Fabio Echeverri Correa

La voz gremial ante el Gobierno

“Hoy se critica con avaricia y hay apetito por sacarle a todo el mundo palabras ofensivas”, decía el dirigente gremial desaparecido, en entrevista publicada en El Espectador.

Fabio Echeverri Correa expresidente de la Andi. / Archivo

Es recordado como un hombre preocupado e inquieto por la industria y la economía, pero en especial por el país. Así calificó a Fabio Echeverri Correa el actual presidente de la Andi, Bruce Mac Master. Echeverri Correa dejó de existir el pasado sábado y con él se cierra una época de protagonismo en la industria y la política del país.

La Andi es uno de los más antiguos y poderosos gremios de la industria colombiana. “Durante su presidencia promovió políticas para la defensa y la modernización industrial. Esto atado a un contexto nacional de fortalecimiento de la economía colombiana”, dice la agremiación.

Recuerda que el desaparecido dirigente político y gremial desarrolló una importante carrera empresarial. Ocupó, entre otros cargos, las subgerencias del Banco de la República, seccional Medellín, y de Almagrán, y la gerencia de la Empresa de Hojalata y Laminados (Holasa) y de la siderúrgica de Medellín (Simesa). También se desempeñó como presidente del Directorio Liberal de Antioquia, representante a la Cámara y columnista de varios diarios y revistas. Fue columnista de El Espectador.

“Es importante resaltar su labor como impulsor de la actitud crítica pero constructiva de los gremios frente al Gobierno, su defensa permanente del derecho de opinión del sector privado, su constante interés por la moralización de la administración pública y su preocupación por fenómenos sociales como la violencia, el desempleo o el narcotráfico”, destaca la Andi.

En entrevista con la periodista Cecilia Orozco para este diario, Fabio Echeverri Correa dijo que “cuando uno dirige una empresa del sector privado no se puede poner en contra de los gobiernos. Los gremios existen para que den las peleas con los ministros y con los mandatarios. A mí me decían que era muy peleador cuando estuve en la Andi durante 18 años. Sí, tengo que reconocer que los critiqué y paralelamente valoraba su buena gestión. Hoy se critica con avaricia y hay apetito por sacarle a todo el mundo palabras ofensivas”.

Echeverri Correa descubrió el famoso articulito que se tenía que derogar para que Álvaro Uribe fuera el primer presidente moderno de Colombia en ser reelegido de manera inmediata, situación que le hizo mucho daño a la institucionalidad del país, según analistas y críticos.

Cuando llegó a la presidencia del poderoso gremio industrial, a los 41 años, para suceder a Luis Prieto Ocampo, se convirtió en el octavo dirigente de la Andi y el más joven hasta el momento. Entonces, El Espectador destacó que la llegada del reputado economista tenía la trascendencia de encarnar un relevo generacional en un gremio en el que, para alcanzar el más alto cargo, prácticamente era un requisito rondar el medio siglo de edad.

Fue reelegido varias veces allí, hasta que dejó esa presidencia en 1991. Ha sido destacada su inquebrantable defensa de los afiliados a la Andi y, por tanto, su posición crítica frente a los gobiernos de turno, cuando era necesario.

Reconoce el gremio empresarial que en su periodo en la presidencia de la Andi, debió afrontar el umbral de la transición del modelo de protección de la industria nacional, al de apertura e internacionalización de los mercados. El interés por los modelos de desarrollo, los avatares de los procesos de integración andina, los problemas de planificación y esencialmente, la preocupación por el devenir de las instituciones democráticas y las observaciones a la gestión política fueron los ejes de su administración.

Dice Bruce Mac Master que, “a nivel de nuestro gremio, Fabio Echeverri sentó las bases de lo que hoy en día es la Andi, ya que impulsó la especialización de la asociación por sectores de la producción”.

Temas relacionados

 

últimas noticias

La hora de las startups