Publicidad
7 Aug 2022 - 10:33 p. m.

Los mensajes en las prendas que usaron Sofía Petro y María José Pizarro

La vicepresidenta Francia Márquez eligió un vestido azul del diseñador Esteban Sinisterra y el representante a la Cámara Andrés Cancimance se fue por un vestido que está “como Mocoa: en construcción”. Aquí le contamos más detalles sobre la moda como herramienta para comunicar.
Lucety Carreño Rojas

Lucety Carreño Rojas

Periodista Economía
Los invitados a la posesión utilizaron la ropa para enviar mensajes.
Los invitados a la posesión utilizaron la ropa para enviar mensajes.
Foto: Cortesía

Gustavo Petro y Francia Márquez comenzaron este domingo su periodo como líderes del nuevo gobierno de Colombia. En el acto de transmisión de mando, que se realizará en la mítica Plaza de Bolívar, ubicada en el centro de Bogotá, se omitirán algunos protocolos tradicionales y primará los actos culturales por todo el país.

Al acto llegaron invitados nacionales e internacionales. Sobre las 2:30 p.m. llegó a la Plaza de Bolívar la vicepresidenta Francia Márquez con un vestido azul de Esteban Sinisterra, su diseñador de cabecera y quien durante la campaña y junto a la asesora de imagen Diana Rojas se preocuparon por mostrar la esencia y las luchas de Márquez.

“Logramos el objetivo: mostrar a esa mujer empoderada, del Pacífico, elegante, que conoce y reconoce de dónde viene y eso se evidencia en los estampados africanos. También aprovechamos los colores y los tribales”, le contó a este diario Sinisterra.

Vea también este capítulo de El Hilo EE:

Diana Gómez, comunicadora de moda, comentó que así como la gran promesa de gobierno de Gustavo Petro y Francia Márquez es lograr un cambio, el acto de posesión tenía que cargarse de símbolos que reflejen eso. “Ir contra ciertos protocolos, enfatizar esas poblaciones marginadas a quienes prometen priorizar. Después de ver la posesión del congreso, quedó claro que el vestuario es un vehículo de comunicación estratégico para los líderes políticos y muy efectivo para atraer a las personas al evento”.

Así las cosas, para Gómez, tiene sentido que figuras como “Verónica Alcocer (quien se ha acercado a la industria de la moda desde la campaña), Francia Márquez (quien ha expresado su identidad como mujer negra del pacífico de manera efectiva en sus prendas), Sofía Petro (quien ha acercado las nuevas generaciones a la campaña de su papá, incluso desde su indumentaria) y otras figuras presentes, representantes de luchas diversas, hayan planeado un atuendo especial cargado de mensajes”.

El presidente Petro y su hijo Nicolás utilizaron trajes hechos a la medida de la marca Marsanti. La primera dama eligió un traje blanco del diseñador colombiano Virgilio Madinah. Diego Guarnizo fue un diseñador con gran protagonismo durante la jornada, pues fue el elegido por Sofía Petro y María José Pizarro para el vestuario de la posesión de Gustavo Petro. Un diseñador que resalta la artesanía, los oficios y las manos a través de la moda.

Lea también: ¿Quién es Virgilio Madinah, el diseñador colombiano que vistió a Verónica Alcocer?

La hija del nuevo presidente vistió de color morado. Lució un top de chumbes tejido en telar vertical en el Valle de Sibundoy, en Putumayo, por la comunidad Indígena Kätmensá. “El top morado estará adornado con minitejidos en chaquiras amarillas hechas por la comunidad Embera Chami, que simbólicamente unen a todas las comunidades indígenas del país”, dijo el diseñador al explicar cada parte del atuendo.

La chaqueta de Sofía fue elaborada en crepé de seda, bordada artesanalmente con la técnica de tela sobre tela, “la cual deja registrada la vida cotidiana de los campesinos colombianos”, explicó Guarnizo. El bordado fue realizado por las artesanas Adriana Gómez y su mamá, María Elsy Guzmán, quienes viven en Ciudad Bolívar, en Bogotá. “En sus mangas están bordadas también las frases ‘Justicia social’ y ‘Justicia climática’, como gritos de manifestación y alerta para tomar conciencia en el cuidado de nuestra humanidad”, contó el diseñador.

Sobre el atuendo, Beatriz Arango, periodista y creadora de Moda cercana, aseguró que es “espectacular en cada simbolismo. Esencia de país en tejidos que unen a Bogotá con Sibundoy. Sofía sigue siendo coherente con sus mensajes e ideologías. El violeta es el color del feminismo y el de la Orquídea nacional”.

