Publicidad
3 Jan 2022 - 10:00 p. m.

Un proyecto de reducción de pobreza a gran escala

Esta idea de negocio se enfoca en brindar herramientas que eduquen y empoderen a las mujeres rurales, dándoles la oportunidad de pertenecer a un negocio de distribución inclusivo.
Un modelo de desarrollo de emprendedoras rurales para que comercialicen productos y servicios de baja disponibilidad en estas zonas.
Un modelo de desarrollo de emprendedoras rurales para que comercialicen productos y servicios de baja disponibilidad en estas zonas.
Foto: Nid Goloti

“13 millones de colombianos en zonas rurales no tienen acceso a muchos de los productos y servicios que disfrutamos en las ciudades. La población que habita en estas comunidades carece de oportunidades de ingreso y desarrollo lo cual hace que 90.9% de la población de las áreas rurales de Colombia sea considerado pobre o vulnerable. Adicionalmente, el 60.1% de la población femenina en edad para trabajar es inactiva económicamente, queremos que eso cambie con Elepha”, así se entiende el reto que tiene esta empresa donde la mujer es el eje central de un modelo de comercialización enfocado en las zonas rurales de Colombia.

En 23 preguntas para emprendedores y sus emprendimientos les contamos esta historia:

1. ¿Cuántos años tengo? ¿Qué estudié?

44 Años, Ingeniero Industrial con MBA de Universidad de Toronto, y EMBA de la Universidad de St. Gallen en Suiza.

2. ¿Cuál fue mi idea y cuándo nació? ¿Qué fue lo que creé?

Nace hace 5 años y es un proyecto de reducción de pobreza a gran escala. Se toma la mujer como eje central del proyecto ya que ella es mejor administradora de los recursos del hogar. Nuestro proyecto logra la generación de ingresos adicionales para familias a través de un modelo de comercialización de un catálogo de productos y servicios en las zonas rurales del país que de otra forma no tienen acceso.

3. ¿Cómo logré hacerla realidad y llevarla a los hechos?

He contado con la fortuna de crear equipos de trabajo que se apropian del proyecto con gran pasión. De igual forma, trabajamos de la mano con nuestros proveedores para encontrar la mejor manera de llegar a estas zonas remotas. Finalmente hemos encontrado entidades que nos han dado la mano para crecer como lo es Yunus Social Business, Endeavor y el PNUD.

Si está buscando más historias de emprendimientos, sus creadores y creadoras están aquí, en Emprendimiento y liderazgo de El Espectador.

4. ¿De dónde saqué la plata para ponerla a andar y cómo la pagué?

En un comienzo fue básicamente con recursos propios y financiación de nuestros proveedores. Una vez empezamos a crecer, nos financiamos con los proveedores, con bancos, con A2CENSO (Crowdfunding), Yunus Social Business y con recursos propios. En la actualidad todavía tenemos deuda.

5. ¿Qué estoy logrando con mi emprendimiento? ¿Qué estoy cambiando con mi idea?

Empoderamos mujeres ubicadas en zonas rurales para que generen bienestar a sus familias y comunidades. Lo hacemos a través de generación de ingresos económico, y también con acompañamiento para que desarrollen habilidades blancas y técnicas.

6. ¿Soy feliz?

Una pregunta un poco amplia. SÍ, soy feliz pero no solo por el emprendimiento, también por las personas que me rodean, donde vivo, y las actividades que realizo fuera de mi empresa.

7. ¿Vendería mi emprendimiento, mi empresa?

Pensamos salir en una Seria A en el año 2022. Esto significa que si estoy dispuesto a vender un porcentaje de la empresa, pero con el objetivo de crecer y maximizar el impacto que se está logrando. Si pienso seguir vinculado y muy activo con Elepha por muchos años.

8. ¿Qué tan duro fue para mí emprender?

En escala de 1-10, yo diría que un 9, ha sido difícil. En mis actividades pasadas, laborales y académicas, nunca me prepararon para lo que me iba a enfrentar. Vivir una pandemia, unos paros nacionales, son cosas que nunca me esperaba. Emprender significa romper muchos paradigmas, aprender, y desaprender. Hay que tener nobleza y aceptar que muchas veces hay cosas que se deben soltar.

9. ¿Cumplí mi sueño? ¿Qué me hace falta?

Me siento muy orgulloso y satisfecho de lo hemos logrado hasta el momento. Hemos cumplido grandes hitos, y cosas que nunca me imagine íbamos a lograr. A futuro queremos impactar a más de 2.4 millones de colombianos en zonas rurales dándole acceso a productos y servicios, y a más de 40 mil mujeres dándoles ingresos incrementales de al menos $500 mil pesos mensuales.

