En la muestra de cine ambiental Planet On

Estimado presidente Obama, una conversación acerca del fracking

El actor Mark Ruffalo y el director Jon Bowermaster realizaron un documental en el que discuten los riesgos y peligros de esta técnica para explorar yacimientos de petróleo no convencionales.

Una instalación dedicada a hacer fracking.Bloomberg

Hace dos años, mientras el presidente Barack Obama estaba aún en la Casa Blanca, hicimos un documental especialmente para el presidente. La pieza cinematográfica documenta algunos de los horrores que suceden alrededor de Estados Unidos gracias a esta nueva tecnología de exploración de petróleo llamada fracking. En este sentido, se hablaba de la permanencia y el legado del entonces Presidente de los Estados Unidos, que incluía tanto pasos hacia delante como hacia atrás. (Lea "Yacimientos no convencionales son el futuro petrolero de Colombia: Ecopetrol")

Obama promulgó la eficiencia promedio de los vehículos movidos por combustibles fósiles, invirtió en energías renovables como solar y eólica, tomó una posición fuerte contra los detractores del cambio climático y se unió al acuerdo de la Cumbre Climática de Paris. Al mismo tiempo, Obama permitió una expansión masiva de perforaciones para petróleo y gas natural, muchas de ellas más y más peligrosas y con métodos extremos, principalmente fracking.

Hoy, con un nuevo presidente en la Casa Blanca y con la Agencia de Protección Ambiental intentando acabar con todo lo bueno que había logrado el presidente anterior, nuestras plegarias son más urgentes. Nuestra película, Dear President Obama, La Revolución a Energía Limpia Es Ahora; le da la palabra a algunos de los muchos americanos que se han convertido en víctimas de los gobiernos “todo para los de arriba”; política energética que siempre ha querido decir tomar todos los recursos que están por debajo del suelo, sin importar los costos de extracción. En muchos casos esto ha causado envenenamiento de agua potable, aire contaminado, familias enfermas y comunidades destruidas. Más de 17 millones de americanos ahora viven a una milla de distancia de un poso de petróleo o gas, y otro más están afectados por infraestructura asociada como tuberías para petróleo, estaciones de compresión de gases contaminantes del aire, trenes de bombas. 

Lo más importante de esta película es ayudar para el futuro, el documental sirve como un llamado a todos los futuros presidentes y gobiernos, en Estados Unidos y en el resto del mundo, para apoyar a las personas que han sido afectadas y llevarnos por el camino de las energías limpias y renovables desde ahora. (Lea "Ministerio de Ambiente permite el fracking en Colombia")

En última instancia, el estándar para el liderazgo ambiental en esta coyuntura crucial, es si el desafío que enfrentamos se cumple o su las personas están protegidas. Ya no tenemos tiempo para dar pasos en falso y muchas personas afectadas por la extracción extrema de combustibles fósiles ya están soportando los trágicos costos de la inacción y de las medidas insuficientes. Muchos han sido afectados por tormentas severas, sequías, inundaciones e incendios causados por el cambio climático, mientras que otros que viven cerca de la perforación petrolera consistentemente citan dolores de cabeza, náuseas, asma y problemas respiratorios, erupciones y hemorragias nasales, síntomas que empeoran con el paso del tiempo.

Estados Unidos podría liderar el mundo comprometiéndose a una economía de energía limpia. Los combustibles fósiles son la energía sucia del pasado. Están de salida, y todo el mundo lo sabe. Tenemos la capacidad de construir el futuro de las energías renovables ahora, impulsado por el viento, el agua y el sol, un futuro mejor para el país, con el beneficio añadido de seguridad energética, empleos y ahorros para todos. La pregunta es cuánto tiempo permitimos que los intereses especiales de la industria de los combustibles fósiles nos mantengan atados a un pasado sucio, y cuántas personas más serán lastimadas.  La película "Estimado Presidente" Obama (Dear President Obama) hace un llamado a tener  una visión, un plan y un liderazgo audaz para crear el futuro de la energía limpia. (Lea "Ambientalistas rechazan visto bueno al 'fracking'")

Se pensó inicialmente como un mensaje al peresidente Obama, pero también a todos los líderes electos y los presidentes que siguen. La película también continúa construyendo el poderoso movimiento popular que puede contrarrestar el dinero y la influencia de la industria de los combustibles fósiles. El movimiento es el catalizador para el cambio, buscando el respaldo político para hacer la transición de energía limpia una posibilidad real. Hemos visto al creciente movimiento lograr cosas increíbles, y hemos visto a nuestros líderes, incluyendo al presidente Obama, responder y cambiar posiciones de política, como un líder debe hacerlo. Esperamos ver más cambio en el futuro y alrededor de todo el mundo.

*Mark Ruffalo es un actor, director y miembro de la junta asesora de Americans Against Fracking. Jon Bowermaster es escritor, cineasta, seis veces concesionario del National Geographic Expeditions Council y productor de Oceans 8 Films.

 

últimas noticias