuevas generaciones?

Sí, estamos revolucionando la manera en como las personas administran sus ahorros. Que pasen de dejarlos guardados en una cuenta de ahorros a que estos puedan ayudar a otros a cumplir sus sueños rentando más que un CDT y con su plata 100% asegurada.

Pasamos de la acumulación del capital como sinónimo de éxito a un tema de economías y finanzas colaborativas. Es una inversión con propósito. Lo más hermoso que nos hemos encontrado es que esto no es un tema de estratos sociales. Cualquier persona con ahorros puede ser ese ángel en la tierra que otros necesitan. Es un tema de creación de comunidad, donde toda la comunidad crece y se beneficia.

18. ¿Cómo me veo en 10 años y cómo veo a futuro mi emprendimiento, mi empresa?

En 10 años esperamos tener operaciones globales. Mi sueño es que esto sea una ayuda entre países.

19. ¿Qué papel han jugado mi familia y mis amigos?

Han jugado un papel fundamental. Este emprendimiento empezó cuando vivíamos en Alemania, mis papás fueron a ayudarnos con nuestro hijo mayor para nosotros poder continuar construyendo este sueño. En esta ronda de inversión los primeros que creyeron en nosotros fueron nuestros familiares y amigos más cercanos, a quienes con pasión les contamos lo que estábamos haciendo y así como nosotros se enamoraron también de este proyecto.

20. Yo lo logré. ¿Ayudaría a otros emprendedores a que lo logren?

Claro que sí. Sobre todo, me sueño con que mi historia ilumine y llene de energía a muchas mujeres, que como yo, quieren combinar su rol de mamá con su rol de emprendedora.

21. ¿Qué papel jugó mi equipo? ¿Quién es?

¡Nuestro equipo es lo mejor que hay! Somos una startup conformada por equipos satélite. Nuestros desarrolladores son un equipo también naciente, su emprendimiento es Mambooo y son maravillosos. Nuestros abogados son de la firma de Abogados C&A, nuestros diseño viene de la empresa Central Studio. Nuestro CEO es Santiago Restrepo, Cofundador de Matelsa. Nuestro CTO y CO-Fundador es Camilo Tieck, PhD en Inteligencia artificial y Robótica, con gran reconocimiento por la revista IEEE de robótica en Europa. Nuestro parte financiera está a cargo de Simón Restrepo, de la firma OneToOne.

22. ¿Cuál es mi sello personal? ¿Qué me diferencia del resto?

Yo vengo del mundo de la filantropía, del servicio. Mi sello personal tiene que ver con encontrar una solución innovadora para problemáticas sociales. Con GiVEmeFiVE encontré ese punto mágico del Valor compartido: cómo mejorar el estado el mundo se puede convertir en el mejor negocio.

23. ¿Qué he aprendido de todo esto?

Tantas cosas:

- A ser mamá y emprender al mismo tiempo sin temor a hacerlo.

- A confiar en el equipo y flexibilizar las ideas. La empresa es más importante que las ideas individuales.

- Escuchar y tener muchísima empatía para poder entender verdaderamente cuál es el dolor de nuestros usuarios y transformarlo en una oportunidad de negocio.

- Sobre todo, ¡a dar un salto al vacío, arriesgarse y hacer! Pasar de las ideas a las acciones con disciplina. Siempre va a haber subidas y bajadas y de ambas hay que sacar el mejor provecho para aprender.

Si conoce historias de emprendedores y sus emprendimientos, escríbanos al correo de Edwin Bohórquez Aya (ebohorquez@elespectador.com) o al de Tatiana Gómez Fuentes (tgomez@elespectador.com). 👨🏻‍💻 🤓📚

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.