Puede interesarle este emprendimiento: Una empresa social que construye país a través de la educación

10. ¿Y ahora qué? ¿Qué sigue?

Trabajar, aprender, y persistir. Todos los días es una nueva experiencia. Comenzamos en Enero un programa de aceleración empresarial con Rockstart e ISA lo cual nos tiene muy ilusionados porque sabemos que nos va a llevar a un siguiente nivel.

11. ¿Mi emprendimiento es escalable?

Si. En la actualidad llegamos a mas de 400 municipios del país. Tenemos un potencial de llegarle a más de 13 millones de colombianos. Estamos escuchando propuestas de llevar nuestro modelo a México, Perú y Ecuador.

12. Para crecer, ¿recibiría inversión de un desconocido? ¿Le cedería parte de mi empresa?

Tenemos planeado salir a una Seria A en el 2022. La idea es recibir fondos de un aliado que nos aporte no solo económicamente, sino que este alienado con nuestro propósito. Buscamos aliados estratégicos.

13. ¿Qué no volvería a hacer?

Los errores cometidos son los mejores maestros. Considero que de las grandes lecciones se encuentra la de invertir en el talento humano es el mejor retorno. No ahorraría en este sentido.

14. ¿Quién me inspiró? ¿A quién me gustaría seguir?

Miro y sigo a muchos empresarios mundiales, nacionales y locales como inspiración. A nivel global admiro la tenacidad de Elon Musk. A nivel nacional admiro lo que esta logrando David Velez de Nubank, y empresas locales de la región cafetera admiro mucho lo que está logrando Berhlam de Colombia.

15. ¿Fracasé en algún momento? ¿Pensé en tirar la toalla?

Muchas veces (risas) me he equivocado. Cada día es una montaña rusa. Durante el mismo día la empresa pasa por mil situaciones. Me levanto millonario, al almuerzo estoy quebrado, y por la noche llega la normalidad… cada día es distinto y muy poco predecible.

Visite la sección de Emprendimiento y Liderazgo de El Espectador

16. ¿Hago parte de algún tipo de comunidad que me ayuda en este camino de emprender?

Si. Somos parte de Endeavor Next y del portafolio de empresas de Yunus Social Business. Tenemos el sello de empresas de impacto de la ONU, Business call to action. Finalmente acabados de ser seleccionados para participar en el programa de aceleración de Rockstart e ISA.

17. ¿Lo que estoy haciendo trasciende? ¿Podrá impactar a nuevas generaciones?

Ese es nuestro deseo. Estamos comprometidos con los objetivos de desarrollo sostenible de Naciones Unidas. Cero pobreza, equidad de genero y trabajo digno. Esperamos aportar para mejorar el bienestar de las comunidades donde trabajamos.

18. ¿Cómo me veo en 10 años y cómo veo a futuro mi emprendimiento, mi empresa?

Con más de 100 mujeres participando activamente en Colombia en nuestro proyecto y con operación en al menos 5 países de Latinoamérica.

No deje de leer: Una empresa de apliques de pedrería que exalta la industria textil de Colombia

19. ¿Qué papel han jugado mi familia y mis amigos?

La verdad no están muy involucrados con mi emprendimiento. La participación ha sido marginal. Algunos amigos me ayudan para darme asesoría en temas puntuales y abrirme puertas con proveedores

20. Yo lo logré. ¿Ayudaría a otros emprendedores a que lo logren?

Claro que sí, Emprender es difícil, y se necesita de mucha ayuda. Ser emprendedor es un camino muy solitario. La experiencia de otros es extremadamente valiosa. Muchas veces lo único que se necesita es ser escuchado y sentir empatía.

21. ¿Qué papel jugó mi equipo? ¿Quién es?

Cuento con un equipo de liderazgo en cual incluye directores de: operación, finanzas, comercial y compras. Ellas son quienes hacen que la empresa funcione.

22. ¿Cuál es mi sello personal? ¿Qué me diferencia del resto?

Persistencia, resiliencia, y soñar grande. No me asustan los retos y logro inspirar a los demás a que sueñen conmigo.

23. ¿Qué he aprendido de todo esto?

Vale la pena intentarlo, soñar. El camino puede ser en ocasiones muy difícil, pero la satisfacción de lograr cosas que nadie más lo ha hecho es increíble. Generar empleo, impactar vidas, y aprender constantemente son cosas que llenan de satisfacción.

Si conoce historias de emprendedores y sus emprendimientos, escríbanos al correo de Edwin Bohórquez Aya (ebohorquez@elespectador.com) o al de Tatiana Gómez Fuentes (tgomez@elespectador.com).

Visite la sección de Emprendimiento y Liderazgo de El Espectador.

Recibe alertas desde Google News