Por su parte, Diana Gómez mencionó que lo artesanal en los atuendos es lo “más importante porque tiene varias capas de sentido: no solo como símbolo de lo hecho en nuestro país, sino como materialización del trabajo manual de campesinos, poblaciones indígenas, mujeres y excombatientes, todos estos colombianos que este gobierno busca apoyar, en la garantía de sus derechos y en la búsqueda de justicia social”.

La experta agregó que las artesanías también son una expresión de esas comunidades, pues no solo guardan el lenguaje y la cosmogonía de los pueblos indígenas, “sino que también se ha convertido en vehículo para la memoria y la sanación de muchas víctimas del conflicto armado. Prendas como el bordado de tela sobre tela que lucía Sofía Petro reflejan la misma técnica usada por las mujeres desplazadas de Mampuján para reconstruir su historia”.

María José Pizarro eligió un abrigo de la colección “Feliza”, inspirada en el Pacífico colombiano, que estaba intervenido en la espalda con la cara de su padre Carlos Pizarro, quien fue asesinado en 1990. La pieza es un diseño creado por Mateo Perea, de Tejidos Chakana.

La pieza con la cara de Carlos Pizarro fue elaborada en el marco de un proyecto de paz y reconciliación, en el que participaron casi 30 personas, entre los que se encontraban familiares de soldados, víctimas del conflicto y excombatientes. Fue un proyecto liderado por Tejidos Chakana, en el que les enseñaron a tejer y Mateo Perea diseñó las piezas.

“Esas piezas estuvieron expuestas en Centro de Memoria, Paz y Reconcicliación, en Bogotá. Es una apuesta por enseñarles a tejer a estas personas con el fin de brindarles herramientas para que puedan trabajar desde la artesanía, los saberes y hacer piezas de memoria reivindicado el papel del tejido como elemento transmisor del pensamiento y de la memoria”, contó Perea.

La pieza fue tejida por el joven Juan Heredia, miembro de una organización de víctimas. Él se encontró con Diego Guarnizo en Colombiamoda y, según dijo, “le encantó la pieza”. “Nos reunimos y ultimamos detalles en Bogotá. La pieza está elaborada con chakiras, en telar y está hecha a mano”, agregó el director creativo de Tejidos Chakana.

Además la congresista Pizarro, como un homenaje a su padre Carlos Pizarro, fue la que le puso la banda tricolor al presidente Gustavo Petro. “Hoy es un día histórico, de alegría y celebración. Años y generaciones soñando y luchando por este momento. Mi homenaje sentido a quienes se quedaron en el camino por esta lucha, esto también es por ustedes. ¡Vamos a vivir la fiesta del cambio en toda Colombia!”, es el mensaje que se lee en la cuenta de Twitter de la congresista y que acompañó con una foto de su atuendo.

Gómez agregó que “lo artesanal en verdad recoge un mensaje complejo, esperanzador, doloroso, histórico, y quienes lucen este tipo de técnicas están de alguna manera tejiendo también sus intenciones con promesas de apoyar a los hacedores de cada prenda”.

¿Quién es Diego Guarnizo?

El diseñador nació en Villarica, Tolima. Es zurdo y daltónico. Estudió publicidad en la Universidad Jorge Tadeo Lozano y lleva más de 30 años trabajando como vestuarista de televisión en producciones como “Bolívar”, “El cartel de los sapos, el origen” y “Las hermanitas Calle”, por mencionar algunas de las más de 100 en las que ha participado.

Llegó al diseño de vestuario cuando conoció a Kepa Amuchastegui y, este, le presentó a Iván Martelo, con quien trabajó en “La casa de las dos palmas” y en otras producciones de televisión. Durante 20 años estuvo en el Concurso Nacional de Belleza vistiendo a las reinas en Cartagena.

La televisión lo llevó a la moda. Tiene su tienda física ubicada en el norte de Bogotá y acabó de presentar su colección “Feliza” en Colombiamoda, una alianza entre el Ministerio de Cultura, su marca e Inexmoda. “El objetivo principal es mostrarle a Colombia, que la moda es un medio de pervicencia para la cultura del país. Feliza es un proyecto que enaltece el poder de la raza negra, de la tierra y el mar pacífico. Una historia que a través de la moda, los peinados afro y la música, visibiliza con honor el corazón, la sabiduría y el poder del pueblo negro”.

Pero antes de Feliza, Guarnizo enfrentó, como todo el mundo, los momentos más duros de la pandemia. “La moda en Colombia, que todavía es naciente, que todavía estamos intentado construir, tuvo un gran bajón. Nosotros nos tuvimos que dedicar a los tapabocas y la ropa de protección”, recordó.

