Fundador de Rolling Stone vende la participación que le quedaba en la revista

Jann Wenner le vendió el control de su empresa de medios a Penske Media Corp., la editorial de Variety y Women’s Wear Daily. Wenner quedará como director editorial.

La revista Rolling Stone es el único activo que conservaba el grupo Wenner Media. Flickr - Ken Hawkins

El cofundador de Rolling Stone, Jann Wenner, le vendió el control de su empresa de medios a Penske Media Corp., la editorial de Variety y Women’s Wear Daily, con lo cual comienza una nueva era para la cronista de la cultura pop estadounidense.

Wenner, que fundó Rolling Stone en San Francisco en 1967, cuando The Grateful Dead y Jefferson Airplane tocaban en los clubes locales, seguirá como director editorial. Penske adaptará la revista a su plataforma editorial digital y será dueña de la mayor parte de Wenner Media, que a su vez controla el 51 por ciento de Rolling Stone. La transacción tasa a Wenner Media en US$100 millones, dijo una persona al tanto del tema.

Con la transacción, Wenner puede seguir conduciendo la línea editorial de Rolling Stone y a la vez apoyarse en un socio que está en expansión. Penske Media, fundada por Jay Penske, hijo del magnate del automovilismo Roger Penske, consiguió una amplia selección de publicaciones de entretenimiento en estos últimos 10 años. En 2009, la empresa adquirió el blog Deadline Hollywood; en 2012, Variety, una publicación del sector; en 2014, la revista de moda Women’s Wear Daily; y en 2016, el blog de cine Indiewire.

En septiembre, Wenner Media contrató a Methuselah Advisors para analizar una venta de Rolling Stone. BandLab Technologies, que compró el 49 por ciento de la editorial en septiembre de 2016 —la primera transacción de Wenner con un inversor externo— había manifestado interés por adquirir el control total. La empresa con sede en Singapur retendrá su participación minoritaria. El hijo de Wenner, Gus, seguirá siendo presidente y director de operaciones.

Ventas

Este año, Wenner Media le vendió Men’s Journal y Us Weekly a American Media Inc. Esas ventas ayudaron a Wenner a amortizar grandes deudas que contrajo al venderle la mitad de Us Weekly a Walt Disney Co. en 2001 por unos US$40 millones y readquirir esa participación en 2006 por US$300 millones.

Rolling Stone ganó fama por su periodismo osado, desde los diarios de campaña de Hunter S. Thompson hasta las crónicas de Matt Taibbi sobre la crisis financiera de fines de la primera década de este siglo. Pero esa reputación quedó manchada cuando la revista retiró un artículo escrito en 2014 sobre una violación grupal en la Universidad de Virginia después que desacreditaron su trabajo periodístico. El año pasado, Rolling Stone y la periodista Sabrina Rubin Erdely perdieron un juicio por difamación vinculado con la nota y se les exigió pagar US$1 millón y US$2 millones, respectivamente. En junio, Rolling Stone acordó pagar US$1,65 millones para poner fin a una demanda por difamación contra la fraternidad en la nota.

Además de luchar contra los gigantes de internet, a Wenner Media le cuesta competir con editoriales de revistas más grandes como Time Inc., Hearst Corp. y Condé Nast, que ofrecen a sus anunciantes públicos diversos en muchas publicaciones. En noviembre, Time Inc. acordó venderse a Meredith Corp. por unos US$1.800 millones, otra señal de los problemas de la prensa escrita.

Temas relacionados

 

últimas noticias