Las falencias en lo financiero, los contratos y las obras que ve la Contraloría en los "bonos agua"

El ente de control afirma que hubo municipios que se endeudaron más de lo que podían, contratos a dedo y que hoy sigue habiendo lugares con coberturas de acueducto menores al 20 %.

Obras suspendidas en el acueducto de La Salada, parte baja del municipio de Caldas, Antioquia. Nelson Sierra - El Espectador

Obras sin ejecutar en cinco municipios (Caloto y La Sierra, Cauca; Cértegui, Chocó y Caldas y Ebéjico, Antioquia), así como trabajos inconclusos en otros 27 son algunos de los hallazgos de la auditoría que la Contraloría General de la República realizó a la gestión y resultados de la inversión de los llamados “Bonos Agua” en los 117 municipios que se acogieron a ese esquema.

Le puede interesar: ¿Qué son los bonos de agua que metieron en problemas a los municipios?

Dicho modelo fue una fórmula que en 2008 se presentó para financiar proyectos de agua potable y saneamiento en varias regiones del país. Consistía en que los municipios podrían recibir recursos para invertir adquiriendo una deuda en la que dejaban como garantía recursos futuros del Sistema General de Participaciones (SGP).

El año pasado, el asunto revivió a raíz de las denuncias que hizo el periodista Daniel Coronell respecto a que el actual ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, ayudó a impulsar en 2007 la ley que permitió el nacimiento de esos bonos de agua cuando formaba parte de la administración de Álvaro Uribe. Luego, en 2008, cuando ya no estaba en el Gobierno, junto con otros socios creó Konfigura, empresa que gestionó los bonos.

Si bien ahora la Contraloría no reporta hallazgos que sean de su competencia, en su informe es clara en advertir que la ejecución de los recursos no es satisfactoria. Adicionalmente, el ente de control comunicó a la Fiscalía y Procuraduría hechos como traslados de dinero de una cuenta a otra sin un soporte o explicación (puede ver el detalle a partir de la página 37 del documento completo).  

Le puede interesar: El informe de Minviviena que revela cómo se pactaron los bonos de agua

 

Las condiciones financieras

 

En resumen, “las condiciones de los préstamos adquiridos por los municipios vinculados al esquema de financiamiento denominado bonos de agua no fueron las más favorables”, dice un documento soporte de la Contraloría. Las tasas de interés pactadas y la restricción al prepago de las deudas, entre otras situaciones, llevaron a los municipios a buscar la refinanciación de sus créditos.

Lea también: Banqueros de papel

Hay, por ejemplo, municipios que no han realizado abonos a capital, pero han pagado en interés más de una vez el valor del crédito. Estos son Florencia (Caquetá), Girón (Santander), Soacha (Cundinamarca)y y Susacón (Boyacá).

Por otra parte, “los municipios que han pagado más intereses en pesos son: Buenaventura con $52.577.373.558, lo que representa 1,2 veces el valor inicialmente prestado; le sigue Valledupar con $39.622.042.695 que representa 1,07 veces el valor inicial; Bello, con $35.722.839.780 (1,27 veces) y Soacha con $21.448.047.577 (1.14 veces)”.

La CGR también expone que 97 municipios refinanciaron su deuda con Findeter y, de estos, ocho municipios, refinanciaron por segunda vez dichos créditos con entidades financieras de la banca comercial. “De acuerdo con la información suministrada por los entes territoriales, tan solo el municipio de Rionegro del departamento de Antioquia, ha cancelado la totalidad del crédito, sin deuda a la fecha”, dice la Contraloría.

La Contraloría también expone que hubo municipios que se comprometieron sin tener la suficiente capacidad de pago. “En el departamento de Boyacá, los municipios de Susacón y Caldas, presentan déficit respecto de la deuda contraída, toda vez que desde el momento del crédito no contaban con recursos suficientes para pagarlo; esto significa que el valor recibido por transferencias de SGP, no alcanza para pagar las cuotas del crédito, teniendo que cubrir este faltante, con otra fuente de recursos diferentes a las transferencias del SGP”, explica. 

“Situación similar se presenta en el Florencia, Caquetá, toda vez que, producto de esta auditoría, se determinó que los recursos pignorados no fueron suficientes para cubrir el pago de la deuda, lo que generó que para este año la Entidad Territorial tuviera la necesidad de cubrir parte de la cuota con recursos propios”.

Le puede interesar: Bello y Caldas, retratos del perjuicio de los bonos de agua

 

Falencias en la contratación

 

La CGR también señala que hubo falencias desde el principio de las ejecuciones en algunos municipios que contrataron en modalidad directa, “por lo que no se cumplió con el principio de Selección Objetiva dispuesto en los artículos 5 de la Ley 1150 de 2007 y 12 del Decreto 2474 de 2008”, vigentes para el momento.

Asimismo, “al analizar estos contratos se observó que no se cumplió con el factor de idoneidad en la selección, lo que conllevó a que no se garantizara la mejor alternativa jurídica, técnica y económica”.

Como consecuencia de las deficiencias en la planeación de los contratos, también hubo prórrogas, suspensiones o adiciones. Adicionalmente, “se presentaron debilidades en la supervisión e interventoría de forma generalizada en los contratos suscritos con recursos de la fuente de financiación de bonos de agua”, advierte la CGR.

 

Sin acueducto y alcantarillado

 

Lo preocupante, además, es que se siguen presentando municipios con coberturas menores al 50 o incluso 20 % en cuanto a acueducto. “En los niveles más críticos de cobertura total de acueducto (inferior al 20 %) se identificaron 8 de los 108 municipios analizados en el periodo 2016-2017, a saber: Cacota, La Playa y Teorama, en el Departamento de Norte de Santander; San Jacinto del Cauca, en el Departamento de Bolívar; Onzaga en Santander; Lloró en Chocó; Susacón en Boyacá y, finalmente, Buenos Aires en Cauca. Este último registró el nivel de cobertura más bajo de todos los 108 municipios analizados con el 4,3 % en ambos años”.

Por otro lado, 35 municipios “registraron una cobertura total de acueducto (urbano y rural) menor al 50 % en el periodo 2016-2017, lo que refleja una situación bastante compleja en materia de provisión del servicio de acueducto en sus respectivas jurisdicciones”. Estos municipios se concentran en los departamentos de Santander (6 municipios), Magdalena (6 municipios), Norte de Santander (6 municipios), Bolívar, Antioquia y Cauca (con 4 municipios cada uno)”.

En cuanto a alcantarillado, 51 municipios registraron una cobertura menor al 50 % en el periodo mencionados, “los cuales se concentran en los departamentos de Antioquia con 8 municipios, Cauca con 7; Bolívar, Norte de Santander y Santander con 6 municipios cada uno; y Boyacá con 5 municipios”.

860149

2019-05-11T10:58:21-05:00

article

2019-05-11T12:56:27-05:00

mmedina_1280

none

Redacción Economía.

Economía

Las falencias en lo financiero, los contratos y las obras que ve la Contraloría en los "bonos agua"

100

7713

7813