Se repuso y en 2021 presentó una colección en Colombiamoda. Ese mismo año Ángela Mayolo, ministra de Cultura de Iván Duque, lo buscó, conoció su marca y lo invitó a Buenaventura para que conociera los emprendimientos y diseñadores de esa región del país. “Fui, hice el recorrido y después le dije: ¿por qué no creamos una historia de moda?, pero para mostrar la moda por encima de la frivolidad y volver lo que en esencia es la moda para mí: un vehículo de pervivencia cultural de una nación”.

Feliza

“Con Feliza y la moda de Guarnizo pretendo que tengan un mensaje de moda consistente sobre dónde estamos parados, de no hacer ropa por llenar más de basura este Planeta, sino que la ropa tenga un mensaje poderoso. Contar sobre las personas que están detrás, los artesanos, el territorio y el origen, manifestaciones que ayuden a dejar gritos de consciencia”, dijo el diseñador.

Guarnizo comentó que, más allá de la globalización y las temporadas, “quería una colección inspiradora para la industria local, una que tuviera un sello colombiano en la que se resaltaran los territorios, la economía circular en la que todos ponemos”.

En la colección, Guarnizo trabajó con mujeres del Pacífico, de Nariño, de Buenaventura y de Timbiquí. Mujeres plataneras que venden mariscos en las plazas y que viajaron por primera vez en avión y estuvieron en la pasarela que presentó el diseñador. También trabajaron con jóvenes y mujeres del Tumaco, en Nariño, que extraen oro de las minas para enseñarles desde sus territorios sobre joyería. “Todos los accesorios de la colección se hicieron en Tumaco. No todo se debe hacer en la capital y en empresas grandes, en el territorio también salen piezas poderosas”.

Participaron desde el inicio de la colección tres jóvenes que quieren dedicarse al diseño de mod y se utilizaron telas con cáñamo de Fabricato. “La moda tiene que tener generosidad, solidaridad y unos valores que nos ayuden a construirnos. La idea es que todos nos sumemos. Apoyar la industria artesanal. Quisiera que la moda colombiana sea un patrimonio inmaterial de la nación”, dijo.

El sueño de Guarnizo es resaltar el talento colombiano a través de Feliza, una colección con un nombre que viene del Pacífico. El diseñador recordó que cuando estaba en el proceso de inmersión se inspiró en las matronas que producen el viche, una bebida alcohólica artesanal típica de esa región. “Conocí a mujeres sabias que con esas bebidas sanan y cuidan la vida. De repente, le pregunté a una señora que cómo se llamaba y me dijo: ‘Feliza’ y le pregunté la razón y me dijo que en su casa todo era muy triste y tenían muchas carencias y violencias. Ella era la menor y su mamá quiso ponerla Feliza para que algo les trajera alegría. En el proceso de creación me acordé mucho de ella, así que quería que el espíritu de la colección trajera alegría”.

Más mensajes...

Andrés Cancimance, representante a la Cámara por el Putumayo, vistió un traje gris que en la parte derecha llevaba unas costuras y unas mariposas. Esto simbolizaba el estado de Mocoa, que se encuentra en construcción. “En el 2017 las intensas lluvias desataron una tragedia que dejó 7 barrios destruidos, 22.322 damnificados a los que el Gobierno les prometió 1.200 casas que aún no se entregan”, dice en un trino el congresista.

Cancimance agregó que pasaron dos gobiernos y la comunidad afectada sólo ha recibido 300 casas. “Iván Duque se va en ceros, con la promesa de una obra entregada en julio de 2022, de la que se ve un avance lento. Y nadie le responde a las familias”.

Por otro lado, a los invitados internacionales se les regalaron unas camisetas creadas por excombatientes de Icononzo y unas pañoletas fabricadas por víctimas del conflicto armado ubicados en Suba. La marca de moda y paz Manifiesta fue la encargada de enviarles un mensaje a la comunidad internacional sobre el apoyo al acuerdo de paz.

David Racero, presidente de la Cámara de Representantes, resaltó por salirse de lo convencional y usar un traje diseñado por la chocoana Nia Murillo. Diseñadora que se destaca por sus piezas étnicas.

Así las cosas, la posesión nos mostró una moda colombiana “naciente”, como la llama Guarnizo, que va en línea con los cambios mundiales, que se está reactivando y que necesita de personas que le apuesten no solo a la moda per se, sino a la artesanía, a la memoria y a las manos que tejen para resaltarla, darla a conocer y usarla como vehículo de comunicación y transformación social.

💰📈💱 ¿Ya te enteraste de las últimas noticias económicas? Te invitamos a verlas en El Espectador.

Lucety Carreño Rojas

Por Lucety Carreño Rojas

Comunicadora social y periodista de Uninpahu, vinculada a El Espectador desde 2016, periodista de moda y negocios, y presentadora del formato de video “Del 1 al 5”.@LucetyClcarreno@elespectador.com
Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.