Los dos mayores bancos alemanes estudian su fusión

De consumarse la alianza nacería un gigante europeo con unos US$2 billones en activos, acercándose al mayor banco francés, BNP Paribas.

Oficinas de Deutsche Bank y Commerzbank en Alemania.Bloomberg

Los dos primeros bancos alemanes, Deutsche Bank y Commerzbank, confirmaron el domingo el inicio de conversaciones formales para una posible fusión, después de meses de negociaciones preliminares.

El gobierno alemán de Angela Merkel alienta desde hace dos meses a los dos bancos de Fráncfort a explorar una posible fusión para crear un "campeón nacional" que pueda financiar a las empresas alemanas y sea lo suficientemente fuerte para no caer en manos extranjeras.

Lea también: Más países de Europa muestran señales de recesión

"En vista de las oportunidades que se presentan, la dirección de Deutsche Bank decidió examinar las opciones estratégicas" que incluyen "conversaciones en curso con Commerzbank", indicó el Deutsche Bank en un comunicado. Este añadió que no hay "ninguna garantía de que se produzca una transacción".

Las conversaciones tendrán lugar "de cara a una posible fusión", indicó por su parte Commerzbank en un comunicado de una sola frase. Deutsche Bank precisó que quería evaluar las opciones "para ver si estas reforzarán el crecimiento y la rentabilidad del banco".

Si se consumara la alianza, nacería un gigante europeo con unos 1,8 billones de euros (US$2 billones) en activos, acercándose al mayor banco francés, BNP Paribas.

La capitalización bursátil de Deutsche Bank es de 16.100 millones de euros y la de Commerzbank de 8.900 millones de euros.

Hace una semana, el ministro de Finanza Olaf Scholz hizo subir el valor de las acciones de ambos bancos al confirmar que había "conversaciones sobre la actual situación".

Le puede interesar: ¿Toneladas de oro fueron sacadas del Banco Central de Venezuela?

Dos tipos con muletas

Los detractores de un potencial acuerdo han señalado que tanto Deutsche como Commerzbank quedaron debilitados por la crisis financiera, y que unir a dos entidades con problemas no resulta en el nacimiento de una sana. "El resultado de juntar a dos tipos con muletas no es un esprínter", dijo Markus Kienle, de SdK, una asociación de pequeños accionistas.

Deutsche Bank atravesó momentos difíciles desde la crisis financiera y solo obtuvo un modesto beneficio neto el año pasado, tras tres años de enormes pérdidas en un contexto de ganancias en retroceso y de miles de millones de multas.

Commerzbank, por su parte, todavía está en manos del Estado alemán, hasta un 15 %, después de que Berlín tuviera que intervenir tras la adquisición en 2009 de Dresdner Bank, y se encuentra parcialmente enfrentado a una reestructuración complicada.

Dos grandes sindicatos alemanes también rechazan categóricamente la idea. El poderoso sindicato de servicios Verdi avisó de que habría "al menos 10.000 empleos gravemente amenazados".

A nivel de fuerza laboral, y aunque ambas entidades redujeron miles de empleos el año pasado, cuentan todavía con 133.000 empleados, unos 80.000 de ellos en Alemania.

No obstante, la unión de los dos bancos privados más grandes de Alemania encajaría en el nuevo fervor de Berlín por construir dichos titanes.

Le recomendamos: Bancos, no hackers, provocan muchos incidentes de seguridad

El ministro de Economía alemán, Peter Altmaier, se unió a su homólogo francés Bruno Le Maire para pedir a la UE que flexibilice las reglas sobre fusiones y permita la creación de empresas que talla mundial, después de que Bruselas rechazó un acuerdo entre la división ferroviaria de la alemana Siemens y el fabricante de trenes francés Alstom.

Los supervisores bancarios europeos han alentado las fusiones entre entidades para crear un sector financiero más resistente, pero prefieren las alianzas transfronterizas.

845456

2019-03-17T15:31:28-05:00

article

2019-03-17T15:31:28-05:00

pdelgado_251094

none

AFP.

Economía

Los dos mayores bancos alemanes estudian su fusión

51

4980

5031