“Innovación no es sinónimo de desregulación”: Superfinanciera

Así lo indicó el superintendente Jorge Castaño durante la instalación del congreso de Asobolsa, que se realiza en Cartagena, refiriéndose a la adopción de nuevas tecnologías como el blockchain.

Jorge Castaño, superintendente financiero. Superfinanciera.

Durante el noveno congreso de la Asociación de Comisionistas de Bolsa (Asobolsa), que se realiza esta semana en Cartagena, se discutió sobre la adopción de nuevas tecnologías. El evento se da en el marco de un mundo cada vez más conectado, de un consumidor altamente digital y de cambios tecnológicos, como la euforia mundial en torno a las criptomonedas como el bitcoin. Por eso es inevitable la reflexión sobre la transformación del sector financiero mundial y también local. También, se plantea la discusión sobre el papel de los reguladores en esta transformación.

El superintendente financiero, Jorge Castaño, intervino diciendo que “lo primero que se necesita es una estrategia de transformación: el cambio no puede ser algo de una sola empresa, sino de todo el mercado. Y para esto tenemos que definir qué queremos transformar: ¿mejorar la experiencia? ¿Desarrollar procesos de fidelización? ¿Incrementar la eficiencia de los procesos? ¿Optimizar la toma de decisiones? ¿Redefinir el modelo de negocio?”.

El funcionario también reconoció que han llegado nuevas tecnologías al sector que podrían ayudar a producir la transformación del sector financiero, cada una con sus respectivos atributos. Por ejemplo, los “robo advisors”, que facilitan la atención del cliente y también ayudan al monitoreo y seguimiento de los procesos. Por su parte, el “cloud computing” da flexibilidad, seguridad y adaptabilidad.

Asimismo,  Castaño indica que tecnologías como el blockchain no solo se puede usar para tranzar bitcoins, sino que su sistema puede ayudar a la integralidad de las emisiones de activos financieros (acciones, bonos, etc). También facilitará la compensación, liquidación y custodia de títulos valores. El trading de alta frecuencia por medio de algoritmos tendría una incidencia sobre la liquidez de los mercados.

De hecho, algunas de las principales bolsas del mundo están implementando y experimentando con la aplicación de la tecnología de registro descentralizado (DLT) para transformar los mecanismos tradicionales. En mayo de 2017 el Nasdaq (la bolsa de las tecnológicas en EE. UU.) y el Citi Bank anunciaron un desarrollo usando el DLT para registrar y transmitir instrucciones de pago. Asimismo, en 2016 Deutsche Bank y el Bundesbank presentaron un prototipo funcional para la liquidación de valores basado en blockchain.

Pese a los atributos de los cambios tecnológicos dentro del sector financiero, el superintendente advirtió que “no se debe confundir la innovación con la desregulación prudencial. Los beneficios de estos cambios son innegables, pero el pilar en el que se fundamenta la confianza en el sistema financiero debe mantenerse: estabilidad, protección al consumidor, integralidad, transparencia y eficiencia”.