Contenido Patrocinado

Financia tus vacaciones cocinando en casa

Al reducir los domicilios y llevar almuerzo al trabajo podrás ahorrar más de $2 millones en un año. #MoneyGamia Día a Día te da algunos tips para cocinar en casa de forma eficiente.

@karemsuarezDiseño por William Ariza.

Cuando faltan pocos meses para terminar el año suele llegar el momento de hacer balance, no solo sobre los proyectos y metas del presente año, sino también sobre el estado financiero: un análisis que también determina si será posible tomar vacaciones en diciembre viajando hacía algún destino turístico. Sin embargo, para algunos el resultado puede ser desalentador, pues no cuentan con los recursos suficientes para financiar un merecido descanso ¿Por qué?

 

Los malos hábitos financieros, como los excesivos gastos hormiga, pueden explicar la falta de ahorros. Y pedir domicilios es tal vez una de las prácticas que más drenan las finanzas. Por satisfacer los antojos presentes, se puede poner el riesgo las vacaciones de fin de año. Y no es un problema pequeño, pues impide el ahorro de millones de pesos. 

Supongamos, que son de esos que acostumbran a pedir dos domicilios por semana de alrededor de $20.000. Esos $40.000 a la semana se convierten en $160.000 a final de mes, y a final de año serán $1´920.000. Y el mismo potencial de ahorro se obtiene al llevar almuerzo al trabajo en vez de comer cinco veces por semana en esos corrientazos de $10.000.

Lee también: Ahorra tiempo y dinero en la cocina

Entonces, claramente cocinar representa una oportunidad interesante para convertir estos gastos en ahorro. Sin embargo, decirlo es más fácil que aplicarlo: se trata de una tarea exigente, preparar platos fáciles, baratos y ricos representa un reto logístico y financiero. Por esto MoneyGamia Día a Día da algunos tips para cocinar en casa de forma eficiente.

¿Qué cocinar?

Se debe ser muy estratégicos para comer rico y evitar ser repetitivos al cocinar en casa. Por esto, es sensato tomarse un par de horas el sábado o el domingo para planear el menú de la semana: de esta manera evitarán improvisar y harán más inteligentemente su mercado.

Las verduras y algunos carbohidratos como el arroz pueden ser muy versátiles, por lo que si están balanceados no hay problema si son frecuentes en los platos. Entonces, para diversificar un menú bastaría con cambiar de proteína entre platos, y apoyarse de diferentes salsas y sazonadores.

Para los almuerzos de trabajo es útil comprar pastas, atunes, pollo y todo lo que sea fácil de cocinar pero que también sea rico y saludable. Para la cena se pueden contemplar platos más elaborados, por ejemplo, guisantes o proteínas como el pescado que saben mejor cuando se comen de inmediato. 

Es cuestión de que sean abiertos a experimentar con nuevos productos e ingredientes hasta conformar un menú diverso de al menos 10 platos. Por ejemplo, las hamburguesas vegetarianas de lentejas son una opción muy rica que vale la pena incluir en el menú.

¿Dónde mercar?

Mercar bueno y barato es la clave para cumplir el objetivo de cocinar platos que sean más baratos que los corrientazos y los domicilios. Es decir, hay que hacer un mercado inteligente, y para lograrlo es necesario comprar en diferentes tipos de establecimiento: aprovechando las fortalezas y especialidades de cada lugar.

Por ejemplo, pueden comprar las frutas y verduras en el fruver de la cuadra. Los huevos, la leche y el aceite en alguna tienda de bajo costo.  Y en las grandes superficies se pueden comprar diferentes tipos de proteínas, y tal vez algunos artículos importados que no se consiguen en otros lugares.

Aunque implique caminar un poco más, y tarden más tiempo, es la forma conseguir la mejor calidad al menor precio posible.

¿Cómo planear la rutina?

Cocinar diariamente un reto logístico. Pero con estrategia, maximizando el tiempo, y usando los productos correctos se puede cumplir con esta tarea con tan solo levantarse media hora antes.

Por ejemplo, mientras se cocina el desayuno también se puede preparar una pasta o una hamburguesa vegetariana. Luego se pueden adelantar tareas para la cena de esa noche: dejar remojando algunos guisantes o guardar una proteína en la nevera con algún tipo de sazonador.

Pero en vez de perder varios minutos picando ingredientes para darle sabor a su comida, se puede usar productos como Sazonarey que tiene una versátil mezcla hierbas y especias que sirve para prácticamente cualquier plato.

Este producto trae perejil, laurel, ajo, cebolla, pimienta y cúrcuma. Y una bolsita de Sazonarey de 55 gramos, que alcanza para más de 15 platos, solo cuesta $1.500.

Es una herramienta rápida y barata para sazonar los diferentes platos de su menú, incluso el arroz.  De hecho, lo más eficiente es cocinar durante la noche el arroz que se va a usar para todos los platos, durante la cena, por ejemplo.

¿Cuánto se puede ahorrar?

Si se merca inteligentemente un plato cocinado en casa puede costar fácilmente menos de $6.000. Es decir, están ahorrando más $4.000 frente a esos corrientazos de $10.000, y están pagando $14.000 menos que esos domicilios de $20.000.

Para apreciar el impacto de estas cuentas se puede retomar los ejemplos anteriores: de alguien que pide dos domicilios de $20.000 y que come cinco veces en corrientazos de $10.000 por semana.

Esta persona puede ahorrar cocinando en casa más de $48.000 a la semana, $192.000 al mes y más de $2´300.000 en un año.

Dinero suficiente para vacacionar dentro y fuera del país. Son cifras que confirman que cocinar en casa es una excelente decisión financiera.

*Este video fue patrocinado por Sazonarey.

886317

2019-10-16T16:08:30-05:00

article

2019-10-24T10:05:15-05:00

camilovegaee_87

moneygamia

Redacción Economía.

Economía

Financia tus vacaciones cocinando en casa

41

6289

6330