Entre el 18 y 24 de septiembre se realizará la jornada

La responsabilidad en la movilidad también es de los usuarios

La Semana de la Movilidad Sostenible busca generar una reflexión nacional alrededor del peso que las conductas humanas tienen en los problemas viales de todo el país.

Bloomberg

Puede que el término movilidad sostenible induzca a pensar rápidamente en temas ambientales, emisiones de carbono, tecnologías limpias y vehículos eléctricos. Y no es una mala concepción, sólo que aquí puede resultar algo escasa, incluso miope. (Lea "Educación y más controles, el largo camino de la seguridad vial")

La sostenibilidad en materia de movilidad es un concepto que abarca problemáticas ambientales, claro, pero que también busca repensar la totalidad de un sistema desde otras perspectivas, abordando temas como la seguridad vial, entre otros que son transversales a áreas como el deporte, la salud, el transporte y, como ya se dijo, el ambiente.

En Colombia, una de las principales causas de muerte a nivel nacional son los siniestros viales, en los que, en la vasta mayoría de las veces, interviene una mala conducta de los usuarios. “Es necesario entender cuál es la labor de todos los actores en el sistema, cuál es su rol. Lo que se busca es impulsar un esquema de corresponsabilidad”, dice Ricardo Galindo, director de la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV).

Esta es una de las entidades encargadas de promover la Semana Nacional de la Movilidad Sostenible, una actividad que llega a su tercera edición este año y que se realizará entre el 18 y el 24 de septiembre.

La semana busca plantear discusiones y debates alrededor de la movilidad, con algunos énfasis, como lo relacionado con las conductas de los usuarios, que son responsables del 90 % de los siniestros viales en Colombia, según cifras de la propia ANSV.

Esta es la primera versión de la jornada que se hace bajo el marco de la Ley 1811 de 2016, la cual requiere que una vez al año se realice la jornada como una forma de sembrar conciencia alrededor de temas como las caminatas y el uso eficiente de bicicletas y el transporte público, que resultan claves para la sostenibilidad del sistema de movilidad a nivel nacional y local.

La jornada va en paralelo con la Semana Europea de la Movilidad y está pensada para que incluya el Día Mundial Sin Automóvil, que se lleva a cabo el 22 de septiembre. En al menos 40 ciudades del país se cumplirá el Día Sin Carro durante la Semana de la Movilidad Sostenible.

En materia de seguridad vial, aunque la discusión toca varios puntos, el principal problema es el exceso de velocidad. En Colombia, al menos 40 % de los siniestros viales en los cuales está presente la mala conducta de un usuario tiene el componente de la velocidad. Según la ANSV, el 90 % de las vías urbanas del país tiene un límite de 30 kilómetros por hora, que suele no ser respetado por los usuarios.

Por eso la insistencia en que haya programas de educación en los que se reitere la responsabilidad de todos los usuarios del sistema de movilidad. “El ser conductor, de cualquier vehículo, conlleva una gran responsabilidad. Es por ello que sus sentidos siempre deben estar alertas; sea consciente de las características y el estado de su vehículo, guarde distancias prudentes, respete las leyes. Es necesario que al adelantar ciclistas en las vías lo hagamos a mínimo 1,5 metros. Todos ejercemos distintos roles en el contexto vial y el ser peatón también implica estar atento al camino y los vehículos que se mueven alrededor, y cumplir con las normas de tránsito”, dice Galindo.

Durante el primer semestre de este año se registró una baja en las cifras de muertos y lesionados en siniestros viales en Colombia. La baja, de 7,8 % en el primer aspecto y de 10,6 % en el segundo, es la caída más drástica que se ha presentado en temas de seguridad vial desde 2014.

Galindo insiste en que “la muerte de cualquier ser humano en un incidente vial es inaceptable, y reafirma la enorme responsabilidad que tenemos de protegernos, de cuidarnos y de movernos de manera responsable en las vías y espacios públicos. Es imperante recordar que todos tenemos derecho a la vida y a movernos libre y responsablemente. El incremento del uso de la bicicleta como medio de transporte en toda Colombia requiere una transformación cultural, un compromiso de todos. Los ciclistas tienen derecho a ocupar la vía y deben hacerse visibles en las vías, respetar las normas y estar atentos a los demás vehículos y personas”.