¿En qué nivel estará el dólar en 2018?

Las alecciones presidenciales y la reforma tributaria de Trump son los factores que mantendrían la divisa entre $2.800 y $3.200 el próximo año.

El dólar cerró a $2.979. Bloomberg.

Quedan menos de dos semanas para que termine el 2017, por lo que ya se empiezan a hacer las proyecciones de las principales variables económicas y por supuesto el dólar está en esa lista. Para el próximo año existen factores políticos, económicos y efectos internacionales que marcarán la ruta de la divisa en Colombia.

Según Felipe Espitia, analista de la comisionista Alianza Valores, “el dólar debería fluctuar entre los $2.950 y los $3.100 durante el primer semestre de 2018. Sin embargo, creemos que la reforma tributaria que está promoviendo Donald Trump podría darle un impulso a la divisa, por lo que veríamos un encarecimiento en enero del próximo año. Asimismo, en el segundo semestre esperamos que la tasa de cambio suba hasta los $3.200”.

Por su parte Juan David Ballén, gerente de investigaciones económicas de Casa de Bolsa, indicó que “esperamos que en el 2018 el dólar se comporte parecido a este año, es decir, no bajará de los $2.800. Por lo que cuando se encuentre por debajo de los $2.900 habrá oportunidades de compra, y cuando esté por encima de los $3.000, será bueno vender”.

No obstante, Ballén advierte que “la combinación del ciclo alcista en tasas por parte de la Reserva Federal, el muy prolongado ciclo de crecimiento económico de Estados Unidos y los activos muy inflados (como la finca raíz y el bitcoin) implicarían que en 2019 podría haber una nueva crisis económica. Situación que aumentaría el apetito por activos seguros como el dólar, por lo que es posible que en dos años (2019) veamos a la tasa de cambio en $3.500”.

Los analistas coinciden en que las elecciones presidenciales en Colombia podrían influenciar el comportamiento del dólar, sobre todo por la coyuntura de la rebaja en la calificación crediticia por parte de Standard & Poor´s (S&P). “Si queda elegido un candidato que presione demasiado el gasto y los indicadores económicos, podrían aumentar las probabilidades de una nueva rebaja y en consecuencia perder el grado de inversión”, señaló Ballén.

De esta manera, tal parece que el dólar no debería moverse ni por debajo de los $2.800 ni por encima de los $3.200 durante el 2018.

 

Temas relacionados