1 Jul 2020 - 4:50 p. m.

Pandemia quitará $17 billones a los hogares colombianos en menores ingresos

ANIF considera que la discusión fiscal tiene que contemplar la revisión de las exenciones y los beneficios tributarios que hoy pueden costar ocho puntos del PIB, ampliar la base de las personas naturales contribuyentes que le dará equidad al sistema tributario, unificar la tasa del IVA, eliminar exenciones y crear un estatuto tributario nuevo.
Jorge Sáenz

Jorge Sáenz

Periodista

La pérdida de empleo, que en abril de este año registró una tasa de desocupación de 21,4%, se traduce en un deterioro preocupante del bienestar para los hogares colombianos.

En el seminario virtual de ANIF, “Más allá del impacto: Manejo de la crisis y recuperación”, se conoció que los hogares colombianos han perdido cerca de $12,1 billones de ingresos de cuerdo con las encuestas de hogares realizadas por el DANE. “Nuestras proyecciones indicaba que a finales de mayo los hogares iban a perder $12,5 billones”, dijo el presidente de ANIF, Mauricio Santamaría. Son recursos que los hogares ya no cuentan para suplir sus necesidades, dijo.

(Le puede interesar: “El salario por horas es una buena propuesta”: ANIF)

Ese es un tema de “sufrimiento económico grave” por que se ha perdido una parte importante de los ingresos de las familias colombianas.

Santamaría recordó que antes de la crisis generada por la pandemia, la nómina mensual de los colombianos valía $30 billones, de los cuales $7 billones era de los empleados públicos y el resto de los privados.

Según las estimaciones de ANIF, en abril se habían perdido casi $6 billones, igual cantidad en mayo. Esa pérdida significa menor consumo y menos bienestar para los hogares. Es decir, que en total la pérdida puede ser de $17 billones.

Santamaría destaca que las ayudas ofrecidas por el Gobierno ha impedido que se ahonden esas pérdidas. Recordó que a través de apoyo a las nóminas buscando mantener el empleo son $4,4 billones; giros extraordinarios de programas sociales $1,9 billones, ingreso solidario $1,5 billones, devolución del IVA $400.000 millones y los créditos a través del Fondo Nacional de Garantías para nóminas valen $1,5 billones, que en total se acerca a los $10 billones que se están otorgando a los hogares y a las empresas para que puedan cancelar salarios.

El presidente de ANIF, reconoció que el gobierno no puede estar inyectando cada menos una suma igual a los $10 billones a la economía y menos cuando el recaudo tributario caerá de los $158 billones fijados por la administración Duque a $135 billones, lo que representa una caída cercana a los $13 billones.

ANIF considera que la economía de este año retrocederá 4,5% y un desempleo promedio del año de 18,5%. Mauricio Santamaría alertó que “este escenario se puede cumplir si hay una recuperación, empezando en agosto o septiembre”, de lo contrario los datos pueden ser peores, alertó el analista.

Insistió en que se debe continuar presentando una apertura paulatina y responsable de la economía.

Resaltó que hacia el futuro se vienen grandes discusiones para enderezar el camino de la economía colombiana. En el futuro se tendrá que abordar temas como la reforma laboral y la pensional, sin olvidar el asunto fiscal y la renta básica.

Santamaría anticipa que el tema fiscal va a ser un asunto de discusión amplio. El viceministro Técnico de Hacienda, Juan Pablo Zárate, en la presentación del Marco Fiscal de Mediano Plazo (MFMP) señaló que se va a requerir una reforma fiscal que recaude $20 billones. Según los cálculos del Gobierno, los ingresos tributarios crecerán de 13,3% del PIB a 14,6% en 2024 por efectos de la reforma tributaria se que se debe llevar al Congreso.

(Para lectura: Gobierno revela protocolo de bioseguridad para operación de los vuelos domésticos de pasajeros)

Como está el estatuto tributario actual, el presidente de ANIF considera que de aquí al año 2032 se va a requerir “un recaudo fiscal extra, bajo, de entre 8 y 10 puntos del PIB. El Gobierno va a empezar con los $20 billones que anunció, lo cual nos parece excelente, pero sin duda esto va a generar un esfuerzo grande de los colombianos y creemos que es la oportunidad para tener una reforma tributaria estructural”.

Mauricio Santamaría resaltó cuatro puntos fundamentales que tienen que estar en la discusión fiscal: la revisión de las exenciones y los beneficios tributarios que hoy pueden costar ocho puntos del PIB, ampliar la base de las personas naturales contribuyentes que le dará equidad al sistema tributario, unificar la tasa del IVA y eliminar exenciones y crear un estatuto tributario nuevo.

ANIF sigue considerando que la renta básica es una buena idea. Que se le de a las personas que están en el Sisben, estratos 1 y 2; y a las personas asalariadas con un ingreso igual o menor a un salario mínimo. Eso costaría cerca de un punto y medio del PIB y “podría ser la base de la política social”. Advirtió que no se puede poner una renta básica universal sin que las personas naturales estén declarando renta, y sin que haya mayor formalidad en el mercado laboral que sigue siendo la mitad de la población ocupada.

Comparte: