La conferencia arrancó este martes y se extiende hasta este miércoles

Las ideas que buscan transformar los negocios en el mundo, según Wobi 2017

El evento cuenta con la participación de 13 conferencistas internacionales y más de 1.000 empresarios colombianos.

Ken Segall, exdirector creativo de Apple, durante su intervención en el evento.Andrea Castillo S.

Cristóbal Colón es el gerente de Fageda, una granja cooperativa de Cataluña, España, que hace los mejores yogures del mundo. La fábrica social, como la llama Colón, nació en 1982 con una pequeña finca, algunas vacas y 14 personas con discapacidad cognitiva severa. Hoy tiene 300 empleados con las mismas características, recibe 20.000 visitantes por temporada y produce y comercializa 60 millones de yogures de alta calidad al año.

Este modelo empresarial, estudiado por las mejores universidades de Europa, fue uno de los ejemplos con los que Álex Rovira, experto en psicología de liderazgo y primer conferencista del World Business Forum (WOBI), demostró por qué la confianza, el optimismo y la resiliencia son las claves para tener éxito en los negocios. La conferencia arrancó este martes en Bogotá y se extiende hasta este miércoles.

Para Rovira, esta empresa autosostenible, que factura 14 millones de euros anuales y les pone música barroca a sus vacas a la hora del ordeño para que den buena leche, es una prueba irrefutable de que los modelos de negocio convencionales están llegando a su fin y, por ende, se necesita de creatividad e innovación para sobrevivir en las nuevas condiciones del mercado.

La primera conferencia de esta edición de WOBI se realizó en el teatro Julio Mario Santo Domingo y contó con la participación de más 1.000 ejecutivos de 300 compañías colombianas. Según Rovira, el objetivo era mostrar cómo el conocimiento, la habilidad y el compromiso de los empleados de una empresa, acompañados de la responsabilidad ética con el bien común y no del deseo de acumulación individual, eran la única manera de hacer crecer las compañías.

De acuerdo con Alberto Saiz, CEO de WOBI, los 13 pensadores de vanguardia que estarán en el escenario durante estos dos días quieren explicar lo que se necesita para triunfar en el ecosistema empresarial actual y, sobre todo, ayudar a transformar la forma de hacer negocios en América Latina.

“Lo importante es que los líderes de cada compañía se lleven algunas ideas para replicar en sus trabajos. El propósito es que cada líder salga con algunas ideas fuertes sobre transformación digital y las aplique en su empresa. Si regresas a tu trabajo y haces dos pequeños cambios, nosotros logramos nuestro objetivo”, dijo Saiz

En el ciclo de conferencias del primer día también participaron Ken Segall, exdirector creativo de Apple; Juan Enríquez, autoridad en nuevos emprendimientos y ciencias de la vida, y Chip Conley, jefe de hospitalidad y estrategia de Airbnb.

Segall, quien también fue amigo de Steve Jobs, aseguró que la simplicidad de las ideas y la sencillez de los productos habían sido la clave para que Apple se convirtiera en la primera empresa de tecnología del mundo. “Mientras Dell tiene 26 modelos de computadores distintos y HP tiene 41, Apple solamente tiene tres y gana mucho más que sus competidores. La clave del éxito está en no confundir al cliente, el secreto es la simpleza”, aseguró.

Además del ejemplo de Apple, Segall hizo referencia al modelo de desarrollo implementado por el gerente del banco más importante de Australia, quien decidió reducir a la mitad el número de tarjetas que ofrecía la empresa y logró multiplicar los clientes y las ganancias. “La perfección se alcanza cuando ya no queda nada más para quitar, cuando se apela al sentido común, cuando tus productos son básicos, los puedes describir en una sola página y eres capaz de explicárselos a un niño de seis años”, finalizó Segall.

Por su parte, Peio Oiz, experto en tecnologías digitales y ciudades sostenibles, aseguró que la tecnificación, la interconectividad y la capacidad de ser autosostenibles son las características de una posible ciudad inteligente, y reconoció que el requisito más importante para que una capital como Bogotá, que día a día recibe miles de personas del campo, sea eficiente es la planificación y la estrategia. “Las ciudades sostenibles se tienen que apoyar en la tecnología y deben ser capaces de integrar el trabajo y la visión de la empresa privada, la capacidad de investigación de la universidad y la academias, y el poder de legislación y regulación del gobierno, todo esto en beneficio de la sociedad civil. El objetivo de las ciudades inteligentes es mejorar la calidad de vida de los ciudadanos".