Latam Airlines disfruta su mejor condición financiera desde 2012

Se demoró cinco años, pero la fusión que creó la mayor aerolínea de América Latina finalmente podría estar dando frutos.

Cortesía - Latam

Latam Airlines Group SA, alguna vez la aerolínea más valiosa del mundo, está en su condición financiera más fuerte desde que su predecesora Lan Airlines compró TAM de Brasil en 2012, dijo el director general de finanzas, Ramiro Alfonsín, en una entrevista en Santiago. La aerolínea ha tenido que navegar por la peor recesión de la historia de Brasil, así como intentar combinar dos compañías con culturas muy diferentes. (Lea "Así se mueve el negocio aéreo en el mundo")

"Ahora nos enfocamos en bajar el costo de nuestra deuda, competir con las nuevas low-cost en el mercado", dijo Alfonsín el viernes después de la publicación de los resultados del segundo trimestre de la empresa. "Hay un nuevo mindset en la compañía".

Los inversionistas parecen estar de acuerdo. Los American Depositary Receipts (ADR) avanzaron hasta 5,4% a US$12,39, su mayor incremento en más de un mes, luego de que la aerolínea reportara ingresos y ganancias Ebitdar (antes de intereses, impuesto, depreciación, amortización y alquileres) que superaron las estimaciones. Ni siquiera la pérdida neta de US$138 millones - atribuida a la debilidad del real brasileño y a los costos derivados de la devolución de algunos aviones en un intento por reducir la flota - disminuyeron el entusiasmo.

La atención está en cambio dirigida hacia un aumento de 20% en los ingresos Ebitdar, y en el crecimiento de los ingresos por unidad de pasajeros que fue el más alto desde el primer trimestre de 2015. Y aunque Brasil perjudicó los resultados en el trimestre, la demanda de vuelos domésticos comenzó a recuperarse en marzo luego de caer durante 20 meses consecutivos, según la Asociación Brasileña de Aerolíneas. Los analistas también se han vuelto más positivos frente a la acción, llevando los ADR al precio promedio objetivo más alto en dos años.

Todavía está muy lejos de 2012, cuando Latam Airlines fue la aerolínea más grande del mundo por capitalización de mercado. Las acciones alcanzaron su máximo en 2010 a más de US$30. Ahora ocupa el puesto 15º entre otros operadores aéreos mundiales, después de la china Hainan Airlines Holding Co. y de la australiana Qantas Airways Ltd.

Sin embargo, los analistas ven riesgos para el futuro de Latam debido al ingreso de nuevas aerolíneas de bajo costo lo que puede desatar una guerra de precios en los principales países de habla hispana. Este año, JetSmart, propiedad de Indigo Partners LLC, inició sus operaciones en Chile, mientras que Viva Perú está operando en Perú. FlyBondi, creada de Cartesian Capital Group LLC, comenzará sus operaciones en Argentina a finales de este año.

Latam confía en que estará en una buena posición para competir con los nuevos participantes y defender su cuota de mercado. (Lea "Combustible sucio y robos, razones por las que aerolíneas salen de Venezuela")

Los precios de los pasajes para vuelos nacionales en Chile han caído alrededor de 40% desde 2007 y hay más margen para más recortes "sin comprometer nuestro servicio", dijo Alfonsín. "Tenemos la conectividad que las low-cost no pueden ofrecer", agregó.

Y sobre la persistente amenaza de las nuevas aerolíneas de descuento dijo: "Pienso que va a estimular más el tráfico que afectar nuestro market share", dijo Alfonsín.