Se busca reducir la hora en la que empieza el recargo de 10 p.m. a 8 p.m.

Hasta los sindicatos creen que se hundirá el proyecto de ley que bajaría el horario nocturno

Centrales obreras y analistas dicen que la división de la mesa de concertación, la transición de ministras de Trabajo y la advertencia económica del Minhacienda jugarán en contra en el tercer debate.

Los empresarios dicen que si el proyecto de ley pasa, el costo por trabajador que gane el mínimo subiría en $43.033. / Cristian Garavito.

Al presidente Juan Manuel Santos le quedan 15 meses para que cumpla una de sus principales promesas de campaña: la que les hizo a los sindicatos de reducir de 10 p.m. a 8 p.m. la hora en que entra a regir el recargo nocturno. Es decir, revertir parcialmente la Ley 789 de 2002, que hace 15 años elevó el horario de 6 p.m. a 10 p.m.

Aunque el proyecto de ley con el que se busca realizar estos cambios ya está a mitad de camino, pues ya fue aprobado en sus dos debates en la Cámara de Representantes, las discusiones en el Senado se realizarán en un ambiente poco favorable.

El primer inconveniente es que la Comisión Séptima del Senado pidió a la mesa de concertación laboral, integrada por sindicatos y gremios empresariales, discutir y analizar el proyecto de ley antes de darle pie al tercer debate en el Congreso de la República. Sin embargo, no hubo consenso entre las partes.

En un lado estaban los sindicatos que defendían el proyecto de ley: “Aunque la promesa original de Santos era bajar la hora en la que comienza el horario nocturno de 10 p.m. a 6 p.m., de todas formas, apoyamos que la reducción sea hasta las 8 p.m. Se trata de un derecho laboral que se perdió durante la administración Uribe y queremos recuperarlo. No hubo consenso el pasado 3 de mayo porque los empresarios ejercieron una fuerte oposición al respecto, alegando costos excesivos y que hacían falta más estudios”, explicó Fabio Arias, vicepresidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT).

Por su parte, los gremios empresariales advirtieron que, de pasar el proyecto de ley, por el pago del recargo nocturno se generaría un aumento promedio mensual de $43.033 por cada trabajador que devenga un salario mínimo y de $58.333 para los que tienen ingresos de más de $1 millón. De hecho, el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, ha hecho varios comentarios cada vez que el tema surge y ha advertido que la medida podría tener un efecto negativo sobre la generación de empleo.

Asimismo, la Asociación Colombiana de las Pequeñas y Medianas Empresas (Acopi) destaca que, cuando hace 15 años se pasó la hora en la que empieza el recargo nocturno de 6:00 p.m. a 10:00 p.m., se motivó la generación de empleo. “Hubo un avance muy importante con el aumento de 6,5 millones en el número de ocupados entre diciembre de 2002 y el mismo mes de 2016. De la misma manera, la tasa de desempleo pasó de 15 % a 9,2 %, disminuyendo en aproximadamente un millón el número de desempleados del país”, explicó el gremio.

Tras el fracaso de las negociaciones, el pasado 3 de mayo la entonces ministra de Trabajo, Clara López Obregón, informó que “devolveremos la iniciativa del recargo nocturno para que sea el Senado el que adopte una decisión al respecto, por tratarse de un proyecto de ley de iniciativa parlamentaria, y que sea esta instancia la que decide si le da tránsito o no al siguiente debate”.

Tras la incertidumbre por si el proyecto de ley pasaría al Senado, El Espectador habló con el presidente de la Comisión Séptima de esa corporación, el senador Edinson Delgado, del Partido Liberal, quien explicó que “se realizará el tercer debate sobre el horario nocturno y está presupuestado para hacerse esta semana con la nueva ministra de Trabajo, Griselda Janeth Restrepo”.

En efecto, Delgado explicó que están a la espera del nombramiento de la nueva ministra de Trabajo para realizar el tercer debate, y estarían dispuestos a aplazarlo si el nombramiento no se da esta semana. De manera que una de las primeras tareas que deberá enfrentar Restrepo será la discusión del proyecto de ley en la Comisión Séptima del Senado, donde está el senador Álvaro Uribe Vélez, quien elevó hace 15 años el horario nocturno hasta las 10 p.m.

Aunque se realice el tercer debate, existe un ambiente de pesimismo sobre esta iniciativa, incluso entre los sindicatos. “Todavía no sabemos si la Comisión Séptima nos ordenó discutir el proyecto de ley para lavarse las manos y luego hundirlo. La verdad, no creemos que vaya a pasar este debate, sobre todo porque en esta comisión está Uribe, que fue el que dejó a las 10 p.m. la hora en la que arranca el recargo de noche. Aunque estemos a favor, creemos que se va a hundir”, comentó Arias.

Para el analista Iván Daniel Jaramillo, del Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario, “hay muchas cosas en contra de este proyecto de ley. La falta de consenso entre sindicatos y empresarios, la transición entre ministras de Trabajo y la oposición por parte del Ministerio de Hacienda, que dice que el cambio de horario nocturno podría implicar un costo de $411.000 millones”.

Tal parece que sólo queda esperar para saber qué pasa durante el tercer debate del proyecto que busca reducir la hora en la que empieza el horario nocturno de 10 p.m. a 8p.m. Una discusión que podría acabar con una lucha de más de dos años en el Congreso e implicar el incumplimiento de una promesa de campaña presidencial de 2014.