Futuro incierto para los puntos Vive Digital

El Mintic había advertido sobre la necesidad de que las entidades territoriales hicieran lo necesario para continuar con el funcionamiento de estos espacios de acceso a internet. Sin embargo, Fedemunicipios afirma que la expectativa era que se prorrogaran los contratos que estaban vigentes, debido a la dificultad de asumir esta responsabilidad en la mitad de una vigencia presupuestal.

Imagen de referencia del punto Vive Digital de Bojayá, inaugurado en 2017. Cortesía Mintic

El futuro de los más de 900 Puntos Vive Digital, una de las mayores apuestas del gobierno saliente en materia de conectividad, es incierto. El 31 de julio terminaron los contratos que sostenían la operación de estos espacios y su continuidad por parte de los municipios aún es un interrogante.

A través de un comunicado, Claro informó que la semana pasada terminó el contrato que tenía con el Fondo Financiero de Proyectos de Desarrollo (Fonade) para la prestación del servicio de conectividad a internet para 256 puntos Vive Digital. Fonade, por su parte, informó que el contrato suscrito entre esa entidad y el Fontic (adscrito al Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones o Mintic) “finiquitó” en esa misma fecha.

Los restantes 643 puntos estaban en manos de los operadores Azteca y S3 Wirelesss, con quienes también terminó el contrato, de acuerdo con información de Fonade.

Le puede interesar: Mintic restablece el servicio de 642 Puntos Vive Digital tras lío con Fonade

En junio pasado, el Mintic había informado que los puntos, presentes en 535 municipios de 26 departamentos del territorio colombiano, en efecto, serían entregados a las entidades territoriales a partir del 1° de agosto. El Ministerio puso en marcha esta iniciativa hace seis años, con el objetivo de llevar acceso a internet a “zonas vulnerables de cabeceras municipales del país”.

Sin embargo, según Gilberto Toro, director de la Federación Colombiana de Municipios, la expectativa era que el gobierno prorrogara los contratos para garantizar el servicio hasta el próximo año. De acuerdo con Toro, entregar esta responsabilidad en la mitad de una ejecución presupuestal implica dificultades y “la mayoría de municipios no estaban preparados”.

Toro aseguró que el asunto será materia de estudio con el fin de establecer en qué medida la Federación puede “ayudar” con su capacidad. “No se puede acabar con la posibilidad de que estos municipios tengan internet y acceso a las tecnologías”, agregó.

Según explicó el Mintic en junio pasado, esa cartera "ha adelantado los procesos de donación de la infraestructura tecnológica instalada y reiterado a las entidades que deben adelantar las gestiones administrativas y presupuestales necesarias para asumir la continuidad de los Puntos Vive Digital que tienen a su cargo".

Adviritió también sobre la necesidad de asignar recursos propios de los entes territoriales y/o la realización de alianzas estratégicas con el propósito de garantizar el funcionamiento de los espacios que han permitido a cerca de 1,8 millones de colombianos conectarse y hacer uso de internet en el país.