“Hemos sido diligentes en el proceso de Ruta del Sol”: Mintransporte

En un debate de control político en el Senado, el Legislativo le pidió explicaciones a la titular de la cartera de Transporte por negociar un pago a los bancos que prestaron el dinero para la Ruta del Sol, envuelta en un escándalo de corrupción.

Ministra de Transporte, Ángela María Orozco, durante el debate de control político en el Senado.Cortesía - MinTransporte

La ministra de Transporte, Ángela María Orozco, defendió su gestión en el marco de la liquidación del contrato de la Ruta del Sol durante su intervención en el debate de control político que fue citado por el senador Armando Benedetti en la plenaria del senado y que tuvo lugar este martes. “En todo este proceso no hemos sido sino activos y diligentes”, dijo.

Lea también: Declaran nulidad absoluta del contrato de la Ruta del Sol 2

Hace unas semanas se conoció que la funcionaria venía adelantando una negociación con los bancos que le prestaron dinero al Consorcio Constructor Ruta del Sol para la construcción del segundo tramo de la vía que lleva el mismo nombre para que el Estado les pagara más de $1 billón, correspondiente a las obras que se ejecutaron. Sin embargo, el tribunal de arbitramento ordenó que solo se les reconozca $211.000 a estas compañías, lo que le significó a Orozco una lluvia de críticas por “querer darles más dinero”.

La ministra se defendió diciendo que la conciliación judicial se hizo públicamente y “presumiendo los postulados de la buena fe” y que está obligada por ley a evaluar diligentemente la posibilidad de llegar a acuerdos económicos viables para el estado, en este caso después de instalado el tribunal de arbitramento, pero antes de que este dicte su sentencia. Y reiteró que en ningún momento se llamó a los bancos a conciliar, pues apenas era una propuesta de un eventual acuerdo, “estábamos en la primera instancia”.

También culpó a la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) de impedir que la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) declarara la caducidad del contrato o la toma de posesión del mismo cuando al gran retraso en las obras, que superaba el 90 %, se sumó el escándalo de corrupción en la adjudicación de la licitación. “Se descartaron medidas que iban más acorde con el beneficio de los colombianos por la decisión de la SIC en un acto nunca antes hecho en Colombia: dar por terminado un contrato como medida cautelar. Los procesos sancionatorios de la ANI se fueron al carajo por ordenar una terminación inmediata sin consecuencias, como si fueran los mejores amigos”, resaltó en plenaria.

De hecho, este camino, según la funcionaria, facilitó que Odebrecht demandara a Colombia ante el Tribunal de París por terminar anticipadamente el contrato. Además, al tomar la mencionada vía no fue posible inhabilitar a la empresa para contratar con el Estado ni obligarla a renunciar a participar en otras licitaciones en curso o en los proyectos que ya habían sido adjudicados. También se dejaron de recibir los $82.000 millones que establecía la cláusula penal, de acuerdo con la ministra.

En ello coincidió el senador citante, Armando Benedetti, al decir que esta solución fue armada para que no se optara por la caducidad: fue un montaje y ahora Odebrecht tiene la puerta abierta para seguir reclamando en todas partes, sin contar con que se pueden seguir presentar a otras licitaciones y pueden indemnizarlos. Los tipos dejaron la vía tirada, que pagaron coimas y maquillaron libros; nosotros quedamos sin obras y ellos con plata y sin responder por nada”, lamentó.

Sin embargo, el senador Jorge Enrique Robledo dijo que las actuaciones de la ministra, quien “se presenta como una heroína”, son irresponsables e inaceptables, y señaló que se trataba de un intento regalarles a los banqueros más de $1 billón después de declararlos terceros de buena fe “a pesar de que ella misma dijo acá que era un contrato corrupto”. Luego le pidió a funcionaria que renuncie “por la irresponsabilidad de meternos en ese absurdo y porque está impedida por haber tenido negocios con el Grupo Aval”, dos temas que se tocarán el próximo 27 de agosto en un debate de control político sobre el tema.

Orozco recordó los momentos que se vivieron después de que Odebrecht admitió ante la justicia estadounidense que había pagado coimas en al menos 10 países de América Latina, entre ellos Colombia, donde participaban en varias concesiones y el efecto que la noticia tuvo al vincular a varios funcionarios públicos poner en tela de juicio el buen nombre de varias organizaciones. “Esto hizo que el país no tomara decisiones, que la ANI no se atreviera; todo estaba detenido”, reflexionó la ministra.

Finalmente, la titular de la cartera explicó que cuando llegó al cargo recibió una vía en muy malas condiciones y destacó que a través del Instituto Nacional de Vías (Invías) se han llevado a cabo labores de mantenimiento y construcción para recuperar el corredor, cuya calzada antigua se encuentra en buen estado en más de 300 kilómetros.

La ministra concluyó diciendo que a pesar de que hay suspicacias alrededor de su gestión y su conocimiento del proceso, tiene derecho a que se resalte su prestigio y su buen nombre por el trabajo que ha venido liderando para que los colombianos tengan mejores obras. “Me compete mirar cómo no vuelve a suceder algo así; por eso tenemos que reforzar las normas de auditoría de estos contratos, hoy la norma no tiene expreso que se inhabilite a la empresa que incumple y a sus socios, el Congreso tiene que ayudarnos con eso”, indicó.

Benedetti, por su parte, criticó que Luis Carlos Sarmiento les “mandara a decir” a través de Asobancaria que no va a prestar más plata para proyectos de infraestructura, haciendo referencia a las declaraciones del presidente del gremio, Santiago Castro, en medios. “Las 29 vías de cuarta generación (4G), que valen $48 billones, dependen del señor”.

Le recomendamos: “Corficolombiana no ha recibido un solo peso por la Ruta del Sol 2”

El contrato entre el Gobierno Nacional a través de la ANI y el Consorcio Constructor Ruta del Sol, conformado mayoritariamente por Odebrecht y en menor porcentaje por Episol del Grupo Aval, para construir el sector dos de la Ruta del Sol se suscribió en enero de 2010 por $2,4 billones para la construcción de 568 kilómetros de doble calzada entre Puerto Salgar (Cundinamarca) y San Roque (Cesar).

875984

2019-08-13T22:20:50-05:00

article

2019-08-13T22:23:37-05:00

pdelgado_251094

none

Redacción Economía.

Economía

“Hemos sido diligentes en el proceso de Ruta del Sol”: Mintransporte

72

7210

7282

 

últimas noticias