El estilo de una líder que lleva 34 años en el sector cooperativo

“Las barreras existen en las personas que no han querido sobresalir”

Eso dice Yolanda Reyes Villar, miembro del consejo de Administración de Coasmedas y de la junta directiva de La Equidad Seguros.

Yolanda Reyes dice que un buen líder sí sabe transmitir su conocimiento. / Gustavo Torrijos - El Espectador

Yolanda, ¿cuál es su modelo de liderazgo?

Es el participativo. Me formé empíricamente y pienso que ese modelo debe ser el que uno conoce para entregárselo a las personas. Lo que uno siente. Primero tiene que haber una autoevaluación de lo que es uno y lo que quiere transmitir. Es mi modelo y creo que lo tengo desde que nací. Tuve la fortuna de nacer en una familia donde se veía mucho el liderazgo, que no era mandar sino enseñar y construir, y de verdad que me siento favorecida, he tenido la oportunidad de estar en varias empresas como miembro de junta directiva y allí he podido enseñar, pero también aprender.

Un trabajo en equipo, colaborativo…

Sí, de formación también, yo creo que si uno se siente bien con uno mismo, puede transmitir lo que está sintiendo, y me siento muy feliz de lo que soy y de lo que he aprendido para poder enseñárselo a los que han estado al lado mío.

Leyendo un poco de historia sobre el cooperativismo, encontré una participación de la mujer bastante activa, algo que no sucede en muchos sectores. ¿Cuál es el escenario hoy?

Yo siempre voy en contravía de los comentarios que uno ve o escucha. Llevo 34 años como miembro de junta directiva, asociada a Coasmedas tan pronto salí de la universidad y ese mismo año pude participar en el consejo de administración. He estado ininterrumpidamente durante todo este tiempo. Y el mayor apoyo que he recibido ha sido por parte de los hombres. No encuentro en el sector cooperativo esa barrera. Las barreras existen en personas que no han querido sobresalir en el sector cooperativo. Trabajamos mucho en la equidad de género y hemos tenido logros importantes y valiosos, porque las mujeres se ven preparando cada día más en este modelo que es tan importante para la economía del país.

Hace parte de la junta directiva del club deportivo La Equidad Seguros. ¿Cómo le va dirigiendo en el negocio del fútbol?

Superbién, me encanta el fútbol, es una pasión, conozco el club deportivo La Equidad desde que estaba en la B, cuando jugaba en el Olaya. Hace diez años entré a La Equidad Seguros y el equipo hacía parte, hasta hace dos años que se separó y se volvió independiente, pero tiene todo el apoyo de La Equidad y de la Fundación. Para nosotros, si no hay fútbol, si no hay deporte, no tiene sentido nuestro modelo empresarial. Somos cooperativas de ahorro y crédito, de trabajo asociado, pero nuestro modelo es social, debemos tener resultados y el deporte está dentro de nuestros resultados sociales. No tenemos tanta hinchada como Santa Fe o como Millonarios, pero eso no nos hace menos. No hemos sentido nunca que ni los de Millonarios ni los de Santa Fe vayan en contra de nosotros. Salimos tranquilos, no hay agresividad y eso es lo que nos une.

Ustedes dicen que la educación y la información son la pareja clave en la historia de Coasmedas. ¿Qué quieren decir con eso?

Uno de los objetivos del modelo cooperativo es educar a los asociados, los educamos para que ellos vayan a tener un futuro mejor, para que conozcan que el modelo cooperativo es lo óptimo para vivir bien, el eslogan de Coasmedas es “Vivir bien”. Cuando sabes qué es una cooperativa, no vas a un banco. Una persona que está en una cooperativa es dueña de esa cooperativa, pero en un banco es solo un cliente. En una cooperativa eres el dueño y puedes participar de las decisiones que se toman, con tasas de interés más bajas, porque buscamos el bienestar del asociado más que los resultados financieros. Aunque sí son importantes, porque de los excedentes financieros damos educación a los niños de las clases menos favorecidas. A diferencia de los bancos, tenemos auxilios de calamidad, de hospitalización, una lista extensa.

¿Qué tanta semilla ha sembrado el sector cooperativista?

Muchísima. La parte de educación que ya expliqué. La parte de vivienda. Multiplicamos mucho la labor que hacemos. Ya tenemos hasta bancos cooperativos, pero no bancos tradicionales. Con tasas de interés de cooperativa de ahorro y crédito. Hemos estado en el sector salud, tenemos semilleros en el deporte, hay cooperativas que desarrollan la parte de emprendimiento, hay fundaciones para el bienestar, becas, tenemos de todo.

¿Por qué tanta gente sigue creyendo que las cooperativas son un tema de beneficencia?

Es desinformación. No hemos tenido la fortuna que tenemos ahora cuando hay medios de comunicación que de verdad propenden por mostrar los líderes no solamente del sector tradicional, y de paso les doy las gracias. Hay empresas muy grandes, muy fuertes, y que no solamente son para gente pobre, nosotros sí ayudamos a la gente menos favorecida, y si no lo hiciéramos no se llamaría cooperativa. Las cooperativas son fuertes. En el país somos 3.500 que asociamos a 7 millones de personas que se benefician de los resultados.

¿Cómo ha sido la relación con sus hijas y qué tanto le han soportado ellas este crecimiento como líder?

Tengo que decir que mis hijas no se han descuidado. Me jubilé hace diez años y no me puedo quedar en la casa. Cuando se está en juntas directivas, hay que respetar las instituciones y no irse a meter, a incomodar. Mi liderazgo se basa en ayudar a las empresas, pero también debo desarrollar mi vida familiar y en eso mis hijas y mi esposo me han apoyado y es más el tiempo de calidad que de cantidad que tienes con tu familia. Ellos participan de todo mi conocimiento, les comento todo lo bueno que sucede en una cooperativa y los dos pertenecen a cooperativas, mi esposo y mi hija, diferentes a las que yo estoy.

Liderar es un trabajo que cambia vidas, ¿cómo formar a un líder?

Debe saber transmitir conocimientos. En muchas empresas se encuentran jefes, el que regaña, grita, humilla, manda, que piensa que ahorrar en salarios es una buena decisión para la empresa y no; tiene que haber confianza, motivación, equipos de trabajo donde se van formando líderes sin interesar que cualquiera de ellos sea el líder en el futuro.