La multa es de 50 salarios mínimos

¿Formalización turística o freno a la economía digital?

La sanción contra Booking Colombia, por no tener el Registro Nacional de Turismo, revive el debate sobre la regulación de las plataformas virtuales.

Booking.com presta servicios en 227 países y vende más de 900.000 habitaciones por noche. / Óscar Pérez - El Espectador

Booking.com es una de las plataformas líderes en reservas de alojamiento en línea del mundo. Presta servicios en 227 países, tiene convenio con 1’227.435 hoteles y vende más de 900.000 habitaciones por noche. Al igual que Hoteles.com, Trivago.com, Despegar.com, Airbnb y un sinnúmero de aplicaciones virtuales que están revolucionando la industria del turismo, Booking.com se ha convertido en la competencia directa de los prestadores de servicios convencionales, que operaban antes de la era digital, y su regulación es uno de los retos más importantes para la mayoría de los gobiernos en el mundo.

En este escenario, la sanción impuesta por el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo contra este establecimiento, por operar en Colombia sin la inscripción previa en el Registro Nacional de Turismo y por infringir las normas vigentes en el país, genera polémica, revive el debate y nos obliga a preguntarnos si este tipo de medidas son una herramienta para la formalización del turismo o un obstáculo para el desarrollo de la economía digital en el país.

De acuerdo con María Claudia Lacouture, ministra de Comercio, Industria y Turismo, la sanción de 50 salarios mínimos, equivalentes a $38 millones, es el primer paso para combatir la informalidad y generar unas reglas de juego claras y equilibradas, que permitan la competencia sana entre los distintos prestadores de servicios turísticos y garanticen la mejor atención para los usuarios. “Con esta decisión queremos fomentar la formalización de todos los prestadores de servicios del sector, incentivar la competencia leal y velar por el cumplimiento de las leyes”, añadió Lacouture.

La decisión del Ministerio se da en medio de las nueve brigadas por la formalización que se realizaron en el último mes y que han generado 253 cierres de establecimientos turísticos por no tener actualizado el RNT. Además de la multa, el Ministerio decidió trasladar la investigación a la Superintendencia de Industria y Comercio, para saber si la plataforma web ha incurrido en competencia desleal, si tiene publicidad engañosa o si ha ejercido abuso de poder. Lacouture reveló que el Ministerio también le pasó la información a Fontur para que establezca los pagos de parafiscales que se han dejado de cumplir y a la DIAN para que investigue una posible evasión de impuestos.

Sin embargo, Daniel Medina, exministro TIC y experto en este tipo de conflictos, asegura que pedirles registro a las plataformas virtuales que ofrecen servicios de intermediación entre los operadores turísticos y los consumidores, es el primer paso para que después el Gobierno solicite el bloqueo de otras aplicaciones como Expedia o Despegar.com. “Desde mi punto de vista, esta sanción va en contra de la ley de TIC y, sobre todo, en contra del desarrollo de la economía digital en el país”, aseguró Medina.

Lacouture fue clara en afirmar que la sanción es contra el establecimiento jurídico y no contra la plataforma virtual. “Lo mínimo es que la empresa cumpla con los requerimientos establecidos por ley. Estamos en un proceso para formalizar todas las aplicaciones que prestan estos servicios en el país, incluso el diálogo para que Airbnb tenga un establecimiento oficial en Colombia y pague impuestos está muy adelantado”, añadió.

Por su parte, Medina asegura que en estos casos la regulación debe ser a posteriori, como ocurre en la Unión Europea, y no un requisito de entrada que limita y reduce las posibilidades para los usuarios. “Si hay problemas de competencia y de regulación, una solución podría ser limitar los arriendos o acortar la estadía, como pasa en otras regiones del mundo”.

Para la Asociación Colombiana de Agencias de Viajes y Turismo (Anato) la decisión del Ministerio ayuda a conseguir un equilibrio entre los distintos agentes de la industria del sector y es una buena señal para que estas plataformas se radiquen oficialmente en el país, paguen impuestos y aporten al crecimiento de la economía nacional.

La situación de Booking.com es igual de compleja a la de Uber y el debate sobre su futuro en Colombia no termina. En 2016, el Ministerio TIC creó el viceministerio de Economía Digital, precisamente para generar una visión de gobierno sobre este tema y un diálogo intersectorial para saber cómo reaccionar, según la competencia, a la aparición de plataformas tecnológicas en prácticamente todos los sectores de la economía. Lo único claro es que, como es imposible detener el avance de la tecnología, lo más importante es tomar las medidas necesarias para que en el futuro las agencias de turismo tradicionales puedan convivir en armonía con este tipo de plataformas.

 

últimas noticias