¿Qué pasará con el dólar y el petróleo?

Oro caro, paladio al alza y otras proyecciones de 2020

Noticias destacadas de Economía

El Fondo Monetario Internacional (FMI) estima que la economía mundial crecerá 3,3 % este año, impulsada por los avances de las conversaciones comerciales entre Estados Unidos y China. Y activos poco visibles como el níquel también tendrían un buen año.

Ya se conocen las proyecciones de 2020 sobre algunos de los indicadores y activos más importantes de la economía mundial, las primeras apuestas y esperanzas sobre este nuevo año que comienza. De hecho, algunos de estos datos fueron revelados durante el Foro Económico Mundial que se realiza esta semana en Davos (Suiza). Y como era de esperarse, lo que más expectativa generó fueron las perspectivas de crecimiento económico. (Lee también: Dólar: ¿esperar o comprar?)

Economía global

Para el Fondo Monetario Internacional (FMI), en 2020 habrá un mayor incremento del PIB mundial respecto a 2019 (que espera crezca 2,9 %), sin embargo, no es tan alto como se esperaba. Para la entidad, la economía global crecerá 3,3 % este año, lo que representa una rebaja de 0,1 puntos porcentuales frente a las proyecciones emitidas en octubre. Y cabe recordar que en octubre el organismo indicó que esperaba que la economía colombiana creciera 3,4 % en 2019 y 3,6 % en 2020.

Entre los aspectos positivos que destacó el FMI en Davos están: las señales de que el desplome en la fabricación y el comercio mundial está tocando fondo; hay buenas noticias (pero intermitentes) sobre las conversaciones comerciales entre Estados Unidos y China, y la tendencia de los bancos centrales a rebajar sus tasas de interés para estimular el crecimiento de sus respectivas economías (pero no es el caso de Colombia).

La directora de la Cámara de Comercio Colombo Americana, María Claudia Lacouture, explica que “también es importante el hecho de que Estados Unidos entra este año en una etapa electoral, lo cual hace pronosticar a los analistas que la administración estadounidense sea más conservadora (e incluso condescendiente) en su pulso con China. El desafío para las empresas es analizar y anticiparse a las oportunidades que genera esta nueva tendencia mundial”.

El petróleo

Este es tal vez el activo que más genera incertidumbre, pues los tres mayores pronosticadores mundiales del mercado del petróleo no se ponen de acuerdo sobre lo que sucederá con la oferta en este año.

Mientras que la Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados (OPEP+) esperan que sus nuevos recortes de producción (900.000 barriles diarios menos) ayuden a reducir los inventarios de crudo, y que en consecuencia los precios se mantengan o incluso suban, la Agencia Internacional de Energía (AIE) y la Administración de Información de Energía de Estados Unidos (EIA, por su sigla en inglés) esperan lo contrario: ambas entidades esperan que en 2020 se dé un incremento en los inventarios, incluso si se cumplen al 100 % los recortes de la OPEP+, implicando debilidad en la cotización del hidrocarburo.

Sin embargo, este es un activo que en 2020 seguirá sensible a las noticias relacionadas con las tensiones en Oriente Medio: por ejemplo, la que tienen Estados Unidos e Irán desde el asesinato del general Soleimani, por lo que el precio seguirá reaccionando a este tipo de eventos.

Ahora, hay que destacar que empresas como Ecopetrol han registrado grandes utilidades, de $9,24 billones a corte del tercer trimestre de 2019, con precios del Brent cerca de los US$60, lo que indica que las finanzas de la nación seguirán beneficiándose de la renta petrolera, aunque la cotización del petróleo no logre mantenerse cerca o superar los US$70.

Oro

Mientras haya tensión mundial, el precio de este seguirá fuerte. En 2019 pasó de los US$1.300 a más de US$1.500 la onza, pues fue tomado como refugio por parte de los inversionistas, quienes optaron por activos más seguros debido a la gran incertidumbre que generó la guerra comercial entre China y Estados Unidos.

Y en 2020, al parecer, la tendencia continúa: en la primera semana de enero el oro llegó a su precio más alto desde 2013, cerca de los US$1.600, debido al deterioro de las relaciones entre Irán y Estados Unidos.

Hay otros factores que respaldan el precio del oro. “Es poco probable que la Reserva Federal aumente las tasas de interés en los próximos seis meses, lo que a su vez probablemente frenará el dólar estadounidense, y ambos factores son extremadamente positivos para el oro”, explicó para Bloomberg Gavin Wendt, analista sénior de recursos de MineLife Pty en Sídney.

Los ingresos del Gobierno colombiano podrían beneficiarse si se mantienen los precios actuales del oro, pues de acuerdo con el Marco Fiscal de Mediano Plazo, alrededor del 20 % de las regalías que se recaudan corresponden al sector minero (el restante 80 % es petróleo y gas). No obstante, cuando los precios están al alza también se dispara la minería ilegal en el país.

Activos poco visibles, al alza

Si alguien hubiera recomendado invertir en paladio y en níquel pocos le hubieran hecho caso, pues son metales de bajo perfil que no acaparan tanta atención (no como el oro). Sin embargo, fueron de hecho los activos de mayor valorización en 2019.

Las leyes ambientales más estrictas en Europa y China están impulsando el mercado de estos metales. Por un lado, el paladio es usado en autocatalizadores que reducen las emisiones en vehículos que funcionan con gasolina. Y, por su parte, el níquel está sintiendo el efecto de la creciente industria de vehículos eléctricos, pues es un material crucial en baterías recargables y para acero inoxidable.

Según un informe de Bloomberg, el precio del paladio podría pasar de los US$2.000 a los US$2.500 en 2020. Además, si bien el níquel se ha desplomado recientemente, los analistas esperan que este año el metal registre un incremento de al menos un 10 %.

El dólar en Colombia

Analistas como Diego Franco y Camilo Silva coinciden en que en el primer trimestre de 2020 habrá una relativa estabilidad en la tasa de cambio, y que incluso es posible que la divisa caiga de los $3.200: una oportunidad para la compra de divisas, pues desde el segundo trimestre se espera una mayor volatilidad en el dólar en Colombia.

Asimismo, la más reciente encuesta del Banco de la República revela que en promedio los analistas colombianos esperan que la tasa de cambio cierre 2020 en $3.298. Sin embargo, hay expertos que contemplan escenarios de incluso $3.800 para la divisa.

 

Te contamos que estamos trabajando en nuestra plataforma tecnológica para que sea más fácil de disfrutar, por eso no podrás hacer comentarios en los artículos. Estarán activos próximamente. Gracias por tu comprensión.