En 2064 Reino Unido seguirá pagando por el brexit, según expertos

Si bien la mayor parte de la deuda por el "divorcio" estará saldada para 2022, los pagos a la Unión Europea por pasivos, como las pensiones de los funcionarios, seguirán hasta la década de 2060, según el informe.

Bloomberg News.

El Reino Unido seguirá pagando por el brexit en 2064, de acuerdo con proyecciones oficiales que estiman la cuenta total por abandonar la Unión Europea en 37.100 millones de libras esterlinas (US$51.900 millones).

Es posible que el impacto total del brexit en la economía británica no se conozca nunca, señaló en un informe publicado el martes la Oficina de Responsabilidad Presupuestaria (OBR, por sus siglas en inglés) del Reino Unido, pero es probable que el crecimiento del comercio se desacelere, mientras que la inversión empresarial ya se está frenando.

Un área donde los números son más claros es el acuerdo para que Gran Bretaña pague a la UE una "cuenta de divorcio" cuando abandone el bloque. Según los cálculos de la OBR, esta será de 41.400 millones de euros, lo que coincide con las estimaciones previas del gobierno.Si bien la mayoría del costo −alrededor del 75 %− estará pagado para 2022, podrían continuar los pagos a la UE por pasivos, como las pensiones de los funcionarios, hasta la década de 2060, según el informe.

El Reino Unido tiene un plan para retrasar los pagos del acuerdo de salida con el fin de obligar a la UE a cumplir sus promesas para un acuerdo comercial.

Los efectos más amplios de los cambios en los patrones de migración y comercio resultantes del brexit reducirán el tamaño de estos pagos por el divorcio, pero el gobierno de Theresa May aún no ha proporcionado suficientes detalles para permitir un diseño confiable de los futuros arreglos entre el Reino Unido y la UE, dijo la OBR.

"Dada la incertidumbre actual sobre cómo responderá el gobierno a las elecciones y compensaciones que enfrenta durante las negociaciones, todavía no tenemos una base importante para predecir un resultado preciso sobre el cual podríamos condicionar nuestra proyección", dijo la OBR. "Además, incluso si el resultado de las negociaciones fuera predecible, su impacto en la economía, la política monetaria y las finanzas públicas aún sería incierto".

Las expectativas de la OBR incluyen que la negociación del Reino Unido de nuevos términos comerciales con la UE y otros países "reducirá el ritmo del crecimiento de las importaciones y las exportaciones" durante un período de 10 años. Además, que el Reino Unido adoptará un régimen de migración más estricto después del brexit, pero aún no logrará cumplir con su objetivo de reducir la inmigración para el objetivo deseado de "decenas de miles" de personas por año.

Por otro lado, el crecimiento de la inversión seguirá siendo "moderado" de cara a la incertidumbre relacionada con el brexit, "a pesar de las actuales condiciones favorables a la inversión generadas por los costos de endeudamiento históricamente bajos", de acuerdo con la OBR.M Y, a medida que se clarifica el régimen de comercio posterior al brexit, es probable que se produzca un ligero aumento del crecimiento del PIB.

Junto con las proyecciones de la OBR, el gobierno asignó 1.500 millones de libras para ayudar a los ministerios a prepararse para el brexit. El Ministerio del Interior, que supervisa la seguridad fronteriza y la política de inmigración, recibió la mayor cantidad; seguido por el Departamento de Medio Ambiente, que se encargará de ejecutar los esquemas de subsidios agrícolas, y la agencia tributaria aduanera.

Temas relacionados