Multan a Easy Taxi Colombia con $516 millones

La Supertransportes instauró esta sanción argumentando que la aplicación no cumple con los requisitos y normas establecidos para ofrecer un servicio de transporte especial.

Pixabay

Easy Taxi Colombia, aplicación que permite conectar taxistas con pasajeros, fue sancionada este 17 de octubre con $516 millones al evidenciarse que la prestación del servicio especial no cumple con los requisitos y las normas que regulan dicha modalidad en el país.

La multa a esta compañía se impuso, en un comienzo, el 20 de junio del mes pasado y hoy la confirmó el superintendente de puertos y transporte, Javier Jaramillo.

Para la Supertransporte los más de $500 millones que recibió esta empresa como sanción, son la consecuencia de “encontrarla responsable de facilitar la prestación del servicio público de transporte individual de pasajeros (tipo taxi) en vehículos habilitados para transporte especial”, manifestó la entidad.

Dentro de las conclusiones que determinó el ente de control destaca que la aplicación realiza acciones como informar a los usuarios qué clase de vehículo le prestará el servicio, genera ofertas y brinda incentivos a usuarios y afiliados.

Antes de confirmar esta sanción, la Supertransporte realizó una visita de inspección a la empresa en la que se concluyó que Easy Taxi Colombia tiene vinculados vehículos de modalidad taxi y especial.

“Hallamos registros de 130 empresas de transporte especial que tienen vehículos vinculados y activos en dicha plataforma”, indicó Jaramillo.

El superintendente aprovechó esta acción para explicar que el Gobierno Nacional apoya la modernización del sector transporte, pero señaló que las plataformas deben cumplir el decreto expedido por el Ministerio de Transporte para regular su operación.

Empresas como Uber Colombia, Cabify y Smart Taxi, también han recibido sanciones de parte de la Supertransportes, siendo esta última la número cinco que ha establecido la entidad.

“Dos multas a Uber Colombia, por un total de $795 millones; una a Cabify y otra a Smart Taxi, cada una por $516 millones”, explicó Supertransporte.

Luego de darse a conocer esta sanción, la empresa emitió un comunicado en el cual manifestó estar en desacuerdo con la multa, alegando que dicha decisión no es más que otra barrera regulatoria que tienen los modelos económicos de innovación y desarrollo en el país.

"La sanción en mención se refiere a un programa piloto implementado en el pasado, que se enfocó en conectar a compañías privadas con empresas de transporte especial y que en ningún momento estuvo relacionado con el servicio de transporte individual de pasajeros. Programa que abandonamos rápidamente por considerar que nos alejaba de nuestro foco principal, los taxis", comunicó la empresa al brindar su versión de los hechos. 

Por otro lado, Easy Taxi afirmó que una vez le sea notificada de manera formal la resolución que confirma la sanción, procederá a interponer una demanda de nulidad en contra del acto administrativo "para que sea la justicia ordinaria quien se pronuncie sobre los argumentos jurídicos y procesales en los cuales se basó la decisión de la Superintendencia", afirmó la compañía.