Será el próximo viernes

La subasta del año: Colombia se juega el futuro de sus comunicaciones móviles

Colombia podrá asignar permisos en frecuencias de la nación para que los operadores terminen de desplegar internet 4G. Por la banda de 700 MHz, se podrían obtener por lo menos $2,2 billones.

Getty Images

La próxima semana será determinante para las comunicaciones en Colombia. El viernes 20 de diciembre se llevará a cabo la subasta de espectro radioeléctrico, un proceso que puede sonar técnico, incluso lejano para el ciudadano promedio, pero que tiene un gran potencial de impacto para el país. El objetivo de esta puja es asignar a operadores móviles permisos de uso de frecuencias de la nación para que terminen de desplegar internet de banda ancha, principalmente en zonas rurales donde no hay conectividad.

Le puede interesar: Espectro: el bien invisible pero indispensable para la tecnología 5G

El camino para llegar hasta acá ha sido largo. El gobierno anterior tuvo la intención de sacar adelante esta subasta, pero no lo consiguió. Entre 2016 y 2018, la industria móvil vivió dos de sus peores años en los últimos tiempos a causa de la disparada de la tasa de cambio y la desaceleración económica que se inició en 2014. A eso se sumaron, entre otras, discrepancias respecto a las reglas de juego que se proponían para el proceso y las empresas empezaron a ser cada vez más insistentes en la necesidad de repensar asuntos como la cantidad de tiempo por el que se dan las licencias de uso.

El gobierno de Iván Duque se instaló con la subasta de espectro como uno de los principales y más urgentes objetivos para el sector de tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC). El proceso se puso en marcha luego de que esta administración lograra otra de sus metas: una nueva ley para el sector (la 1978 de 2019), con la cual los permisos de uso de espectro pasaron de diez a veinte años. Aunque la propuesta inicial era de treinta años, el resultado final fue aplaudido por el sector privado.

Lo que está en juego son bloques de espectro en las bandas de 1.900 MHz, 2.500 MHz (conocidas como bandas altas) y 700 MHz. Esta última es considerada una “banda baja”, que permite lograr amplias coberturas y alta velocidad. Se trata de dos características difíciles de encontrar juntas en el espectro, pues, por lo general, una banda alta funciona como un carril exprés en una autopista: permite viajar a muy alta velocidad, pero no por largas distancias, más apropiada para entornos urbanos. Las bajas, al contrario, tienen una buena propagación, ideal en zonas rurales.

Le puede interesar: Subasta de espectro para internet 4G, con mejores condiciones para los operadores móviles

Las condiciones de esta subasta, no obstante, serán diferentes a las de hace seis años (2013), cuando se llevó a cabo el primer proceso para 4G. Esa vez, cinco empresas recibieron espectro por diez años (Movistar, Claro, Tigo (junto con ETB), Directv y Avantel) y el Gobierno obtuvo $770.000 millones. Esta vez, dice el Mintic, habrá recaudo en dinero, pero el énfasis está en la cobertura. Las empresas pueden pagar hasta el 60 % de la banda 700 MHz invirtiendo en redes y 40 % en cuotas diferidas a 17 años. Solo con la banda de 700 MHz, el Gobierno podría obtener unos $2,2 billones.

Esta cifra es posible de calcular luego de que el precio mínimo o de reserva de la subasta fuera revelado. No haberlo hecho fue lo que en noviembre pasado hizo que el proceso original iniciado por el Mintic se cayera: solo la empresa Claro se presentó, razón por la que la subasta tuvo que declarase desierta. Los demás operadores decían que no saber el precio mínimo era una incertidumbre muy grande, que no permitía evaluar la conveniencia de la inversión ni poner, cifras en mano, el tema en discusión en las juntas directivas.

Le puede interesar: Espectro para internet 4G: la subasta que murió y renació en una tarde

El Mintic finalmente cedió e inició otro proceso en el que sí publicó el precio en la resolución final de inicio de la subasta. El pasado 2 de diciembre, finalmente, cuatro empresas manifestaron su interés en participar: Claro, Movistar, Tigo y un desconocido hasta el momento: Partners, una empresa del grupo Novator, con sede en Luxemburgo, al que pertenecen operadores móviles como Wom de Chile y Play de Polonia. Según fuentes del Mintic, Partners, al ser una sociedad extranjera sin domicilio en el país, tendría que constituir un operador en Colombia si cumple los requisitos.

Le puede interesar: Colombia tendría un nuevo operador: dan luz verde a firmas que pujarán por el espectro

Otros operadores móviles, como ETB, no se presentaron. Según fuentes de esa empresa, están concentrados en seguir explotando la red 4G que ya tienen. De Avantel, por otro lado, el pasado jueves se confirmó la difícil situación financiera por la que atraviesa. La compañía fue admitida en proceso de reorganización empresarial por parte de la Superintendencia de Sociedades. Ignacio Román, presidente de Avantel, ha sostenido que la situación es consecuencia de las altas tarifas de roaming (usar la red de otros operadores para prestar el servicio de voz) que están pagando, según él, equivalente al 50 % de su facturación mensual.

Sobre si la situación financiera de la empresa fue lo que llevó a no participar de la subasta, Román explicó a este diario el pasado jueves: “No es solo un tema de la situación financiera, sino las causas de la situación financiera. Si uno no tiene una estabilidad en los precios del roaming, si ves que la situación del mercado es distinta a cualquier otro país del mundo, por ejemplo, en cuotas de mercado de un operador, los accionistas dicen ‘no queremos invertir más’, sino que reorganicéis, sigáis siendo competitivos y nos centremos en servicio al cliente y en generar Ebidta positivo, que es lo que esperamos”.

Le puede interesar: "Los clientes no tienen por qué preocuparse": Avantel sobre insolvencia de la empresa

Vale la pena recordar que en 2016 corrió la voz de que Partners compraría Avantel. Con la eventual llegada de los primeros, a través de la subasta, y la insolvencia de los segundos, es inevitable volver a pensar en esa posibilidad. Sobre el tema, Román respondió: “No tengo contacto con Partners, sé que los hubo hace tiempo, pero creo que la compañía está abierta a aquello que beneficie al mercado y a los usuarios: estamos abiertos a un acuerdo de roaming con Claro, una compartición de infraestructura con Movistar, un posible acuerdo con Partners… Creo que los accionistas están abiertos a cualquier solución y hay muchas”.

El próximo viernes la suerte estará echada. Después de conocer los resultados del proceso, se sabrá si llega un nuevo operador a Colombia y si el país, que en la región está por debajo del promedio de espectro licenciado, podrá preciarse de haber asignado toda la banda de 700 MHz (90 MHz).

Esto no ha estado exento de críticas por parte de quienes consideran, en especial desde la academia, que se darán muchos beneficios a las empresas (como escoger a dónde llevarán la cobertura y pagar a 17 años) y que el proceso se revivió con afán (después de ser declarado desierto). Lo cierto es que, en caso de resultar exitosa la subasta, la asignación del espectro se firmará en febrero próximo. Un paso necesario para que el país se encamine hacia la siguiente y complementaria generación de comunicaciones, 5G.

895833

2019-12-14T21:00:10-05:00

article

2019-12-14T21:30:02-05:00

[email protected]

none

María Alejandra Medina C. / @Alejandra_mdn

Economía

La subasta del año: Colombia se juega el futuro de sus comunicaciones móviles

79

8608

8687

 

contenido-exclusivo
contenido-exclusivo

Hisgaura: la historia del puente que se onduló