Las organizaciones que tomaron la decisión de aportar

Cuando las buenas acciones hablan por sí mismas

Noticias destacadas de Liderazgo

Un 2020 que desnudó todas las desigualdades, pero que también evidenció la empatía que muchos colombianos tuvieron a la hora de ayudar. Estas fueron algunas de esas acciones para recordar y destacar.

Ecopetrol y la donatón en Casanare:

Recursos calculados en $3.400 millones en el marco de Casanare Solidario fueron entregados “al servicio de la comunidad en coordinación con la Gobernación, los alcaldes, el Ejército y la Policía Nacional”. A través de un comunicado, la estatal petrolera informó la donación de 60.800 elementos de protección personal y dotación para los profesionales de la salud, como tapabocas convencionales, batas médicas desechables, cubrecalzado, gafas de protección, gorros desechables de cirugía y guantes desechables. También se suministrarán 4.200 litros de alcohol y gel antibacterial, 200 galones de jabón antibacterial y 50 canecas de hipoclorito de sodio”.

Asocaña y la donación de azúcar:

El gremio de los azucareros, co n afiliados como los ingenios Carmelita, Incauca, La Cabaña, Manuelita, María Luisa, Mayagüez, Occidente, Pichichí, Providencia, Riopaila Castilla, Risaralda y San Carlos hicieron una primera donación de un millón de kilos de azúcar para varios bancos de alimentos del país, a comienzos de mayo. Se estimó que un millón de familias que hacen parte de población vulnerable de 80 municipios de Colombia se verían beneficiados. Las mismas organizaciones donaron 900.000 litros de etanol, en los primeros días de pandemia, destinado a producir alcohol antiséptico para centros hospitalarios.

Terpel y Altoque:

#JuntosSaldremosAdelante: se llamó una de las campañas de la compañía, donde entregó 5.000 combos de comida a quienes prestaban servicios de mensajería, domicilios y transporte en las tiendas Altoque como una forma de agradecer a taxista y moteros su apoyo al país. Además, ofrecieron 1.600 bonos para comprar mercados a los lubricadores de los programas Tesos Terpel y Club de Especialistas en Lubricación Móvil.

Chevrolet y la papa:

La compañía automotriz se unió con el Banco de Alimentos de Bogotá para movilizar más de 1.200 bultos de papa y ayudar a más de 6.000 familias que estaban en riesgo de perder sus cosechas. Lo que hicieron fue poner a disposición seis camiones para recoger los bultos del Centro de Acopio en Villapinzón y luego distribuirlos en los barrios Lucero Bajo y Manitas, de Ciudad Bolívar; Altos de la Florida, de Cazucá, y León XXIII, de Soacha, entre otros.

Arturo Calle y la ropa médica:

El fabricante de ropa, el Grupo Ecopetrol (su filial Esenttia), y Bio Bolsa entregaron 147.000 “kits” de ropa médica para la protección del personal de la salud que atiende la emergencia sanitaria en el país. Esenttia donó el insumo; Bio Bolsa, empresa productora de bolsas reutilizables en Bogotá, la transformó en 330.000 metros de tela no tejida, y Arturo Calle confeccionó las prendas en Bogotá y Pereira.

Fedepalma y la salud:

Las empresas del sector, bajo su estrategia de solidaridad, y el Fondo de Solidaridad Palmero de Fedepalma han entregado más de $4.000 millones en ayudas en medio de la pandemia. El anuncio más reciente fue la donación, al Hospital Regional de Tibú, de un vehículo ambulancia de transporte básico asistencia (TAB) dotado para la atención de casos de COVID-19 sospechosos, positivos (leves, graves o moderados).

Grupo Bimbo y pan:

Más de seis millones de rebanadas de pan serán donadas por el Grupo Bimbo, a través de la Global Energy Race, una carrera que este año fue virtual, en la que se entregarían 20 rebanadas del alimento por cada inscrito. En Colombia se inscribieron 25.256 personas, así que la compañía entregará en el país 505.120 de estas unidades, sumándose a otras donaciones realizadas por la compañía en Colombia al inicio de la pandemia.

Arroz Diana:

La donación de un millón de libras de arroz fue anunciada por dicha organización con destino al Banco de Alimentos de Bogotá. El objetivo era llegar a unos 6 o 7 millones de personas, teniendo en cuenta que de cada libra salen seis porciones. El Banco de Alimentos llega a unas 1.000 fundaciones y se encarga de administrar la entrega del alimento. Arroz Diana también donó dinero para hospitales del Tolima, Meta y Casanare.

La Fundación Santo Domingo:

Donó $100.000 millones para atender las crisis por el coronavirus, enfocados en seguridad alimentaria, salud, bienestar y convivencia: $30.000 millones para la entrega de mercados, $60.000 millones para apoyar los programas de prevención y contención con pruebas de detección del virus y $10.000 millones para contribuir con la prevención del maltrato a la mujer y la violencia intrafamiliar.

Homecenter y los constructores:

La compañía, junto con su división Constructor, e n t re g ó bonos de mercado a 2.000 familias de trabajadores de la construcción afiliados al Círculo de Especialistas en Bogotá, Cali, Medellín y Barranquilla de esta cadena de “ret a i l " chilena. “Lo s beneficiarios de la iniciativa, contactados previamente por la empresa”, accedieron “a un bono de mercado redimible en alimentos presentando su cédula en cualquiera de los almacenes Éxito, Surtimax, Superinter o Surtimayoristas”, contó la organización, que buscaba aliviar el impacto de la crisis en el sector.

Crepes & Waffles y la salud mental:

La cadena de restaurantes identificó rápidamente la realidad que se nos venía y a través de la Academia de las Artes SER, que nació para contribuir al desarrollo personal de sus empleados y de la que ya hacen parte 6.000 colaboradores, en las primeras cuatro semanas de cuarentena ya había realizado más de 20 talleres en temas de relaciones de pareja, conexión con la familia, pautas de crianza, neurociencia para modular el comportamiento en momentos de miedo, salud mental, manejo del estrés, espiritualidad, entrenamiento físico, baile y finanzas

Comparte en redes: