¿Podemos presionar el botón de reinicio del capitalismo?

Noticias destacadas de Economía

Quitarle el trono al crecimiento económico puede parecer utópico, pero podemos hacer un mejor trabajo si reconocemos los límites de nuestro planeta.

A medida que el mundo intenta liberarse de las dificultades causadas por la pandemia de COVID-19, una cosa se ha vuelto más clara que nunca y es que se necesitan con urgencia nuevas formas de concebir la economía en beneficio del bienestar humano.

"En estas primeras décadas del siglo XXI, la historia maestra es económica: las creencias económicas, los valores y los supuestos económicos están dando forma a cómo pensamos, sentimos y actuamos", escribió el ganador del Premio NCTE George Orwell 2011, F.S. Michaels, en su libro "Monoculture: How One Story is Changing Everything".

Lea también: Historia de un mal año: los peligros para la clase media en la crisis

Al retomar y validar los puntos de vista de Michaels, la economista de la Universidad de Oxford, Kate Raworth, proclama que la economía es la lengua franca de las políticas públicas y la mentalidad que da forma a la sociedad.

Quizás esta es la razón por la cual los expertos en el campo de la economía ahora están analizando a fondo una gran cantidad de hechos, a medida que la población califica los actuales fracasos del sistema económico como los enemigos.

Parece oportuno que los economistas y los filósofos políticos utilicen su influencia sobre los Gobiernos y los líderes políticos en el proceso de formulación de políticas en la era posterior al virus.

El fundador y presidente ejecutivo del Foro Económico Mundial (FEM), Klaus Schwab, destacó durante la reunión anual en Davos, Suiza, la seriedad de las principales figuras políticas y económicas en este vital asunto.

"Podemos salir de esta crisis a un mundo mejor, si actuamos de manera rápida y conjunta", señaló.

Según Schwab, la reciente pandemia representa una ventana de oportunidad rara pero estrecha para reflexionar, reimaginar y presionar el botón de reinicio en nuestro mundo.

Aunque destronar el crecimiento económico como motor de nuestro sistema puede parecer un objetivo utópico para algunos, los Gobiernos aún podrían hacer algunos sacrificios económicos para crear un nuevo futuro en el que los límites de nuestro planeta sean mejor reconocidos.

El gran reinicio

Schwab se mostró optimista y enfatizó que con la pandemia se puede aprovechar para crear una gran oportunidad y así poner algunos de los grandes temas sobre la mesa para hacer el mundo más sostenible.

El ejecutivo recordó que esa fue la razón para que la cumbre de Davos de 2021 llevara el nombre de El Gran Reinicio.

El Foro Económico Mundial define El Gran Reinicio como un "compromiso para construir de manera conjunta y urgente las bases de un sistema económico y social para un futuro más justo, sostenible y resiliente".

“Si miras lo que sucedió en Davos este año, realmente llegamos a la culminación de pensar en lo que muchas personas llaman medioambiente, social y gobernabilidad”, explicó Schwab. Los criterios medioambientales, sociales y de gobernanza (ESG) son una forma cada vez más popular para que los inversores evalúen las empresas en las que quieran invertir, ayudándoles a evitar las que podrían presentar un mayor riesgo financiero debido al daño al medioambiente u otras prácticas nocivas.

Lea también: ¿Cómo le ha ido a Juan Valdez en medio de la pandemia?

Schwab aseguró que, en cierto modo, la crisis del coronavirus aceleró el reconocimiento de estos criterios entre los líderes empresariales y políticos. "Tenemos un proyecto muy concreto sobre las métricas de ESG, que ha sido impulsado por 100 de nuestros principales ejecutivos (miembros del FEM)", aseguró.

"Estas son grandes compañías multinacionales, y junto con ellas estamos desarrollando un conjunto de estándares que luego promoveremos y haremos que estas compañías adopten como parte de sus informes", enfatizó.

El propósito de formar tales estándares es cambiar integralmente la forma en que se manejan los negocios, haciéndolos más ecológicos, dijo.

La agenda de El Gran Reinicio en Davos 2021 se centrará en los problemas no abordados que dejan al mundo menos sostenible, menos igualitario y más frágil. La pandemia ha demostrado cuán rápido las personas pueden hacer cambios radicales en sus estilos de vida. De repente, la crisis obligó a las empresas y a las personas a abandonar las prácticas que durante mucho tiempo se consideraron incuestionables, como los frecuentes viajes aéreos y hasta trabajar en una oficina. Y esto es lo que hizo que los organizadores de Davos pensaran en remodelar el ecosistema. Según ellos, la 51ª reunión anual desempeñará un papel vital para lograr un mejor resultado, renovando todos los aspectos de nuestras sociedades y economías, desde la educación hasta los contratos sociales y las condiciones de trabajo, con la esperanza de un mundo mejor y más justo.

Comparte en redes: