En 2016 se registraron 697.619 víctimas de accidentes de tránsito

El número de motos en Colombia pasó de 2,4 a 7,5 millones en los últimos 10 años, dice informe de Fasecolda.

Bomberos.

Las víctimas por accidentes de tránsito están disparadas según las cifras que maneja la industria aseguradora con base en las reclamaciones al SOAT (Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito), advirtió el presidente de la Federación de Aseguradores Colombianos (Fasecolda) Jorge Humberto Botero.

“La mortandad y la morbilidad asociada a los accidentes de tránsito es verdaderamente grave”, dijo el dirigente gremial.

Las cifras oficiales indican que el año pasado “se registraron 52.536 víctimas de accidentes de tránsito, entre fallecidas y heridas, con una reducción del 0.3% respecto al año anterior”.  Pero le dirigente gremial señala que “la realidad es mucho más grave”, pues considera que las víctimas fueron 697.619 personas, con un aumento del 4.8% anual.

La información fue revelada al inicio del cogreso de la industria aseguradora en Cartagena. La creciente tasa de accidentalidad vial está relacionada con los cambios en la composición del parque automotor. “Las motos, que aportan el 88% de las víctimas de accidentes de tránsito (y que son más vulnerables que otros vehículos) pasaron de 2,4 a 7,5 millones en los últimos 10 años”, precisa el informe de prensa.

Botero destaca que según “la Organización Mundial de la Salud, en Colombia fallecen por esta causa 16,8 por cada 100 mil habitantes, lo que nos ubica en situación similar a la de India, Nepal o China”.

Para el dirigente gremial es hay muchos factores que inciden en estos malos resultados de muertes en accidentes de tránsito y con estadísticas alejadas de la realidad.  “Teníamos una institución llamada Fondo de Prevención Vial que manejaba el sector asegurador, creo yo que con eficiencia, y en el Congreso les pareció que había allí un barril interesante que ellos quisieran manejar y se llevaron el Fondo al sector oficial”.  Remarcó que mientras sucedió ese traslado se perdieron varios años y nadie se preocupó de la prevención vial y buena parte de esa historia se perdió”.

Denunció que el país tiene enormes grados de laxitud en cuanto al otorgamiento de licencias de conducción, especialmente de motocicletas. “Ahí hay un gran problema de política pública. Expedimos licencias como si fueran boletas para un concierto gratis de la alcaldía de cualquier municipio”.

Botero señaló que ya es hora de vincular las tarifas de este seguro al generador del riesgo, que es el conductor. “Se cuenta en la actualidad con los medios tecnológicos y la información necesaria para implementar esta propuesta que tendría efectos notables en la reducción de los accidentes, tal como lo prueba la experiencia de muchos otros países”.

Cifras de la industria aseguradora indican que cerca del 39% de los automotores que transitan en el país no cuenta con el seguro obligatorio. Esta situación erosiona las finanzas del Sistema General de Seguridad Social en Salud. “En 2016 el Fosyga pagó $163 mil millones por ese concepto y por víctimas de vehículos no identificados”, destaca el informe de Fasecolda. “Reducir la evasión debe ser una prioridad en la agenda de las autoridades de control del tránsito”, recomienda Botero.

El presidente de Fasecolda propone que se permita a las compañías de seguros celebrar convenios con las Instituciones Prestadoras de Servicios (IPS) para atender a sus pacientes. Esto “solucionaría los graves problemas de sobrefacturación que hoy se presentan, supuesto que, en todo caso, se mantendría la atención de urgencia en el centro hospitalario más cercano”.

Finalmente, Botero resaltó que el SOAT arroja cifras negativas en los últimos cuatro años y cerró el año pasado con una pérdida de $127 mil millones.

últimas noticias

Vuelo de Avianca aterrizó de manera preventiva

La seriedad en el mundo de los videojuegos