En abril ingresos tributarios caían 56%, admite Minhacienda

Noticias destacadas de Economía

Se proyecta que la deuda bruta del Gobierno Nacional Central se incremente desde 50,2% del PIB en 2019 a 60,0% del PIB en este año. El nuevo precio del petróleo Brent fue estimado en US$36,8 por barril en promedio.

 

El recaudo tributario que venía registrado un comportamiento dinámico en los tres primeros meses de este año, comenzó a hundirse desde e mes de abril cuando se registró un derrumbe en los ingresos superior al 56%, admitió el Ministerio de Hacienda con cifras suministradas por la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN).

(De interés: Las empresas podrían operar por solo 11 días si pagan todas sus obligaciones).

Señala el ministerio de Hacienda que, en los primeros 14 días del mes de abril el recaudo neto alcanzó $2,5 billones, representando una caída del 56,8% respecto al mismo periodo de 2019 y tan solo el 20% de la meta que había establecido la DIAN para todo el mes de abril.

Estas cifras están consignadas en un documento que el Ministerio de Hacienda envió a la Cámara de Representantes. Ese recaudo de abril ya muestra parte de los efectos que tendrá el covid-19 sobre el recaudo tributario y las finanzas públicas. A este oscuro panorama en los impuestos, se adiciona los muy pocos ingresos que se esperan por el lado del sector petrolero ante la debacle que muestra esta industria por la guerra de precios desatada entre Rusia y Arabia Saudita que ha llevado la cotización del barril de crudo a nivel jamás registrado.

(Para lectura: Ecopetrol aprovecha almacenamiento saturado para vender crudo en el mercado asiático).

Resalta el Gobierno que los ingresos tributarios, producto del buen ritmo que traía la economía antes de la afectación por la pandemia del covid-19, los recaudos en el primer trimestre mostraban unos buenos resultados. Precisa el informe que, en los tres primeros meses de este año, el recaudo neto alcanzó $40,3 billones, que representa un crecimiento del 11,5% frente al mismo periodo de 2019. Sin embargo, en la primera mitad de abril comenzó a sentirse el efecto de las medidas para contener la pandemia del covid-19, y los efectos de esta sobre la dinámica económica nacional y mundial.

En entrevista con El Espectador, el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, admitió que en el recaudo para todo el año podría presentar un faltante cercano a los $10 billones. El ministerio ha explicado que para todo el año 2020, los ingresos tributarios se van a reducir en $8,1 billones frente a lo proyectado previamente en el Plan Financiero 2020, estimados en $158 billones. Pero sumando otros factores la cifra se acerca a lo estimado por el ministro.

Explica el documento que el menor recaudo tributario se da como resultado del menor crecimiento económico y del descenso en el precio del Brent. Sin embargo, este faltante será parcialmente compensado por el efecto de la mayor tasa de cambio (dólar) sobre el recaudo externo y el ingreso petrolero en pesos. Desde hace varias semanas, el precio del dólar ha estado siempre bordeando los $4.000.

En este escenario se incorpora también un mayor pago de intereses estimado en $1,9 billones, que resulta de la mayor depreciación e inflación esperada para el año 2020. “Así, de forma agregada, el balance fiscal tiene un deterioro de $9,9 billones, equivalentes a 0,9% del PIB”, señala el informe del Ministerio de Hacienda.

(Contexto: Barril de WTI termina en alza de 20 %: siga los hechos financieros globales).

Aclara el informe que, en particular en el caso de los ingresos derivados de la actividad petrolera, presentan una afectación relativamente menor en 2020, al considerar el tamaño del choque experimentado debido a que en su mayoría estos dependen del precio del petróleo de 2019, el cual se ubicó en niveles promedio de 64 dólares por barril. Para este año no se resentirán los ingresos petroleros por que los pagos de impuesto de renta por parte de las empresas petroleras dependen de sus utilidades de 2019, y los dividendos que la Nación recibe de Ecopetrol dependen de las ganancias obtenidas por la petrolera colombiana un año atrás.

Sostiene el informe que, el único componente de los ingresos petroleros que se verá afectado en 2020 será el recaudo de retención en la fuente por concepto de impuesto de renta, el cual se proyecta se presentará disminuido en $0,7 billones, cerca de 0,1% del PIB.

El ministerio ha estimado un nuevo precio para el Brent de referencia para Colombia. Considera que, el nuevo contexto mundial del mercado petrolero, marcado por la guerra de precios y la reducción de la demanda por el covid-19, la previsión del nuevo precio del crudo para 2020 sería de 36,8 dólares por barril en promedio. En el Plan Financiero 2020 se estimó una cotización promedio de 60,5 dólares por barril para la referencia Brent.

Para el año próximo, estima que la reducción del precio del crudo tenga un efecto importante en los dividendos que percibirá el Gobierno como accionista mayoritario de Ecopetrol, de forma preliminar se espera que esto represente una reducción de aproximadamente 0,3% del PIB en los recursos de capital.

Para el ministerio de Hacienda es claro que, como consecuencia de la pandemia del covid-19 sobre las variables macroeconómicas y las finanzas públicas, se proyecta que la deuda bruta del Gobierno Nacional Central se incremente desde 50,2% del PIB en 2019 a 60,0% del PIB en este año. Explica el documento que este fuerte incremento obedece a la fuerte depreciación del peso, que incrementa el valor en pesos de la deuda externa, al bajo crecimiento económico y al incremento en el déficit fiscal que podría acercarse al 5%.

Comparte en redes: