Estudio demuestra que la gente no solo compra lo mejor sino lo que menos trae problemas

Aunque parezca un poco enredado, investigaciones muestran que hay servicios en los que la gente busca lo mejor, como un seguro de vida, pero también otras donde revisan los comentarios para saber cuáles son las menos peores, como las aerolíneas o los hoteles.

Pixabay

Como lo explica Gabriel Contreras, CEO de SINNETIC, empresa dedicada a la investigación de mercados, antiguamente los economistas pensaban que el comportamiento de las personas al momento de adquirir un producto o servicio se enfocaba en encontrar lo mejor. De allí, probablemente, el porqué muchas personas se deleitan visitando diversas tiendas al momento de adquirir un nuevo par de zapatos.

La anterior categoría se denomina ‘maximizadora de utilidad’, es decir aquello por lo que paga una persona para conseguir el más alto beneficio. Sin embargo, este directivo asegura que desde hace unos años las investigaciones en esta materia vieron nacer una nueva categoría, la ‘minimizadora de decepción’.

Contraria a su compañera esta no se basa en encontrar lo mejor del mercado, sino que se enfoca en conseguir lo menos peor en medio de una oferta donde la complacencia absoluta es un bien escaso.

Le sugerimos leer: Qué hay detrás de las tres marcas más consumidas en el país

“Es algo que plantean los nuevos avances de la economía. Minimizar la decepción lo podemos ver como cuando una persona no compra el mejor plan de datos sino que adquiere al que menos se le va la señal”, explica Contreras.

Para clasificar qué empresas se encuentran como maximizadoras de utilidad y qué otras están bajo la categoría de minimizadoras de decepción SINNETIC analizó el comportamiento que tienen las personas al buscar cierto servicio o producto en internet.

Es así como aquellos productos y servicios que son buscados con el objetivo de encontrar las mejores reseñas son catalogados como maximizadores de utilidad, ejemplo de estos son los seguros de vida, empresas de medicina prepagada y seguros exequiales, entre otros.

Por otro lado los que sus búsquedas se asocian con encontrar la menor cantidad de comentarios negativos encajan bajo el concepto de minimizadores de decepción. En esta categoría figuran teléfonos celulares, gimnasios, hoteles y aerolíneas, entre otros.

Contreras piensa que es importante que las compañías sepan en qué categoría se encuentra su producto o servicio, dejando claro que uno no es mejor que el otro.

La relevancia de conocer esto radica en que las minimizadoras de decepción deben enfocar sus esfuerzos en mitigar su mala reputación, mientras que las maximizadoras de utilidad, tienen que esforzarse por fidelizar sus clientes y alcanzar nuevos.

Sumado todo lo anterior es importante que las empresas involucran dentro de su talento humano los denominados científicos de datos, profesionales que se dedican, por medio de tecnologías como el Big Data y el Analítics, recopilar información, analizarla y tomar decisiones por medio de la misma buscando un bien para la compañía.

Lea también: Analistas de datos, uno de los trabajos más prometedores en los próximos años