Maaji ya tiene tiendas en los cinco continentes

Louis Vuitton, inversionista de una marca paisa

Esta es la historia de cómo una empresa que nació en El Poblado, un barrio de Medellin, entró a ser parte de unos los conglomerados de moda más importantes del mundo. Miguel Piedrahíta, su gerente, lo cuenta.

¿Cómo nació Maaji?

Maaji es una marca que surgió en el año 2002, cuando dos hermanas paisas que iniciaron con un pequeño emprendimiento se dieron cuenta de que había una oportunidad de mercado y de que existían vacíos en ese mercado de ropa para playa. Ellas sentían que la oferta de vestidos de baño para la época era muy homogénea y clásica, por lo que querían hacer algo distinto, con un enfoque global. La idea era crear un negocio sostenible, que creciera con vocación exportadora, desde la concepción del negocio.

Comenzaron con un capital muy pequeño de $20 millones, que gastaron en la primera confección que se vendía con una dinámica puerta a puerta, a un grupo de amigas del colegio y de la universidad. Empezaron a ofrecerla de manera personalizada y en ese momento dieron inicio a un proceso de liderazgo de la marca de manera conjunta.

¿Cuánto está exportando Maaji?

Maaji vende al año 700.000 unidades, no sólo se centrada en vestidos de baño, pues se ha expandido a todo un estilo de vida alrededor del agua, entre accesorios y otros. Nuestro destino más importante de exportación es Estados Unidos, donde se genera más de la mitad de los ingresos y en donde se ha concentrado la compañía. Asimismo, Canadá es un mercado importante, y en Latinoamérica, países como México. En Colombia tenemos cuatro tiendas y presencia en multimarca, que con el tiempo ha venido incrementando su peso relativo. Sin embargo, esos son sólo algunos de los 54 mercados en los que estamos, pues tenemos presencia en los cinco continentes.

¿Cómo llegaron hasta Louis Vuitton?

L’´Catterton Asia es un grupo que pertenece a Louis Vuitton y esta reconocida marca es la principal accionista de ese grupo. Ellos invierten en marcas que tengan la capacidad de competir globalmente, que cuenten una historia y que tengan unas tasas de crecimiento importantes. En 2014 adquirieron el 70 % de las acciones de Seafolly (australiana líder en el negocio de playa) e identificaron que hay más de 3.000 compañías de vestido de baño en el mercado. En una feria especializada de Miami, donde Maaji tenía su stand, L’ Catterton notó que era de manera continua el más lleno de la feria. Entonces, empezaron a acercarse de una manera amigable e informal y nos preguntaron si podíamos evaluar alguna estrategia conjunta. Todo comenzó con unas conversaciones preliminares y hace 10 meses arrancamos un proceso de negociación exclusivo, con el fin de que ellos aporten las acciones que tienen en Seafolly y nosotros aportemos Maaji y creemos la plataforma de productos de playa más importante del mundo.

¿Cuál es el plan de negocio que tienen? ¿Seguirán siendo colombianos?

Lo primero es que en cinco años la marca, unida a Seafolly, facture alrededor de US$500 millones, es decir, superemos casi un 200 % la cifra esperada de US$150 millones en el primer año, y triplicar el tamaño comercial de las dos marcas. Lo segundo: queremos que Maaji sea más fuerte en la región de Oceanía, complementar la distribución en esos territorios, y queremos volver a Seafolly más fuerte en Latinoamérica, donde somos locales. Además, en Europa haremos unas aperturas importantes, por ende, la marca se verá en las mejores playas del mundo, en las mejores esquinas del mundo y en más mercados de los 54 que actualmente tenemos. También queremos resaltar que se mantienen la esencia y el ADN de Maaji, ya que es una empresa que opera y produce en Colombia y el 70 % de sus materias primas son colombianas.

Temas relacionados