Ante denuncia de la Asociación de Controladores (ACDECTA)

“No hubo riesgos en la operación aérea el 24 de junio”: Aerocivil

El subdirector de la entidad, coronel Édgar Francisco Sánchez Canosa, responde a una supuesta pérdida de comunicación con varias aeronaves por falla en un equipo en Antioquia.

iStock

“Analizando las imágenes de radar y las comunicaciones del 24 de junio, encontramos en nuestra investigación preliminar que no se presentó un riesgo para la operación aérea en Colombia. No hay una proximidad de las aeronaves, que estuvieron separadas tanto verticalmente, como horizontalmente. No tenemos ningún registro de ninguna compañía o de ningún piloto sobre que ese día se haya presentado alguna novedad o algún riesgo en la operación”. 

Estas fueron las palabras con las que el coronel Édgar Francisco Sánchez Canosa, subdirector de la Aerocivil, respondió a una denuncia hecha la semana pasada por la Asociación Colombiana de Controladores de Tránsito Aéreo (ACDECTA) en la que se aseguraba que el 24 de junio, sobre las 7:00 p.m., el controlador aéreo encargado perdió comunicación con varias aeronaves en Colombia. (Lea "Endurecen controles para llevar dispositivos electrónicos en vuelos desde Colombia hacia EE.UU.")

En su momento, ACDECTA, a través de Diana Pulido, presidenta del gremio, aseguró que una falla en un equipo en Cerrogordo (Antioquia) habría sido la causa de la pérdida de comunicaciones con las aeronaves.

En declaraciones a RNC Radio, Pulido dijo “se supone que debe existir una redundancia, fiabilidad y disponibilidad en los equipos de control del CEGAC, como lo dictan las disposiciones internacionales de la infraestructura técnica con la que presta el servicio los controladores aéreos, ya que si falla uno, nos podemos apoyar en otros que sean confiables y permitan una mejor operación, en este caso no se pudo hacer porque la frecuencia alterna no estaba disponible debido a que faltaba la acreditación internacional”.

Desde que se presentó la denuncia, la Aerocivil adelantó su propia investigación, en la que concluyó que “fundamentados en análisis técnicos, escuchando las grabaciones del centro de control y las informaciones de pantalla de los radares, se pudo establecer que no se presentó ningún riesgo en el espacio aéreo colombiano. Así mismo verificamos si había algún informe presentado por alguna aerolínea o algún tripulante en nuestro sistema y nos dimos cuenta que no hay ningún reporte”, en palabras del coronel Sánchez. 

La versión de los hechos que tiene la Aerocivil se registra un adecuado trabajo del controlador aéreo, quien tuvo que redireccionar el tráfico aéreo por malas condiciones climáticas en varios sectores. “Establecimos que el controlador pudo mantener comunicación positiva con las aeronaves”, dijo el subdirector de la entidad, quien agregó: “Sin embargo, teniendo en cuenta las condiciones meteorológicas, se pudo establecer que a dos aeronaves, una de Copa y otra de Avianca, que se encontraban volando a niveles superiores a 30.000 pies de altura, que no significaban factor de riesgo en la operación, fue necesario que dos aviones les hicieran relevo en las comunicaciones. Este es un procedimiento que está establecido en las normas. Eran, y hago énfasis, dos aeronaves que se encontraban volando a niveles superiores, y que no son consideradas por esta investigación preliminar como factor de riesgo, con las que sin embargo se pudo establecer la comunicación por parte del controlador utilizando el relevo de otra aeronave”.

El funcionario aseguró que la información y las pruebas documentales de la investigación preliminar de la Aerocivil será radicada en la Fiscalía este mismo miércoles.