Espectro radioeléctrico: el habilitador de la comunicación y el desarrollo

Noticias destacadas de Economía

Gestionar adecuadamente este recurso será fundamental en la recuperación económica. La tecnología 5G fue eje central en el X Congreso Internacional de Espectro.

Durante la pandemia, como nunca, se hizo evidente la importancia de tener acceso a internet: para trabajar, estudiar, comprar, etc. Sin embargo, cerca de la mitad de los habitantes en América Latina (y en Colombia) no están conectados, como resaltó Mario Maniewicz, director de la Oficina de Radicomunicaciones de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), el brazo de la ONU para el sector. Esta población no está conectada a internet por razones como falta de cobertura y falta de dinero para costear los servicios, entre otras. Así lo explicó durante el X Congreso Internacional del Espectro, que se llevó a cabo este lunes, por iniciativa de la Agencia Nacional del Espectro (ANE), entidad que, por cierto, celebró sus 10 años de creación.

Lea también: El papel de la tecnología en la recuperación del empleo en Colombia y la región

Dicha conectividad parte de gestionar correctamente el recurso fundamental: el espectro radioeléctrico, el campo por donde viajan las ondas de las telecomunicaciones. Este, aunque es invisible, como señaló Raúl Katz, presidente de Telecom Advisory Services (TAS), puede ser comparable en muchos aspectos con un recurso como la tierra: es limitado, su productividad puede aumentar, no se puede exportar, entre otros atributos. De hecho, el diseño de formas eficientes para asignar recursos como el espectro es uno de los logros destacables de los laureados con el llamado Nobel de Economía este año: Robert Wilson y Paul Milgrom.

Le puede interesar: Nobel de Economía: un reconocimiento a la búsqueda de mercados eficientes

En Colombia, la planeación y vigilancia del espectro está a cargo del Estado, específicamente de la ANE. El potencial de este activo de la nación para la recuperación económica, particularmente del empleo y el desarrollo, fue uno de los puntos principales en el evento anual de la Agencia.

Una especie de consenso que hay entre expertos y representantes de los gobiernos es que hay que poner el espectro a disposición de quien mejor lo pueda aprovechar con el fin de “habilitar” el desarrollo (educación, acceso a la información, entre otros), la creación de negocios basados en internet, entre otras iniciativas. En palabras de Pamela Gidi, subsecretaria de Telecomunicaciones de Chile: se trata de poner en servicio la “autopista” para que puedan transitar los “vehículos” (los servicios de telecomunicaciones), un esfuerzo en el que es necesaria la colaboración de la academia, centros de pensamientos, operadores, entre otros actores. Para Martin Fenton, director de la política de espectro de la Oficina de Comunicaciones de Reino Unido, el objetivo es poner más frecuencias en el mercado, por lo cual anunciaron una subasta para servicios de 5G, tecnología en la que Reino Unido es uno de los líderes en el mundo. Un contexto competitivo, añadió Katz, es al final lo que genera beneficios (como servicios asequibles) para los usuarios finales de estas comunicaciones.

Colombia presentó hace varios meses su plan de 5G. Como resaltó el viceministro Iván Mantilla, actualmente en cinco ciudades del país se están haciendo pilotos de esta tecnología, y el objetivo es asignar bandas para el despliegue comercial de la nueva generación de comunicaciones en los próximos años. Las fechas exactas aún, sin embargo, no están definidas. En septiembre pasado, Comcel, Emcali, ETB, Colombia Telecomunicaciones y Colombia Móvil manifestaron su interés en una eventual asignación entre 2021 y 2022.

Comparte en redes: