Las cinco medidas más importantes del cambio de gabinete del gobierno chino

Abarcan desde reducir el riesgo en los sectores de la banca y los seguros a supervisar los programas de ayuda para la iniciativa de comercio e infraestructura del Cinturón y la Ruta de la Seda.

Xi Jinping, presidente de China.Bloomberg News.

El amplio plan chino de reestructuración del gobierno da al presidente Xi Jinping un control más directo de los engranajes del dinero y el poder al consolidar, crear o eliminar decenas de organismos.

El plan presentado ante el Congreso Popular Nacional el martes deja a 26 ministerios de nivel de gabinete con la tarea de regular las industrias y las iniciativas que constituyen el corazón de la agenda política de Xi. Sus deberes abarcan desde reducir el riesgo en los sectores de la banca y los seguros, que mueven US$43 billones, a supervisar los programas de ayuda para la iniciativa de comercio e infraestructura del Cinturón y la Ruta de la Seda lanzada por el presidente.

Lea también: China abraza al mundo

“En el pasado no estaba claro quién tenía la responsabilidad última, en tanto las áreas en cuestión estaban divididas entre distintos ministerios”, dijo Yi Kwan Chu, director de la oficina de China de la consultora Albright Stonebridge Group de Washington. “Había demasiados cocineros en la cocina y eso creaba caos”.

Algunos puntos destacados:

El banco central se vuelve más central

China le otorgó a su banco central facultades para redactar normas para gran parte del sector financiero, al tiempo que fusionó la Comisión de Regulación Bancaria de China con la Comisión de Regulación de los Seguros de China. La medida crea una nueva estructura de regulación para las finanzas con el Banco Popular de China como eje central.Ente de control ambiental más fuerte

Estas medidas llevarán a que China amplíe el Ministerio de Medio Ambiente, creando un nuevo Ministerio de Ecología y Medio Ambiente. El nuevo organismo absorberá algunas de las funciones que actualmente cumple el ente de planificación, la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma (CNDR). “Esto está en consonancia con la idea de consolidar el poder en un solo ministerio con vistas a una agenda ambiental más fuerte y mejor coordinada”, señaló Li Shuo, asesor de política climática de Greenpeace Asia Oriental. Se necesitan más detalles –como quién presidirá el nuevo organismo- para que los analistas puedan evaluar los planes en materia de políticas.

Lea también: Liu He: ¿la nueva cara de la economía china?

Organismo para el proyecto predilecto de Xi

El plan combina “unidades antes dispersas y a menudo pasadas por alto bajo la órbita de los ministerios de Comercio y Relaciones Exteriores” y crea un nuevo cuerpo responsable del desarrollo internacional para supervisar las iniciativas de ayuda externa de China, dijo Yanmei Xie, analista de políticas chinas de Gavekal Dragonomics en Pekín. El organismo será el punto burocrático focal de la Iniciativa del Cinturón y la Ruta de la Seda, un gigantesco programa de construcción o ampliación de caminos, vías férreas, puertos, tuberías y centrales eléctricas en todo el mundo. Tiene la “misión explícita de apoyar las estrategias geopolíticas de China, incluida la iniciativa de ‘Un Cinturón, Una Ruta’”, dijo Xie.

Más poder para el regulador antimonopólico

La nueva administración de supervisión del mercado al parecer será un nuevo y poderoso regulador de las compañías que operan en China –absorbiendo a la Administración Estatal de la Industria y el Comercio, la Administración General de Supervisión de la Calidad, Inspección y Cuarentena y la Administración de Alimentos y Fármacos de China-. Los cambios crean el primer organismo especializado del país centrado en temas antimonopólicos, señaló David Cohen, director editorial de la consultora China Policy en Pekín. El organismo también dirigirá la Oficina Estatal de Propiedad Intelectual, foco de una posible disputa comercial entre Estados Unidos y China.

Nuevo ‘Megaministerio’ de Agricultura

China está creando un organismo de agricultura más poderoso –que absorberá las funciones de la CNDR y los ministerios de Comercio, Tierras y Recursos Hídricos- en tanto las crecientes apetencias chinas exacerban la preocupación histórica por el abastecimiento de alimentos.

“Organizar las cosas en torno a áreas problemáticas tiene mucho sentido” para las empresas que ahora pueden tratar con un solo ente regulador”, dijo Chu de Albright Stonebridge. “Ahora la gran pregunta es quién va a estar a cargo de estos nuevos mega-ministerios”. Los funcionarios designados podrían anunciarse ya el lunes.

(Quizás le interese leer esta columna sobre el tema: Qué pasó y qué no pasó con la presidencia de China)