Futuros del bitcoin preocupan a ejecutivos de grandes bancos

La criptomoneda llegará a Wall Street el domingo y algunos ejecutivos de los bancos más grandes del mundo no duermen bien por las noches.

Bloomberg News

Faltan pocos días para que Cboe Global Markets Inc. estrene los contratos de futuros sobre la criptomoneda, y muchos bancos todavía están considerando si ofrecerlos a los clientes — y, de hacerlo, cómo manejar los mecanismos—. En entrevistas, algunos ejecutivos y operadores dijeron que sus mesas de negociación están deseando participar, pero la mayoría expresó señales de cautela, señalando inquietudes y preguntas sin respuesta. Las violentas fluctuaciones en el precio del bitcoin esta semana han hecho que el nuevo mercado parezca aún más peligroso.

Todas las personas, pertenecientes a media docena de grandes firmas, pidieron que no se les nombrara, en algunos casos diciendo que les preocupaba contradecir las declaraciones públicas de sus superiores. Otros dijeron que aún es demasiado pronto para tomar una posición. Estas son algunas de sus principales preocupaciones:

Campo minado para la reputación

Algunos máximos responsables de bancos y líderes de la industria han pasado meses burlándose públicamente del bitcoin: "es un fraude", "la definición misma de una burbuja" o un "índice para el lavado de dinero", y quién sabe lo que han dicho en privado. Ahora, ¿qué va a parecer si las empresas ayudan a los clientes a invertir en algo que explota? ¿Cómo podrían sonar los comentarios internos sobre los futuros si alguna vez llegan a usarse en casos legales? Un ejecutivo, por ejemplo, se refirió en privado a la divisa digital como una "moneda de mier*".

¿Qué mesa de negociación?

Los entusiastas dicen que bitcoin es una moneda. La Comisión de Comercio de Futuros sobre Mercancías (CFTC, por sus siglas en inglés) dice que es un producto básico (una "commodity"). Lo mismo opina Goldman Sachs Group Inc. Por lo tanto, puede parecer natural que las mesas de negociación de esos mercados manejen los nuevos contratos. Pero un ejecutivo dijo que se puede argumentar a favor de que se ocupen de esta tarea las mesas de negociación de acciones (y, más concretamente, las mesas de negociación Delta One) porque están acostumbradas a las matemáticas concretas: bitcoin es como una acción volátil, y los futuros, al menos en ciertos aspectos, son como las opciones que las replican.

Violenta volatilidad

Cuando los precios de los activos son estables, es relativamente sencillo para los bancos crear mercados: ayudar a un cliente a comprar o vender un activo, y luego tomarse un tiempo para encontrar otro cliente que quiera tomar una posición opuesta. Pero el bitcoin es demasiado radioactivo como para que los bancos lo puedan mantener: oscila de forma frenética en cuestión de minutos y no existe un modelo establecido para contabilizarlo en el balance. Entonces, los bancos intentarán compensar los nuevos contratos, haciendo coincidir un inversor con otro. Esto puede ser difícil. Algunos operadores, por ejemplo, dijeron que a muchos clientes solo les interesen las ventas a corto. Eso puede hacer que un día en la oficina sea muy duro: sin posiciones largas, las operaciones pueden ser costosas y difíciles de configurar.

Peligros en la compensación

Esto se expuso en una carta esta semana de la Asociación de la Industria de Futuros (FIA, por sus siglas en inglés), que dijo que Cboe (el mercado de opciones de Chicago) y el mayor operador bolsas del mundo, CME Group Inc., están apresurándose a lanzar los futuros al mercado sin una consideración adecuada de los riesgos. La Asociación, de la que forman parte algunas de las corredurías de derivados más grandes del mundo, dijo que le preocupaba que la extrema volatilidad de la criptomoneda pudiera llevar a los inversores a incumplir si los precios fluctúan. Eso podría perjudicar a las empresas que compensan los contratos.

Llegar tarde

Va a ser difícil para los burocráticos grandes bancos hacerse con un buen conocimiento de todos estos mecanismos, y a la vez descubrir si tienen estómago para este negocio, en un espacio tan corto de tiempo. Una persona cercana a Goldman Sachs dijo el jueves que inicialmente compensará contratos de bitcoins para ciertos clientes caso por caso. Bank of America Corp. y Citigroup Inc. no ofrecerán compensación en las próximas semanas. Y en algunas otras empresas, los ejecutivos dijeron que podrían entrar en el mercado cuando estén listos. De forma que si eligen entrar, será más sencillo. ¿Pero, ocurrirá que una pequeña presencia de los grandes actores dará una ventaja a las empresas más ágiles y dispuestas a tomar riesgos que abrazan el nuevo mercado desde el minuto uno?