Posconflicto, una oportunidad para la agroindustria

La Oficina de Desarrollo Rural y Económico de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid) invertirá US$71 millones en el campo colombiano.

Archivo.

La empresarización del campo, la financiación de pequeños proyectos productivos agropecuarios y los incentivos para garantizar que las nuevas generaciones de campesinos no migren a la ciudad y trabajen la tierra son algunos de los desafíos inpostergables que debe afrontar Colombia en el posconflicto. Así lo concluyeron los participantes del primer foro para la promoción del comercio y la inversión en el campo, organizado por la Cámara de Comercio Colombo Americana.

Para Jorge Bedoya, presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), una de las claves más importantes para el desarrollo agroindustrial del país es cambiar la mentalidad de los productores. “Hay que dejar de enfocarse en la oferta y empezar a trabajar la demanda. Los campesinos se quedan esperando con el producto en la puerta de la finca y no tienen un acercamiento al consumidor final, eso debe cambiar. No importa el tamaño, cada proyecto agrícola debe tener una visión de empresa, buscar el acceso a las economías de escala y tratar de generar cadenas de valor que hagan más rentable el negocio”, añadió.

Por su parte, Alejandro Huertas, delegado de la Oficina de Desarrollo Rural y Económico de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid), aseguró que la entidad va a desarrollar un programa de alianzas comerciales para incrementar la producción y la productividad de pequeños proyectos agrícolas. “El proyecto tendrá una inversión de US$71 millones y estará enfocado en cinco cadenas de valor: cacao, cafés especiales, frutas y hortalizas, leche y caucho. Queremos resolver los cuellos de botella de la pequeña infraestructura y ayudar a los campesinos y a las empresas a sacar sus productos de estos territorios”. La iniciativa se llevará a cabo en el sur de Córdoba, el sur de Bolívar, Antioquia, Cauca, Tumaco, Meta y Caquetá.

Finalmente, María Paula Arenas, directora de Relaciones Comerciales del Viceministerio de Comercio Exterior, sostuvo que desde 2012 hasta la fecha, el número de empresas colombianas que exportan a Estados Unidos aumentó 17,5 %, pasando de 3.030 en el 2012 a 3.565 en 2016.