Encadenamientos, compras y distribución inclusivos, de eso se trata

Los retos de las empresas no son diferentes a los de la sociedad

El presidente de la Andi, Bruce Mac Master, habla de por qué creer en la reincorporación social y empresarial de los afectados por la violencia.

Todos los colombianos, dentro de ellos los empresarios, soñamos con un mejor país. Estamos convencidos de nuestra responsabilidad por construirlo. Por ello desde la Andi hemos adoptado el lema Más País conscientes, como estamos, de que en la medida en que aportemos al mejoramiento de las condiciones de vida de los colombianos, al mejoramiento del entorno económico y social, serán más propicias las condiciones para el ejercicio de la actividad empresarial, generando así un círculo virtuoso que nos beneficia a todos: la sociedad civil en su conjunto, el Estado y el sector privado.

La reconciliación y el posconflicto se han convertido en temas misionales y estratégicos de nuestras empresas y de la Andi. Cualquier reingeniería que se pretenda deberá integrar estos presupuestos en su planeación porque forman parte de la nueva realidad nacional que estamos viviendo.

El pasado 1° de febrero 500 voluntarios, la mayoría de empresas pertenecientes a la Andi, llegamos al Cañón de las Hermosas, en Tolima, para dar inicio a un programa que se realizará durante 2017 en diferentes lugares afectados durante los años de conflicto en nuestro país.

Este programa se denomina “#VamosColombia” y es un componente de toda la estrategia de competitividad inclusiva de la Andi. En conjunto con las comunidades, estamos yendo a trabajar en iniciativas que den respuesta a las necesidades planteadas con proyectos puntuales en temáticas y actividades desde la experiencia de las empresas y sus voluntarios.

“#VamosColombia”, con el apoyo de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid), está uniendo las vivencias de colombianos que por causa de la violencia estuvieron separados por décadas. Después del Cañón de las Hermosas en Chaparral, Tolima, estuvimos en Quibdó, y con entusiasmo nos aprestamos para llegar a San Carlos (Antioquia), Santa Marta (Magdalena), Buenaventura (Valle del Cauca) y Florencia (Caquetá).

La estrategia de Competitividad Inclusiva fue presentada en septiembre de 2015 por la Andi y su Fundación para que las empresas se unieran al propósito de construir un país más equitativo. Con el apoyo del gobierno de Suecia, la Andi cuenta con una plataforma multisectorial para la creación de alianzas entre actores de los sectores público y privado, que buscan a través de encadenamientos integrar unidades productivas de población vulnerable en la cadena de valor de empresas de la Andi como proveedores.

Con esta estrategia, desde la Andi, acompañamos a las compañías a desarrollar proyectos en los cuales a través de los negocios puedan ser incluyentes con estas poblaciones vulnerables en cuatro modalidades:

Empleo inclusivo: a partir de la decisión de una empresa de contratar población vulnerable, la Andi ayuda a conseguir la población que cumpla con los requerimientos de la empresa, gestiona la formación a la medida y acompaña el enganche laboral.

Este programa se lleva a cabo a través de una alianza liderada por la Fundación Andi, Fundación Corona y Usaid.

En este momento hay 84 empresas de la Andi que ya son parte del programa y esperamos que ese número llegue a 1.000.

Encadenamientos inclusivos: acompañamos a las empresas a través de una red de aliados, en el fortalecimiento de unidades productivas de población vulnerable, para insertarlas en la cadena de valor de las empresas.

Compras inclusivas: compras operativas del negocio a proyectos productivos de población vulnerable. La Andi desarrolla herramientas para que las empresas realicen sus compras operativas (suministros) a proyectos productivos de población vulnerable.

Distribución inclusiva: desarrollo y fortalecimiento de proyectos productivos de población vulnerable que comercializan productos de una empresa ancla.

Hoy tenemos 150 empresas haciendo inclusión en sus negocios a través de empleo, encadenamientos, compras y distribución.

La sociedad colombiana ha esperado por años por un país pujante y en paz, con oportunidades para todos. Es el momento de trabajar todos para que así sea.

* Presidente de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (Andi).

Temas relacionados