Grecia llega a un acuerdo con sus creedores

Los bonos griegos registraron un alza tras el éxito de las conversaciones, que concluye meses de negociaciones con la zona euro y con el Fondo Monetario Internacional.

Grecia necesita unos 7.000 millones de euros en ayudas para pagar a los acreedores en unos meses.Bloomberg.

Grecia resolvió a primeras horas del martes el bloqueo más reciente sobre las condiciones de su programa de rescate con los acreedores internacionales, lo que abre el camino para las negociaciones de un alivio de la deuda y el desembolso del próximo tramo de préstamos de emergencia.

Las acciones y los bonos griegos registraron un alza tras el éxito de las conversaciones, que concluye meses de negociaciones con la zona euro y el Fondo Monetario Internacional. El Gobierno griego cedió a una serie de demandas, entre ellas el recorte de las pensiones y una disminución de la banda libre de impuestos a entre 5.700 euros (US$6.221) y 6.000 euros desde los 8.636 euros en la actualidad. El acuerdo también permitirá que más tiendas abran los domingos en varias partes del país.

"La rápida aplicación de estos compromisos debería permitir al Eurogrupo aprobar este acuerdo en su próxima reunión", dijo el comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, en una declaración por correo electrónico el martes.

Siete años después de que Grecia solicitara ayuda exterior, desencadenando una crisis de deuda que reverberó por toda la zona euro, el país sigue muy endeudado y necesita préstamos de rescate. En la ronda más reciente, Grecia necesita unos 7.000 millones de euros en ayudas para pagar a los acreedores en unos meses, pero algunos Gobiernos de la zona euro, especialmente Alemania, se niegan a hacer ningún pago a menos que el FMI participe. Por su parte, el FMI ha dicho que no se unirá al último programa de rescate hasta que se alivie la carga de la deuda de Grecia, además de las reformas acordadas el martes.

"Las negociaciones para un acuerdo que aseguren la sostenibilidad de la deuda griega comienzan ahora", dijo el ministro de Finanzas griego, Euclid Tsakalotos, a los medios en Atenas después de la reunión con los auditores de rescate, que facilitaron el avance.

Mantenerse a flote

El conjunto de medidas que se han acordado "debería permitir a Grecia recibir los fondos que necesita para mantenerse a flote durante el verano", dijo Holger Schmieding, economista jefe de Berenberg Bank. "Tanto Grecia como sus acreedores están comprando tiempo antes de que las negociaciones, entre ellas las relativas al alivio de la deuda, puedan avanzar después de las elecciones alemanas más tarde este año".

Las acciones y los bonos dieron un salto en las primeras operaciones de Atenas. Los rendimientos de la deuda griega con vencimiento en 2019 caían 43 puntos básicos a 5,95 % a las 11:55 de la mañana en Atenas, mientras que el índice general de referencia de la Bolsa de Atenas avanzaba un 2,6 %. Las acciones del sector bancario subieron un 7,6 % a su máximo desde junio de 2016.

Si Grecia supera sus objetivos, el Gobierno podrá implementar una serie de medidas compensatorias para aliviar la carga de austeridad, según un cargo del Gobierno del primer ministro, Alexis Tsipras, que pidió permanecer en el anonimato por estar hablando del programa. Las medidas incluyen subvenciones a alquileres de hasta 1.000 euros al año, un máximo de 250 millones de euros en manutención de menores y una disminución de las contribuciones a medicamentos para personas con ingresos bajos. El convenio colectivo para trabajadores griegos volverá a estar vigente a partir de septiembre de 2018, dijo el responsable.